Colectivo La araña feminista|Ni tan masoquistas (Temática)

Cuando escuchamos frases como: “hay mujeres masoquistas”, “eso es asunto de pareja”, “eso pasa cuando los hombres son borrachos”, “las mujeres usan la ley para dañar a los hombres cuando se pelean con ellos”, “eso solo le pasa a las pobres” entendemos que la nuestra es una sociedad significativamente desinformada sobre las causas y formas de enfrentar la violencia contra la mujer.

La paradoja de esta invisibilización es que las violencias contra la mujer son un problema social y cultural masivo. Según la ONU, en Latinoamerica 4 de cada 10 mujeres son víctimas de violencia. Si el Estado comprende la violencia contra la mujer como una grave y continua violación de los derechos humanos, debe darle mayor prioridad al tema: orientar recursos, expandir políticas, programas y proyectos, realizar acciones de difusión para la prevención.

El consenso social debe apuntar al logro de una mirada común en aspectos para que se reconozca la raíz cultural-patriarcal de este problema, se entienda como un hecho/delito público, se comprenda el ciclo psicológico de la violencia, se asuma la realidad sociocultural y económica de las mujeres y los nexos de dependencia que las atan, y se reconozca la violencia institucional y la alta desconfianza de las mujeres en la administración de justicia, ya sea por impunidad, falta de acompañamiento o revictimización.

TRANSFORMACIÓN CULTURAL

Solo es posible avanzar en la comprensión y actuación frente a la violencia contra la mujer si, entre otras acciones, se desarrollan permanentemente campañas mediáticas dirigidas a diversos grupos etáreos; se combaten los contenidos mediáticos que refuerzan estereotipos de género, y se enfrenta el sexismo y denigración de la mujer; se transversalizan contenidos de género en todo el sistema educativo, y se da formación continua a educadoras y educadores); y se implementan programas masivos de organización popular para la prevención, acompañamiento y denuncia.

Aunque aun es alto el nivel de impunidad, ha habido avances tanto en el sistema de administración de justicia como en la atención psicológica y jurídica de las mujeres. Sin embargo, en acciones que apunten a la transformación cultural, hay fuertes debilidades o ausencias, lo cual incide en que los avances retrocedan, pues finalmente quienes brindan servicios en dichas instituciones también reproducen la cultura patriarcal.

Otras deudas del país en el área son: consolidar un sistema de atención a la violencia contra la mujer verdaderamente articulado, darle carácter permanente a la formación y sensibilización del personal que atiende y administra justicia, generar estadísticas especializadas, incorporar preguntas en el Censo Nacional, así como realizar encuestas nacionales especializadas, mejorar sustantivamente el acompañamiento de las mujeres en los procesos de denuncia, lograr que el sistema sea mas comprensivo y no ponga en ellas, con tanta hostilidad y lentitud, todo el esfuerzo probatorio.

LAS ACCIONES DEL ESTADO

Promulgación de la Ley Orgánica por el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia en 2007.

Creación de institucionalidad para la administración de justicia en casos de violencias contra la mujer: 56 tribunales y 69 dependencias fiscales especializadas.

Acompañamiento jurídico a nivel nacional a través de las instancias de la Defensoría Nacional de los Derechos de la Mujer, así como el impulso del Programa Nacional de Defensoras Comunales.

Línea 0-800 Mujeres (0800-6853737 y *112 en movilnet), la cual brinda orientación y contención inicial. Entre 2013 y 2016 se han atendido 30.193 mujeres.

Creación de cuatro Casas de Abrigo de ubicación discrecional para la protección de mujeres e hijos menores de 12 años en situación de alto riesgo.

Servicios de atención psicológica a través del INAMUJER, a escala nacional

Acciones de formación y sensibilización a nivel comunal e institucional a través del INAMUJER.

¿Qué es la violencia contra la mujer?

La Convención Interamericana para Prevenir, Erradicar y Sancionar la Violencia Contra la Mujer, “Belem do Pará”, la define así: “…cualquier acción o conducta, basada en su género, que cause muerte, daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico a la mujer, tanto en el ámbito público como en el privado”.

En Venezuela también se muere por violencia machista

Solo en 2015 se presentaron 253 casos asociados a femicidio, 121 consumados y 132 frustrados. Del total de los delitos que ocurren en el país, 17,8% corresponde a delitos por razones de género. (Ministerio Público).

T/ Gioconda Mota G.
I/ Edgar Vargas