Inicio » Avances, Nacionales, Comunicación y Cultura

El histórico inmueble requiere de trabajos de conservación

En Vargas esperan recuperar la Casa Guipuzcoana como un museo regional

24 mayo 2015 | 1 Comentario

Cada semana venezolanas, venezolanos y turistas extranjeros visitan la sede de la antigua compañía colonial para acercarse a la Historia. Mediante una mesa técnica que reúne a varias instituciones y al Poder Popular, se adelantan los proyectos de recuperación de sitios patrimoniales del litoral central

La Casa Guipuzcoana aún deslumbra a sus visitantes en el litoral central. Esta reliquia histórica del estado Vargas ha permanecido en pie por más de 280 años, quedó intacta en el deslave de 1999 y está sembrada en el imaginario de cada venezolana y cada venezolano que haya estudiado la Historia nacional en la escuela. El edificio de paredes blancas, de dos pisos y techos rojos, fue la primera compañía constituida en Venezuela, mediante una Real cédula del 25 de septiembre de 1728, concedida por el rey Felipe V a comerciantes vascos.

El tiempo no le ha restado belleza a la edificación colonial que contrasta ante su vecino inmediato, las modernas instalaciones del Puerto de La Guaira, que funden hierro y concreto. No obstante, los años y las aguas subterráneas se mantienen como amenazas a la conservación del inmueble patrimonial. Adicionalmente, las instituciones regionales esperan que este sitio histórico pueda servir como un museo que resuma lo mejor del pasado en la entidad.

La edificación data de 1736, unos años después de la emisión de la Real cédula, y tiene unas características de construcción muy específicas que dificultan su conservación, aseguró Abilio de Oliveira, que trabaja desde hace 25 años en la casa y es antropólogo de la Oficina para la Conservación del Patrimonio Cultural y Natural del municipio Vargas. Este servidor público describió que el edificio colonial es víctima del deterioro.

“Con el transcurso del tiempo hay mucho material que se ha debilitado y por falta de mantenimiento, hay deterioro”, insistió.

De Oliveira señaló que las partes de madera que constituyen la casa requieren un tratamiento especial, así como la desinfección contra insectos que puedan intervenir. Hay filtraciones por la cubierta de techo y las tejas. Asimismo, hay una problemática de humedad por el suelo que sube por las paredes, debido a la cercanía del edificio al mar.

“Este inmueble fue declarado sede del museo de patrimonio cultural, en 1997. El objetivo es que se instale un museo vinculado al patrimonio porque es la esencia del inmueble. Cuando se creó el estado Vargas, como no había un espacio adecuado para que estuviera el despacho del Gobernador, se cedió una parte de la casa para esto, pero con el transcurso del tiempo se han utilizado otros espacios, lo cual ha imposibilitado la instalación del museo”, explicó.

El antropólogo destacó que el municipio Vargas tiene una “gran riqueza heredada a lo largo de la historia Prehispánica, Colonial, Republicana e inclusive, Contemporánea” y que el museo podría ser una vitrina de todos esos elementos del pasado.

El museo podría tener salas dedicadas a la arqueología, geología, minerología, los medios de comunicación y de transporte. “En la región hay áreas que tienen elementos paleontológicos”, resaltó.

De Oliveira aclaró que el museo solo cuenta con el mobiliario de la casa y que se tendrán que hacer convenios para sumar colecciones a la institución.

Por su parte, Gloria Marcano, coordinadora general de la Dirección de Patrimonio Cultural y Natural del municipio Vargas, sostuvo que hay un deterioro grave en los alerones y en las columnas que sostienen buena parte del edificio histórico. Recordó que en el Gobierno de Eleazar López Contreras las columnas originales de madera fueron sustituidas por unas de piedra, pero deben ser reforzadas.

“Tuvimos el terremoto, el deslave y (las columnas) lo han soportado”, advirtió Marcano.

La servidora pública destacó además que en esos eventos naturales la antigua casa de comercio ha servido de refugio a las personas damnificadas.

“Estamos preparando una programación para el rescate legal, para que sea un museo municipal”, comunicó.

PARA VISITAR

A pesar de ser la sede del despacho protocolar del Gobernador de Vargas, la Casa Guipuzcoana recibe constantemente visitantes de diferentes partes que desean conocer la historia de la emblemática edificación. El antropólogo Abilio de Oliveira informa que el público que se acerca a la antigua compañía conoce de la historia del lugar y del uso que se le dio al inmueble en tiempos de la Colonia.

“El inmueble fue la sede principal de la compañía, que se constituyó en 1728 mediante una Real cédula, hay referencias de personajes célebres que han estado acá, como Alejandro de Humboldt y presidentes, Páez y el mismo Bolívar”, comentó.

Gloria Marcano expresó que a la casa se acerca “gente de todas partes del mundo y de Venezuela”, que es atendida de lunes a viernes. No obstante, si alguna persona o entidad solicita hacer un recorrido los fines de semana el personal está presto a atenderlos.

