Inicio » Avances, Nacionales

La empresa realiza estudios para sincerar las tarifas

Presidente del Metro de Caracas: Tiempo de espera en los andenes se redujo a 1,5 minutos

21 mayo 2011

El sistema fue diseñado para atender 700 mil pasajeras y pasajeros diarios, y ahora traslada 2 millones, explicó Haiman El Troudi, quien recalcó que en la Línea 1 no caben más trenes.

Presidente del Metro de Caracas, Haiman El Troudi

“Estamos renacionalizando el Metro de Caracas”, aseguró el presidente del subterráneo caraqueño, Haiman El Troudi, al referirse a los esfuerzos que ha hecho el Gobierno Nacional para impulsar proyectos nuevos y emprender labores de mantenimiento, aprovechando la experiencia de su recurso humano.

En una entrevista concedida al Correo del Orinoco, apuntó que hace siete meses se estableció un taller de reparación de peldaños de las escaleras mecánicas, que ha permitido un ahorro importante de divisas para el país, porque anteriormente se compraban en el exterior las estructuras metálicas si presentaban alguna falla. También hay un centro de producción de empacaduras y mangueras, y se arreglan los desperfectos en los torniquetes.

El Troudi refirió que hasta octubre de 2010, las empresas transnacionales reparaban los vagones. Ahora, es el personal del Metro el que hace los arreglos. “No hay una sola empresa privada en los talleres de Propatria y Las Adjuntas, eso se llama independencia y soberanía”, acotó.

En este esfuerzo por sacar a flote el servicio, que tocó fondo en octubre del año pasado, participan 400 trabajadores tercerizados que laboraban en compañías dedicadas al mantenimiento. Este personal fue absorbido por el Metro de Caracas.

En cuanto a los motores de tracción, puntualizó que anteriormente las trasnacionales se encargaban de los arreglos “porque supuestamente en el país no había capacidad”. Gracias al ingenio de los trabajadores y en alianza con una empresa venezolana, se han logrado repotenciar los 1.176 motores, dejando en los almacenes una reserva de 188 totalmente repotenciados para atender las contingencias. El panorama ha cambiado de manera drástica porque en octubre estaban inoperativos 465. Adicionalmente, los motores con más tiempo de rodamiento son sustituidos por máquinas repotenciadas, para prevenir desperfectos.

“El Metro de Caracas tiene listo un proyecto para instalar un taller de reparación de motores, con la capacidad técnica de los trabajadores”, dijo.

En la lista de correctivos, el presidente del Metro de Caracas mencionó la reparación de los aires acondicionados en los vagones del tramo Propatria-Palo Verde. En octubre pasado sólo 55% de los equipos instalados en los 28 trenes que estaban habilitados, funcionaban a cabalidad. En abril de este año, 99,1% de los aires acondicionados de los 42 trenes enfriaban sin problemas.

En cuanto a los torniquetes, sólo operaban 232 y ahora hay 330 disponibles, de un total de 336 máquinas. Para la próxima semana El Troudi prometió que todos los dispositivos funcionarán a cabalidad.

Con relación a las escaleras mecánicas, en las próximas semanas llegarán al país, procedentes de China, 10 estructuras para reemplazar las inservibles; se arreglarán seis.

Las escaleras que serán sustituidas están situadas en las estaciones Capitolio (salida que conduce a la esquina de Bolsa a Mercaderes); dos en Plaza Venezuela (La Previsora y mezzanina); dos en Chacaíto (la salida hacia el C.C. Chacaíto); Pérez Bonalde (hacia el Saime); dos en Plaza Sucre (bulevar Primera Avenida y avenida principal de Los Magallanes); dos en Sabana Grande (escaleras que conducen hacia el bulevar Sabana Grande y mezzanina).

ERRAR ES DE HUMANOS

El funcionario mostró cifras para demostrar los esfuerzos para mejorar el servicio, a partir de octubre cuando asumió la presidencia. Hace siete meses estaban operativos 28 trenes. El mes pasado fueron incorporados 24 trenes, lo que ha permitido reducir el tiempo de espera en los andenes de 6 minutos a 1,5 minutos.

Reconoció que el Gobierno Nacional cometió errores al descuidar el mantenimiento de la Línea 1 y no concentrarse en desarrollar nuevos proyectos como la construcción las líneas 4 y 5, prolongación de la línea 3 y puesta en servicio del metrocable de San Agustín. Además, comenzaron las obras del Metro Guarenas-Guatire, el metrocable Mariche y el Cabletren Bolivariano.

Comentó que en 2010 la Línea 1 era obsoleta y entró en crisis, pero afortunadamente el presidente de la República, Hugo Chávez, tomó los correctivos y se rectificó la política, emprendiéndose labores de mantenimiento.

El Troudi lamentó que se hacía un mantenimiento correctivo, sacando partes de los vagones para utilizarlos en los 28 trenes que prestaban servicio. Gracias a un proceso intensivo de recuperación, se acondicionó toda la flota. “Hasta 20 trenes eran intervenidos al día y no había mantenimiento preventivo. Hoy, menos de cinco trenes se intervienen”, afirmó.

