Inicio » Avances, Nacionales, Comunicación y Cultura

El creador argentino insistió en que el proyecto fortalecerá el desarrollo cultural del país

Ravara: se hace justicia al darle el nombre de Rengifo al nuevo programa de teatro juvenil

15 septiembre 2013

El director señaló que se hace imperioso difundir la obra de este maestro a escala nacional e internacional, pues es un dramaturgo y artista plástico que traspasó las fronteras venezolanas y se convirtió en un hombre universal

Alberto Ravara opina que desarrollar el teatro en diferentes lugares de nuestra geografía puede contribuir a la reflexión

Para el creador argentino Alberto Ravara, director del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de las Artes en Venezuela (Iiave), al darle el nombre de César Rengifo al movimiento infantil y juvenil de teatro representa un acierto para la cultura venezolana.

El director, quien desde hace varios años está radicado en la patria de Bolívar, afirmó que a 30 años de la siembra del maestro Rengifo se hace imperioso difundir su obra a escala nacional e internacional, pues este dramaturgo y artista plástico venezolano, latinoamericano y universal, “es paradigma para el arte, la vida y la lucha de los pueblos y las nuevas generaciones”.

Con un entusiasmo desbordante por el desarrollo de este programa, Ravara sostuvo, en declaraciones al Correo del Orinoco, que el teatro “es una escuela de hombres y mujeres” que funciona como herramienta de resistencia, que “enmienda las costumbres riendo”.

El teatrero señaló que el movimiento teatral nació “para desafiar el estilo de vida burgués y denunciar al burócrata de turno”, es por esta razón que necesita de maestros como César Rengifo, quien, a su juicio, fue uno de los mejores de su tiempo. “Es necesaria la memoria y es menester que esta hermosa idea lleve su nombre y se haga viva en cada montaje suyo”, enfatizó.

- ¿Qué opinión le merece el lanzamiento del movimiento infantil y juvenil de teatro César Rengifo y la iniciativa del presidente Maduro de multiplicar el arte mediante este programa?

- Vemos el lanzamiento de la idea del gran movimiento infantil y juvenil de teatro César Rengifo con inmenso y conmovedor beneplácito. Que el presidente Nicolás Maduro declare a la prensa: “La Revolución cultural debe ser concreta, por eso este movimiento tendrá epicentro en escuelas y liceos”. Es una evidencia de comprensión de las necesidades urgentes para hacer una verdadera Revolución cultural y en educación. El teatro, todos lo sabemos es, entre otras apreciaciones, una poderosísima herramienta que contribuye al desarrollo de la sensibilidad, al pensamiento crítico y por ende a la transformación social. El teatro es una escuela de saberes milenarios para mujeres y hombres. No se puede hacer buen teatro y vida sin pensar, sin sentir, sin establecer criterio, sin asociarse constructiva y solidariamente, sin mirar el entorno y al prójimo, y saber mirar es amar y de amar se trata la vida.

El creador ve con beneplácito el lanzamiento del movimiento infantil y juvenil de teatro

“Esta idea de desarrollar el teatro en distintas instancias de la geografía social puede contribuir a la reflexión, a la organización en el trabajo, al debate de ideas, a practicar la congestión y la auto-sustentabilidad, a la movilización con alegría, belleza y saberes de grandes contingentes de personas, a la paz y una vida menos cosificada y alienante”, expresó Ravara.

Al mismo tiempo, el creador apuntó que el teatro y los creadores son amablemente rebeldes y junto al pueblo del que forman parte, pueden avanzar, aprender, trabajar por ideas más justas y aportar para la construcción del nuevo paradigma. “¡Bienvenida sea esta idea!”, exclamó.

- ¿Por qué apoya que las escuelas y los liceos bolivarianos deben ser el epicentro del movimiento?

- Porque en estás instituciones está gran parte de lo más preciado de la vida: nuestros hijos y nietos. “Es honra de los hombres proteger lo que crece (…)”, dice el poeta Armando Tejada Gómez. En el sistema de educación hay una infraestructura relativamente apropiada y mejorable. Hay comunidad. Pensamos que si el proyecto se desarrolla de manera sistemática y ponderada, puede ser un gran aporte para revolucionar la educación en lo táctico y lo cultural en lo estratégico. Que Dios ilumine la razón y la sensibilidad de los que operen tan promisoria idea.

- ¿En cuáles otros espacios considera que puede aplicarse el programa?

- Pensamos que los colectivos teatrales que trabajan en espacio determinados tienen la posibilidad de implementar el programa, en distintas instituciones del Estado creemos que sería conveniente para los servidores públicos. Se podría estudiar la posibilidad en establecimientos productivos privados , en las universidades, etc.

ENTRE PROPUESTAS

- A su juicio, ¿cómo debería ser el plan de formación del programa?

- Estimamos conveniente tener algunas premisas para conceptuar. Creemos que es preferible estudiar y reflexionar unas semanas o meses, antes que perder años en la rectificación del error. En nuestro colectivo teatral (Iiave), siempre hemos apostado a los procesos, no a los eventos. El perfil de las personas que trabajen en planificación, programación, formación, creación, administración y coordinación debe ser consecuente con su historia de vida y preparación para honrar tan noble idea de teatro en las comunidades. Respecto a la organización y la formación recuerdo un proyecto que presentamos en 1999 denominado red sistema nacional de teatros parroquiales de Venezuela, que aún duerme el sueño de los justos.

