Inicio » Avances, Nacionales, Salud Pública, Memoria

El venezolano que devolvió sus derechos a los enfermos de lepra

Se cumple un año del fallecimiento del Dr. Jacinto Convit

12 mayo 2015 | Haga un comentario

También desarrollo la vacuna contra la leishmaniasis, enfermedad cuyas manifestaciones clínicas van desde úlceras cutáneas que cicatrizan espontáneamente, hasta formas con inflamación severa de hígado y bazo

Este martes se conmemora el primer año de su fallecimiento del doctor e investigador Jacinto Convit, que es recordado especialmente por desarrollar la vacuna contra la lepra, que no solamente ofreció una cura para esta enfermedad, sino que representó una nueva forma de tratamiento que devolvió la dignidad y el respeto a sus derechos fundamentales a aquellas personas que padecían este mal.

Hasta el momento de este descubrimiento de este tratamiento los leprosos eran recluidos en recintos donde eran aislados por ser víctimas de esta enfermedad históricamente incurable, vergonzosa y estigmatizada, desde por lo menos dos mil años antes de Cristo.

“Los enfermos eran aislados a la fuerza, legalmente, pero a la fuerza. Era lo que se llamaba aislamiento compulsorio, donde el paciente e inclusive los familiares sufrían la presión de las autoridades sanitarias”, había señalado el médico en una oportunidad.

Su rechazo a esta situación impulsó a este investigador a concentrar sus esfuerzos y estudios en el desarrollo de una tratamiento que además de devolver la dignidad a los enfermos de lepra, desarrollo una vacuna que se aplicó como un servicio público con lo cual se garantizaba su acceso a toda la población.

Pero encontrar una vacuna contra la lepra solo forma parte de parte uno de los logros alcanzados por este investigador venezolano en su incansable labor científica.

También desarrollo la vacuna contra la leishmaniasis, enfermedad cuyas manifestaciones clínicas van desde úlceras cutáneas que cicatrizan espontáneamente, hasta formas con inflamación severa de hígado y bazo.

“Desarrollamos una vacuna compuesta con el parásito de la leishmaniasis, que es la leishmania. El tratamiento se hacía, entonces, con los antimonales pentavalentes, que son medicamentos muy caros. Preparamos esa vacuna y le economizamos al país dos millones de dólares por año”, había destacado el reconocido científico.

Convit se destacó además por su carácter humanista en el ejercicio de la profesión médica, que jamas ejerció en su ejercicio privado por considerarla contraria a su carácter.

Jacinto Convit nació el 11 de septiembre de 1913 en Caracas. Curso estudios en el Colegio San Pablo y en el liceo AndrésBello, bajo la dirección del profesor Rómulo Gallegos. En 1938 recibió el grado de doctor en Ciencias Médica en la Universidad Central de Venezuela.

A lo largo de su vida, este influyente venezolano ofreció grandes aportes al conocimiento de enfermedades infecciosas. Por ello, en el ámbito mundial fue voz de diversas instituciones y asociaciones médicas, como la Sociedad Venezolana de Dermatología y Venereología, la Sociedad Venezolana de Alergología, la Sociedad Venezolana de Salud Pública y el Instituto de Biomedicina de Caracas.

Texto/AVN
Foto/Archivo

Haga un comentario.

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.
El Correo del Orinoco no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. No se permitirá la inclusión de números telefónicos, los mismos serán eliminados por su propia seguridad. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Caracteres restantes: 1000