Inicio » Nacionales

Los “quemaditos” siguen siendo un problema

Sacven recalca que contenidos en internet y en Twitter también generan derechos

17 mayo 2015 | Haga un comentario

“La gente confunde la libertad de internet con la libertad de los contenidos y ahí está el problema”, lamenta el director de Sacven

Los llamados “quemaditos” son un problema para Sacven, explica el director de Sacven, José Rafael Fariñas.

“Cada disco que tú quemas, cada canción que tú descargues y no pagues por ella, cada película a la que tu accedas sin tener que pagar y lo haces ilícitamente, pues es una remuneración que tú has dejado de pagarle a alguien y obviamente que eso siempre sigue siendo un problema”, asevera.

Pero a este se han sumado otros, tales como las descargas ilícitas, las emisiones por internet, “la apertura de páginas web para comercializar contenidos sin autorización” y otras modalidades de intercambio digital.

Fariñas insiste en que la población debe entender que el hecho de que los contenidos estén en internet no quiere decir que son gratuitos y que puede hacer con ellos lo que quiera. “La gente confunde la libertad de internet con la libertad de los contenidos y ahí está el problema”, lamenta.

Para hacer un uso responsable de esos materiales, ratifica el directivo, hay que solicitar las autorizaciones a quien corresponda, que puede ser Sacven o un editor, por ejemplo.

TAMBIÉN POR TWITTER

Los contenidos que se cuelgan en Twitter generan una responsabilidad y un derecho de autor, puntualiza Fariñas.

El director de Sacven propone, a quienes tengan cuentas en redes sociales, revisar las condiciones de uso, en las que se hace explícito que los contenidos que cada quien sube presumiblemente le pertenecen, y si no son de su autoría, tienen licencia para replicarlos. En otras palabras, si alguien cuelga un libro, una canción o un video y no posee la autorización para ello se está convirtiendo “en un medio para difundir, para distribuir, para reproducir contenidos que son ilegales”.

Fariñas señala que, todo contenido protegido por derecho de autor, “no debería ser compartido, salvo que sea contenidos que forman parte de un límite del derecho de autor; es decir, “obras del dominio público o que el propio autor ha puesto a disposición”.

Además, insiste, nadie tiene una patente de corso “para decir por allí lo que le da la gana”, y eso “no tiene nada que ver con violación de la libertad de expresión”.

T/ Vanessa Davies
F/Archivo

Haga un comentario.

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.
El Correo del Orinoco no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. No se permitirá la inclusión de números telefónicos, los mismos serán eliminados por su propia seguridad. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Caracteres restantes: 1000