De acuerdo a Ravara, un proyecto de teatro de esta naturaleza debe ser diseñado y organizado entre especialistas de teatro y centros comunitarios, cuyo perfil, práctica e historia, prueben su compromiso con los puntos de vista e intereses de las mayorías nacionales.

El dramaturgo insistió en que estas iniciativas deben llegar a las poblaciones más desasistidas en materia artística, para de esta manera intercambiar saberes, construir canales de identificación y fortalecer la razón de ser como ciudadanas y ciudadanos.

El artista argentino manifestó que “indudablemente”, proyectos como el movimiento de teatro infantil y juvenil “contribuyen a desarrollar de manera colectiva un proceso dialéctico constante de transformación ideológica. Llevando su problemática y estética a un nuevo espacio de discusión y escenificación, para el tratamiento de los grandes temas sociales y para forjar nuevos conceptos y formas independientes para la construcción del Socialismo de este siglo XXI que comienza, desde la base y con acompañamiento del Estado”, dijo.

ESTIMULAR LA RAZÓN

- ¿Cree que el programa es factible para ser aplicado a adultos?

- El arte, al estimular la razón sensible de las personas, pone a cada una de ellas en relación consigo mismo, produciendo una reflexión individual y colectiva que hace consiente sus procesos espirituales, psíquicos y materiales. Esta toma de conciencia como es obvio, es razón pura recalcada y transformada, sienta las bases de un nuevo cuerpo de ideas que contribuye de manera decisiva a los procesos conscientes de la praxis social para el nuevo paradigma.

“El desarrollo de las actividades y profesiones teatrales en el seno de las comunidades permite, de quererlo, que el teatro transforme al espectador pasivo en protagonista y a las comunidades en responsables de su construcción social, mediante de una nueva visión del espacio público, por tal motivo puede ser aplicado a niños y adultos”, agregó.

LA RESPUESTA DEL PÚBLICO

Considera que el desarrollo del programa contribuirá a consolidar el legado de Rengifo

Alberto Ravara explicó que, específicamente, en la disciplina teatral se observan a simple vista dos fenómenos sorprendentes: el primero de ellos es que la respuesta del público en las comunidades es masiva, mientras que en la salas de los centros culturales se ve escasa. Y la segunda, es que la manifestación artística, su producto y la opinión sobre ella, no está en manos de las claques (grupos de personas que se dedican a aplaudir en los teatros), los antojos burocráticos, el poder de los dueños de medios y de sus criterios, sino que la valoración queda en manos de la comunidad.

Reiteró que para esto ocurra las instituciones del Estado no deben caer en las llamadas progresiones aritméticas y geométricas, pues esto deja en mengua al tejido social, que transforma en meros espectadores pasivos a niñas, niños, adultas y adultos.

UN ENCUENTRO INOLVIDABLE

- ¿Considera que el programa consolidará el legado de César Rengifo?

- Indudablemente que el desarrollo del programa contribuirá a consolidar el legado del gran dramaturgo y artista plástico Cesar Rengifo. Conocí personalmente a Rengifo a comienzos del año 1979. Fuimos presentados por entrañables amigos comunes, el periodista paraguayo Joel Cazal y su esposa Blanca. Quedamos sorprendidos de su erudición y admirados de su actitud de artista orgánico comprometido con su tiempo al servicio del arte y las mayorías nacionales. Tal impresión nos produjo su personalidad que leímos rápidamente unas cuarenta piezas teatrales escritas por él. Rengifo era un artista integral, y eso ratifica la necesidad de mostrar todas sus facetas como artista y ser humano militante del cambio social.

-¿ Por qué debe darse a conocer el legado de Rengifo?

- A lo largo de las décadas que hemos vivido en Venezuela dirigimos y montamos muchas de sus obras y en la medida que reflexionamos sobre el discurso del autor, sobre los ejes temáticos que él eligió y sobre el tratamiento profundo que hace de los mismos, las preguntas nos surgen: ¿Cuál es la razón de que este dramaturgo tan importante para el teatro universal y la lengua española no sea conocido en la proporción de su calidad y grandeza? ¿Cuáles son los autores dramáticos de Latinoamérica y España con obra tan prolifera y profunda como la de César? Una respuesta sencilla que nos damos y la ofrecemos para el debate: Es que las élites al servicio de las minorías tratan de hacerlo invisible, con el oscurantismo del discurso hegemónico que establecen.

“Es por esta razón que hoy celebramos este programas y esperamos que tenga un contundente éxito en todo el territorio nacional”, puntualizó.

T/ Patricia Pineda
F/ María Isabel Batista
2 Comentarios
Edgardo L. Fernández Stacco. dijo:

Me alegra conocer de esta actividad y felicito a Alberto por ella. Yo viví en Mérida desde fines del 74 hasta fines del 83 y conocí al gran Javier Villafañe. En cierto modo pienso que sería una continuidad necesaria del gran trabajo que hizo Javier con ´su escuela de títeres y sus aportes a la cultura en general. Felicitaciones nuevamente. Edgardo. (Bahía Blanca).

Ernesto Gallego Fernandez dijo:

Me dá una gran alegría saber de mi amigo y compañero de exilio Alberto,

Conozco de su gran valores humanistas y calidad artística de su trabajo y dedicación,

además de su valor para defender los principios revolucionarios y

déjenme sentir un poquitito de orgullo personal del pago

porque Alberto es oriundo de Junín, y coterraneo mio, ya que yo soy Chacabuquero