“Cuando viene el crucero atendemos a turistas extranjeros, todos los martes”, mencionó.

“Tenemos otra fortaleza, que son los castillos: El Vigía y el San Carlos, un verdadero espectáculo, están muy bellos y el clima, en la parte alta, los protege”, añadió Marcano.

TRABAJO CONJUNTO

La servidora pública aseguró que trabajan para recuperar la Guipuzcoana y atender a las y los turistas que se acercan cada semana: “Tenemos que mantener una buena imagen de la casa”.

Marcano enumeró que el inmueble requiere de limpieza y de un proceso de restauración, para el que esperan contar con el apoyo del Instituto de Patrimonio Cultural (IPC), ente que vigila cualquier intervención en bienes patrimoniales.

Carolina Labrador, directora de Administración de la Secretaría del despacho de la Gobernación, reconoció que trabajan en conjunto con el personal de la Oficina para la Conservación del Patrimonio Cultural y Natural del municipio Vargas, con el objetivo de hacer el mantenimiento de la Casa Guipuzcuoana.

“La idea es recuperar la casa, porque esto es patrimonio de Vargas, como se debe hacer”, recalcó.

Labrador dijo que se hacen algunas gestiones y conversaciones para adelantar las recuperación del inmueble. Esta afirmación fue corroborada por Jesús Vizcaíno, el presidente de la Fundación para el Desarrollo Cultural del estado Vargas, quien recordó que la preocupación por la recuperación del histórico inmueble comenzó al menos en 2011, cuando se contactó a personal del IPC para que realizara una inspección en el lugar. Gracias a aquellas gestiones, se presentó en aquel momento un estudio y un presupuesto para la rehabilitación que fue “exageradamente alto”, opinó.

Vizcaíno subrayó que la Gobernación de Vargas tiene el compromiso de “dar aportes importantes” y participar en el proyecto para remozar la casa.

No obstante, insistió en que el IPC es el “custodio natural” del Estado venezolano para vigilar este proceso y ejecutarlo. Cuando esto ocurra “estaremos allí prestando todo el apoyo”.

Vizcaíno sostuvo que el gobernador Jorge Luis García Carneiro “tiene las ganas y la intención de que se le de el uso que corresponde a la histórica casa, que es muy importante para la región, para el país e incluso para el continente, debido a que fue la primera aduana” de la región.

El gerente cultural indicó que la Real Compañía funcionó en la casa desde 1726 hasta 1781, hasta el retiro de sus operaciones en Venezuela. Luego de esta fecha, la sede de la compañía tuvo diversos usos: funcionó como aduana principal durante mucho tiempo, luego fue sede de la alcaldía, del gobierno del antiguo Distrito Federal y luego sede de la Gobernación de Vargas, cuando se creó en el año 1999 este nuevo estado.

“La comunidad de Vargas y la Gobernación necesitan que a la casa se le de el uso que debe tener y se convierta en un museo”, defendió Jesús Vizcaíno.

MANOS A LA OBRA

El presidente de la Fundación para el Desarrollo Cultural del estado Vargas manifestó que en la entidad se trabaja activamente para el rescate de espacios patrimoniales, precisamente, desde una mesa de trabajo dedicada a este tema creada en marzo del año pasado, a propósito de la recuperación de la memoria histórica del “pintor de la luz” Armando Reverón y su casa-taller, El Castillete, a pocos metros de la costa, en Macuto.

Esta mesa técnica de patrimonio trabaja en la recuperación y el mantenimiento de otros sitios de valor como el Cementerio de los Ingleses, la Casa Guipuzcoana y el casco colonial del La Guaira, que quedó muy deteriorado después del deslave de Vargas de 1999. Comentó que las y los habitantes de este pueblo han recuperado sus casas y han realizado intervenciones poco apropiadas con el estilo colonial de las edificaciones. “Sin embargo, son recuperables”, admitió.

Vizcaíno comunicó que esta mesa técnica, formada por representantes de instituciones del Ejecutivo y del Gobierno regional, así como por representantes del Poder Popular, avanza poco a poco en sus metas. Ejemplificó que en el caso de la recuperación de El Castillete de Reverón, el presidente Nicolás Maduro aprobó recientemente los recursos para ejecutar este proyecto y que ya se han realizado las licitaciones para adjudicar la obra.

T/ Várvara Rangel Hill
F/ Héctor Rattia
1 Comentario
Dalminys Santamaria dijo:

Buenas tardes, mi persona representa al grupo crecha, que significa catequesis de perseverancia nosotros pertenecemos a la iglesia catolica, nosotros queremos realizar una visita a la casa guipuzcoana el dia 03/12/2016 y quisieramos saber omo contactarlos para formalizar esta visita ya que es muy importante para nuestros niños y niñas

Saludos Dalminys Santamaria

Haga un comentario.

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.
El Correo del Orinoco no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. No se permitirá la inclusión de números telefónicos, los mismos serán eliminados por su propia seguridad. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Caracteres restantes: 1000