Inicio » Avances, Nacionales, Regiones, Vivienda

Lérida Bethelmi, Ramón Márquez, Gregorys Méndez y Jorge Fernando Sanz contaron al Correo del Orinoco sus vivencias

La Revolución cambió la vida de 49 familias con un hogar propio

10 mayo 2015 | Haga un comentario

En la urbanización Loma Linda II, ubicada en el municipio Urdaneta de los Valles del Tuy, 256 personas fueron beneficiadas con un techo propio

La preocupación del comandante Hugo Chávez fue la asignación de casas dignas a las personas que vivían en condiciones deplorables, mucho antes que naciera la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV).

Desde que asumió la Presidencia de la República en 1999 se dio a la tarea de idear programas para atender a quienes no podían adquirir un techo propio, por los altos costos en el mercado inmobiliario privado.

Su mirada se enfocó en varias zonas del país donde las ciudadanas y los ciudadanos residían en zonas de alto riesgo, o en destartalados ranchos. Una de estas zonas fue Nueva Tacagua.

Hace 10 años 39 familias que habitaban los bloques ubicados en las terrazas B y doble K de Nueva Tacagua fueron beneficiadas con una vivienda en la urbanización Loma Linda II, ubicada en el municipio Urdaneta de los Valles del Tuy, en el estado Miranda.

En aquella oportunidad fue el Instituto Nacional de la Vivienda (Inavi) el organismo que hizo los trámites para la reubicación. Otras 10 familias también recibieron un techo hace cinco años en esta urbanización, pero a través de la Gran Misión Vivienda Venezuela. En total, residen en el sector 256 personas, distribuidas en 49 viviendas.

Lérida Bethelmi, Ramón Márquez, Gregorys Méndez y Jorge Fernando Sanz contaron al Correo del Orinoco sus vivencias y como la mudanza cambió para siempre sus vidas.

Lerida Bethelmi

AGRADECIDA CON CHÁVEZ

Lérida Bethelmi vivía en una casa situada en la vereda 3 de la terraza B de Nueva Tacagua, en la parroquia Sucre de Caracas.

Llegó al sector cuando tenía 12 años de edad. Su familia había sido desalojada de un sector de San José de Cotiza porque en la zona ocurrieron deslizamientos: “Allí duramos muchos años, allí crecimos, allí me casé. Me fui a la Policía Metropolitana, yo soy del curso número 16 del año 1989”.

Aunque la casa donde residía no estaba en malas condiciones, el Gobierno decidió desalojar la zona porque se habían presentado movimientos de tierra: “No nos trajeron obligados, nos consultaron y cada quien decidió dónde quería vivir”.

Recordó que hace 10 años Chávez ordenó el desalojo de Nueva Tacagua.

En aquel momento el ministro de Vivienda era Luis Figueroa y se instalaron mesas técnicas.

Un grupo de voceras, entre las cuales se encontraba Bethelmi, recorrieron varios urbanismos en Valles del Tuy, y les gustó la urbanización Loma Linda en Cúa porque no serían reubicadas muchas familias y la zona es céntrica.

En ese momento el proyecto lo llevó adelante el Instituto Nacional de la Vivienda (Inavi).

Posteriormente, se construyeron hace cinco años 10 casas , gracias a la Gran Misión Vivienda Venezuela:

“Ya tenemos 10 años aquí y estamos muy organizados. Cuando nuestro comandante pidió crear los consejos comunales nosotros nos organizamos y hemos obtenido varios beneficios gracias a la revolución”.

Contó que la alcaldesa Adyaniz Noguera otorgó apartamentos en Ciudad Zamora a algunos grupos familiares que residían en una misma vivienda en Loma Linda II: “El consejo comunal somos todos. Toda la comunidad es consejo comunal, desde el bebé hasta el adulto mayor. Queremos que todo el mundo se integre”.

Durante la entrevista Bethelmi no oculta su admiración por Chávez.

“Estoy agradecida primero con Dios porque a este país llegó un gran hombre que fue y sigue siendo nuestro comandante Hugo Rafael Chávez Frías. Gracias a él ahora las mujeres somos visibles. Gracias a Chávez y por culpa de Chávez las mujeres somos visibles. Tenemos voz, tenemos voto”, declaró.

Agregó: “Le damos gracias a nuestro presidente Nicolás Maduro, a Elías Jaua que es el gran protector de Miranda porque nosotros no tenemos un gobernador. Gracias a que Elías Jaua está en la Corporación de Miranda contamos con un Consejo Federal de Gobierno y nos bajaron los recursos para construir nuestra casa comunal”.