Manifestó que continúan las quejas de las usuarias y los usuarios, pero en menor proporción. El estándar de calidad ideal es de 97,1%, y durante los últimos tres meses se ha mantenido en 96%, llegando en algunos días a 99%. “El Metro venía estructuralmente degradando su servicio, eso no lo estamos ocultando, pero lo hemos estabilizado”, dijo.

Con relación a las máquinas expendedoras de tarjetas inteligentes, informó que entrarán en funcionamiento en diciembre. Se tenía previsto que en el primer trimestre de 2009 fueran usadas por los pasajeros, pero se presentaron fallas a nivel mecánico y de software, problemas que están siendo solventados por la contratista.

NO SE PUEDEN METER MÁS TRENES”

En sus declaraciones, recalcó que en el sistema subterráneo “no se pueden meter más trenes”, ya que fue diseñado para que funcione con 42 estructuras que es la capacidad máxima.

Con la incorporación de los trenes, procedentes de España, se podrá maniobrar con 44 trenes. Pero este proceso llevará un tiempo porque las nuevas unidades deben ser sometidas a intensas pruebas que duran entre tres y cuatro meses.

Paralelamente, se avanza en el cambio de la tecnología, para pasar de un sistema analógico de control de trenes, a uno automatizado. Calificó este proceso como un desafío y apuntó que se está tomando el tiempo necesario que no se presenten contratiempos.

Mientras se hacen estos ajustes, el Metro de Caracas ha hecho ajustes en el servicio. En las horas pico, entre las 6:45 am y las 8:00 am y entre 4:50 y 7:00 pm, se paran dos trenes, con capacidad cada uno para trasladar a 2.500 personas, en la zona de maniobra, ubicada entre las estaciones Colegio de Ingenieros y Plaza Venezuela. Cuando uno de los andenes de esta última colapsa por el número de usuarios, se habilita uno de los trenes.

Diariamente, por la línea 1 del metro viajan 2 millones de usuarios. El sistema fue diseñado para atender 700 mil pasajeros. A pesar de la alta demanda, el servicio mejora cada día, dijo El Troudi.

“En todos los metros del mundo la demanda sobrepasa la oferta”. Citó el ejemplo de Ciudad de México, donde las autoridades se han visto obligadas a transportar por separado a hombres y mujeres para evitar contratiempos. “En Santiago de Chile se creó una legislación especial para penalizar, con cárcel inclusive, a los hombres que se propasen con las mujeres. En Japón (Tokio) la guardia patromonial utiliza un bastón para empujar a la gente para que pasen y se cierren las puertas”, relató.

REVISIÓN DE TARIFAS Y EDUCACIÓN

Durante muchos años, las tarifas del subterráneo se han mantenido inalterables, como parte de una política inclusiva del Gobierno Nacional para favorecer a los sectores más deprimidos económicamente y vulnerables. Sin embargo, la gerencia del Metro de Caracas ha adelantado estudios para sincerar el pasaje en el corto plazo que estará “muy por debajo del transporte, sin golpear el bolsillo de los usuarios. El Troudi recalcó que el transporte subterráneo está favorecido por subsidios.

Indicó que la gerencia del subterráneo comenzó una campaña educativa, no sólo para rescatar lo que se conoce como “cultura metro” para que los pasajeros respeten las normas, sino con la intención de fomentar la convivencia ciudadana que permita el establecimiento de nuevas relaciones sociales, con el incentivo de valores como la solidaridad, la alegría, el diálogo. La finalidad es que “salgamos del encapsulamiento individual al que nos ha sometido el capitalismo, dejar las tensiones que traemos y bajar al subterráneo, la gente se sienta alegre; que haya comunicación”.

Haiman El Troudi explicó que se pretende “potenciar el comportamiento del hombre nuevo y de la mujer nueva; se busca impedir que la cultura urbana, la cultura de la intolerancia, de la violencia, del sálvese quien pueda, del individualismo, penetre la cultura del metro. Así construimos la sociedad socialista que no tiene un sesgo ideológico porque es un planteamiento de vida. Con la ayuda de los altoparlantes y con la extensión de una prueba piloto que se desarrolló en una escuela al resto de las instituciones educativas, se afianzará la campaña de concientización, apuntó.

ESTE GOBIERNO TIENE MUCHO QUE EXHIBIR”

El presidente del Metro de Caracas hizo referencia a las críticas procedentes de sectores de la oposición, que señalan los retrasos en algunas obras como la construcción del Metro de Guarenas-Guatire y de Los Teques.“Entre 2008 y 2009 hubo recortes de recursos por la recesión económica mundial del capitalismo, eso hay que reconocerlo. En la Línea 5 tuvimos problemas con las expropiaciones y se han presentado dificultades en Guarenas-Guatire por los terrenos inestables. Sin embargo, el balance en estos últimos 12 años es demasiado positivo con la construcción de las líneas 4 y 5, prolongación de la línea 3 y puesta en servicio del metrocable de San Agustín. Además, comenzaron las obras del Metro Guarenas-Guatire, el metrocable Mariche y el Cabletren Bolivariano. Estos logros contrastan con las obras ejecutadas durante la Cuarta República, dijo El Troudi. “Este Gobierno tiene mucho que exhibir”, sentenció.

T/Janet Queffelec Padrón
F/José Luis Díaz