Inicio » Nacionales

Homenaje en su día

Presidente Chávez: Madres de Venezuela son el sol de cada día

9 mayo 2010

“Al salir estas Líneas, el domingo 9 de mayo, estaremos celebrando el Día de la Madre. Quienes llevamos en el alma el signo del agradecimiento nos celebramos y nos cantamos en el goce festivo de ser criaturas de un vientre fecundo”, aseguró el mandatario

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, homenajeó este domingo a todas las madres de Venezuela en su día, al dedicarles varios versos en sus acostumbradas Líneas de Chávez.

Al respecto el Mandatario Nacional dijo: “Al salir estas Líneas, el domingo 9 de mayo, estaremos celebrando el Día de la Madre. Quienes llevamos en el alma el signo del agradecimiento nos celebramos y nos cantamos en el goce festivo de ser criaturas de un vientre fecundo”.

“La palabra madre resuena en todo lo que nace: en todo lo que se lanza a la vida para librar la batalla cotidiana por la felicidad colectiva”, expresó el Jefe de Estado.

Seguidamente, el presidente Chávez recordó a dos poetas latinoamericanos para dedicar a las madres venezolanas en su día.

“Recuerdo un par de grandes voces para iluminar aún más este gran día. Una, la del poeta argentino Roberto Juarroz, que nos dice que esto de ser el que somos —o la que somos— es un largo recorrido para llegar, a la postre, a ser verdaderamente hijo o hija:

He demorado mucho,
he demorado todas las mujeres
y también todos los hombres,
he demorado el tiempo interminablemente largo
de la vida interminablemente breve,
para llegar a ser varias veces tu hijo.

Y otra, la de nuestro William Osuna, que en un relámpago expresa la sorpresa sagrada del origen y se la comunica a su madre para dar testimonio de fidelidad:

Compruébalo, es verdad
tu hijo está poseído
es fiel al canto
de tu vientre.

Sirvan estos versos como el mejor de los presentes para todas las madres de Venezuela, que son sol de este día y de cada día”.

Posteriormente, el Presidente brindó un especial saludo a su progenitora.

“Sirvan estos versos también para cantarle a mi madre, mi querida Elena, la hija de Rafael y Benita, la nieta de Pedro Pérez Delgado y Claudina Infante… Tiene razón el poeta: “He demorado todos los hombres y todas las mujeres”.

A mi mamá-abuela, la Rosa Inés, vaya mi canto y mi compromiso:

Y entonces también,
la sonrisa alegre
de tu rostro ausente
llenará de luz
este llano caliente
y un gran cabalgar
saldrá de repente
y vendrá Zamora con toda su gente
y también Maisanta
con sus mil valientes”.

Fuente/ABN
Foto/Archivo