Contó que las mujeres de la urbanización que están desempleadas recibirán talleres de capacitación. Y por medio del consejo comunal se activarán espacios socioproductivos: “Así sea una franela, así sea un tomate, lo que sea pero nosotros tenemos que ser productores en nuestras comunidades para lograr los cinco objetivos históricos que plasmó nuestro comandante en el plan de la patria. Tenemos que tomar conciencia porque no podemos dejar que vengan otros y nos digan qué tenemos que hacer”.

Indicó que en Loma Linda II también comenzaron con el registro de Unamujer.

Ramón Márquez

“AQUÍ VIVO CONFORTABLE”

Ramón Márquez es vocero del consejo comunal de la urbanización Loma Linda II de Cúa.

Antes de llegar a la zona residía en uno de los bloques del sector C, terraza doble K de Nueva Tacagua. Llegó al sector cuando tenía 12 años.

Al cabo de un tiempo “el terreno comenzó a ceder” y el desalojo era inminente: “Fue entonces cuando llegó la orden del comandante Chávez que había que sacar a la gente para protegerla”.

Comentó que la respuesta del Gobierno fue rápida: “Tomaron muy en cuenta a las familias de Nueva Tacagua. La acción del Gobierno fue satisfactoria”.

Hace 10 años se mudó a Loma Linda II, junto a su esposa y sus cuatro hijos: “Aquí vivo confortable y cómodo”.

Durante la entrevista que concedió al Correo del Orinoco, Márquez instó a los habitantes de otros urbanismos de la Gran Misión Vivienda Venezuela en los Valles del Tuy, donde han ocurrido hechos violentos, a que se organicen: “Que traten de organizar a esa gente, que los lleven a trabajar porque así es como se saca al país hacia adelante. Hay que cuidar las cosas porque cuestan”.

Márquez indicó que el consejo comunal presentó un proyecto de construcción de tres muros de contención en Fundacomunal y en el Consejo Federal de Gobierno, a través de Corpomiranda.

Comentó que Corpomiranda ha dado respuesta inmediata a los requerimientos de las comunidades.

Gregorys Méndez

UNA NUEVA VIDA

Gregorys Méndez es una joven que a la edad de 9 años se mudó a Loma Linda II.

En los Valles del Tuy culminó la primaria, cursó el bachillerato en el liceo Rafael Urdaneta de Cúa y estudia actualmente mecánica dental en el núcleo de la Unefa de Ocumare del Tuy.

También vivía en Nueva Tacagua y su familia fue beneficiada por el Gobierno con una vivienda. Su vida cambió.

“La urbanización está bien ubicada porque todo nos queda cerca”, expresó entusiasmada.

Jorge Fernando Sanz

“JAMÁS SE HABÍA VISTO ALGO ASÍ”

Jorge Fernando Sanz es beneficiario de la Gran Misión Vivienda Venezuela. Junto a otras 10 familias de Nueva Tacagua, Caracas, se mudó al urbanismo de Loma Linda II.

Relató que la situación en Nueva Tacagua era insostenible porque los edificios presentaban fracturas por los continuos deslizamientos de tierra: “Los bloques estaban agrietados y representaban un peligro”.

Por casi 30 años vivió en Nueva Tacagua, junto a sus hermanos y sobrinos.

Recordó que hace cinco años un grupo de funcionarios de la Gran Misión Vivienda Venezuela visitaron Nueva Tacagua e hicieron un censo.

A partir de ese momento las familias contactaron a Lérida Bethelmi en Loma Linda II de Cúa para agilizar la construcción de las casas que habitarían. Consideró que el proceso fue rápido.

A pesar que buena parte de su vida transcurrió en Caracas, no vacila en afirmar que la mudanza a los Valles del Tuy fue positiva: “Aquí vivo mejor. Me va mucho, mucho mejor. Hay menos inseguridad en el urbanismo y casi todos nos conocemos”, confesó al Correo del Orinoco.

Sanz trabaja actualmente en la construcción de la casa comunal de Loma Linda II. La obra se inició hace cuatro meses: “Este proyecto es lo mejor que ha pasado por aquí. Será una ayuda para todos los vecinos porque se dictarán talleres de corte y costura, y también estarán las misiones Robinson y Ribas”.

Elogió a la Gran Misión Vivienda Venezuela: “Eso jamás se había visto en nuestro país. Antes para conseguir una casa había que pasar por un proceso demasiado engorroso, pero ahora dan facilidades a las personas de bajos recursos. Yo me siento muy bien al ser beneficiado con una vivienda”.

T/ Janet Queffelec Padrón
F/ José Luis Díaz

Haga un comentario.

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.
El Correo del Orinoco no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. No se permitirá la inclusión de números telefónicos, los mismos serán eliminados por su propia seguridad. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Caracteres restantes: 1000