Nuevo hallazgo confirma que en Teotihuacán existió una de las sociedades con menos desigualdad social de la antigüedad (+FOTOS)

Un reciente hallazgo arqueológico en Teotihuacán (México) aporta más evidencia a partir a los científicos para considerar que los pobladores de la ciudad más grande de América en la antigüedad vivían en condiciones de igualdad social atípicas a nivel mundial.

Fragmentos de murales prehispánicos, decorados con flores y pájaros, fueron desenterrados por un equipo de arqueólogos a casi tres kilómetros del centro de la urbe, lo que podría ser un indicio de la buena calidad de vida que tenían los pobladores de la zona.

«Hemos encontrado ahora que la vida en la periferia era bastante buena«, dijo David Carballo, arqueólogo de la Universidad de Boston, en entrevista con Reuters.

Arqueólogos trabajan en un complejo residencial en el barrio de Tlajinga de la antigua ciudad de TeotihuacánCortesía de David Carballo/Proyecto Arqueológico Tlajna / Reuters

Así, los fragmentos de muro sugieren que en Teotihuacán se tenían prácticas diferentes a las que existían en ciudades de otras civilizaciones de la época, entre el año 100 a.C. hasta el 550 d.C., ya que los pobladores de la periferia tenían una mejor calidad de vida que en lugares como Roma y Egipto, donde una pequeña élite sobrevivía a expensas de masas empobrecidas o esclavizadas.

Restos de murales en Teotihuacan, a las afueras de la Ciudad de México, México, el 7 de noviembre de 2019.Gustavo Graf / Reuters

Para el arqueólogo Rubén Cabrera, el tipo de vivienda masiva que existía en Teotihuacán no tiene precedentes en la antigüedad, lo que es un indicio de que en aquella ciudad existía una menor desigualdad social o, al menos, «no tan marcada como por ejemplo en Roma o en otros lugares donde hay el grupo dominando y el grupo dominante».

Fragmentos murales de Tlajinga, Teotihuacan, México, 4 de agosto de 2019.Cortesía de David Carballo/Proyecto Arqueológico Tlajna / Reuters

Otro investigador, Michael Smith, calculó la riqueza de la ciudad basándose en el tamaño de sus casas. A partir de dicha indagatoria, Smith concluyó que en la urbe existió un sorprendentemente bajo nivel de desigualdad para una sociedad preindustrial.

De ahí que para Carballo, los registros fúnebres muestren que en Teotihuacán los plebeyos vivían en condiciones similares a las élites, contrario a lo que ocurría en Egipto o Grecia.

Complejo de apartamentos de Teotihuacán, a las afueras de la Ciudad de México, México, 7 de noviembre de 2019.Gustavo Graf / Reuters

Tras realizar excavaciones en julio pasado, Carballo y su equipo también encontraron piezas de jade y una máscara de piedra con conchas.

En su periodo de mayor esplendor, Teotihuacán, cuyo nombre en la lengua náhuatl significa ‘lugar donde fueron hechos los dioses’, tuvo una población cercana a los 100.000 habitantes, convirtiéndose en una de las urbes más pobladas del mundo.

F/RT
F/Reuters