Norma Romero: La resiliencia afro ha sido un tema perenne y hereditario en el mundo

“Resulta fácil para aquellos que nunca han experimentado los punzantes dardos de la segregación decir esperar, pero si se sintieran hostigados durante el día y atormentados por la noche por el hecho de ser negros, si tuvieran que estar continuamente luchando contra el sentimiento nocivo de la inexistencia, entonces entenderían por qué nos resulta difícil esperar”, Martín Luther King, 1963

________________________________________________________

La directora del Consejo Nacional para el Desarrollo de las Comunidades Afrodescendientes de Venezuela (Conadecafro), Norma Romero, visitó el Correo del Orinoco y dio su punto de vista sobre la discriminación racial que se practica en Estados Unidos.

La muerte de George Floyd, de 46 años de edad, por asfixia provocada por un funcionario policial provocó una ola de protestas en más de 141 ciudades en ese país.

-Desde el siglo veinte en los Estados Unidos se han realizado actos racistas ¿Puede ser el asesinato de un afroamericano en la actualidad causa de una guerra civil en esa nación?

-Es posible, pero el asesinato de George Floyd cometido por un agente policial no es espontáneo, en esa nación no ha sido el único caso, eso fue grabado con teléfonos modernos ahí hubo cámaras, es decir, fue notorio, público y comunicacional. Sin embargo, hay muchos otros delitos raciales que han pasado y han sido aberrantes, macabros, contra las comunidades de afroamericanos. Ese hecho tiene un trasfondo con la participación de las grandes trasnacionales mediáticas que forman parte de un gran entramado, las cuales son compradas por el sionismo internacional con un interés solapado. Critican que el Gobierno del Donald Trump no ha reaccionado contra esos hechos, muy extraño cuando está en puerta un proceso de elecciones presidenciales.

-En el año 2017 sectores de la derecha en Venezuela realizaron actos vandálicos, durante los cuales murió Orlando Figuera. ¿Hay similitud con el asesinato de George Floyd en Estados Unidos?

-La guarimba de ese año fue un acto de indignación nacional, en aquel momento no se actuó con contundencia y rapidez contra los responsables de la muerte de Figuera, no se aplicó la debida sentencia. Recuerdo que salió la Ley contra el Odio y la Verdad, creada por la Asamblea Nacional Constituyente.

“Ante ese hecho no hubo respuesta de pena por ese delito, aunque se conoció el autor material, pero no los intelectuales. Fue una componenda, una simbología del sionismo. Las imágenes del joven quemado vivo dieron la vuelta al mundo. Se mostró lo que ese sector radical y racista puede hacer y hasta dónde puede llegar igual que la muerte de Floyd”, aseveró.

Y continuó: “A raíz de esas graves manifestaciones de racismo fue creado el Instituto Nacional contra la Discriminación Racial previendo formación de la población en materia de discriminación racial. Se ha dicho que es un tema de desinformación las acciones de racismo, pero el instituto ha tenido la obligación de formar y cómo aplicar multas contra esas prácticas. Sin embargo, está inactivo, actualmente no hay pronunciamientos y la labor principal es formar a los jóvenes. Por ejemplo, se trabajó el artículo ocho de la Ley Orgánica contra la Discriminación Racial que dicta la prohibición del racismo y discriminación en los lugares públicos y nació la idea de elaborar etiquetas para ser pegadas en las plazas, parques, universidades, que dicen territorio libre de racismo, aún no se ha cristalizado esa acción”.

-¿Qué es el racismo y cómo es usado el término en la actualidad?

-Es una ideología reforzada de forma permanente, es mutante y permea con grado de acción en todos los rincones del mundo. El racismo es perverso, está en contra de los africanos y sus descendientes con mucha violencia, no así contra otros grupos. La mayor expresión de racismo es llegar a la muerte y la hemos visto de forma global.

Acerca de las leyes sobre la materia señaló: “Aquí en Venezuela tenemos una Ley Orgánica contra la Disciminación Racial y desde el año 2.008 se luchó por ella con la entrega de documentos que fueron llevados a la Asamblea Nacional de ese entonces. Fue el diputado Modesto Ruiz junto con un grupo de asesores que ayudaron en la discusión y redacción hasta el 19 de diciembre de 2.011 cuando fue aprobada por el presidente Hugo Chávez. Sin embargo, la ley fue cercenada en su amplitud y hasta ahora necesitamos que se aplique a las personas que realicen actos racistas y se pague con mayor severidad la pena por cometer esos delitos”.

“La Ley Orgánica contra la Discriminación Racial basa su contenido en varios artículos de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, pero es el artículo número veintiuno que dicta: ‘Todas las personas son iguales ante la ley; en consecuencia no se permitirán discriminación fundadas en la raza, el sexo, el credo, la condición social o aquellas que, en general, tengan por objeto o por resultado anular o menoscabar el reconocimiento o goce o ejercicio de condiciones de igualdad, de los derechos y libertades de toda persona”, explicó.

-¿De dónde nace el término afrodescendiente?

-El término lo acuñó Juan Pablo Sojo, barloventeño, escritor, periodista venezolano, en el año 1943. Y no es hasta el 2000 cuando los movimientos sociales llamados negros activos desde los Estados Unidos, Latinoamérica, el Caribe y hasta Argentina, se reunieron en la Preconferencia de las Américas en Chile. Fue hasta ese instante que los negros llegaron a esa reunión demandando ser reconocidos como afrodescendientes y en la Tercera Conferencia Mundial contra el Racismo, que se realizó en la ciudad de Durban, en el sur de África, en 2001, es ahí donde todos los movimientos demandaron la reconexión con el continente africano, afrovenezolanos, afrocolombianos, afroaméricanos como la diáspora reconocida actualmente como afrodescendientes.

“Llamar negro o negra es repetir el calificativo despectivo, colonial usado y creado por el imperialismo para unificar toda una masa de personas y ser discriminados a lo largo de los años, sin ser llamados por su nombre y apellido, es decir, ser llamados negros o negras”, acotó.

-¿Qué proyectos se llevan a cabo para que la sociedad conozca la labor de la comunidad afrovenezolana?

-El mejor ejemplo es la parroquia San Agustín del, Sur en Caracas, una comunidad que se autorreconoce como afrovenezolana, con sus manifestaciones culturales de la celebración de San Juan y la Cruz de Mayo, además tiene en sus planes turísticos el CumbeTour que se basa en paseos guiados por la comunidad mostrando su capacidades gastronómicas y musicales, entre otras.

“A lo largo de los años la resiliencia afro ha sido un tema perenne y hereditario, desde la extracción de la población africana por todos los procesos de vejación que paso, en viaje en barcos en la forma que fueron traídos, alimentados y tratados, nosotros tenemos arraigada la resiliencia natural. Te doy un ejemplo, así como la gente europea supero la peste de las ratas, nosotros hemos sido resistentes a muchas otras cosas”, explicó.

T/ Oscar Morffes
F/ Miguel Romero
Caracas