A propósito del Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial|ONU aboga por erradicación del racismo en el planeta

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, llamó este viernes a erradicar el racismo en el mundo, un flagelo que persiste en la comunidad internacional.

En un foro de la Asamblea General a propósito del Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial, que se celebra el 21 de marzo, el diplomático instó a los Estados miembros de Naciones Unidas a tener siempre en cuenta a las incontables víctimas del fenómeno.

La fecha establecida en 1966 por la Asamblea tiene este año como centro el 15 aniversario de la Declaración y Programa de Acción de Durban, adoptados en la Conferencia Mundial contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y la Intolerancia Relacionada.

“Con la implementación de los acuerdos de Durban, no solo respondemos a los que más sufren, sino a toda la humanidad”, señaló el Secretario General en el evento.

De acuerdo con Ban, la no discriminación constituye uno de los pilares del sistema universal de los derechos humanos y de los esfuerzos para garantizar la dignidad y la justicia sin exclusiones.

En su intervención, el alto funcionario pidió no olvidar que el flagelo del racismo golpea a todos los países y continúa presente pese a los importantes pasos dados en los últimos años para combatirlo, entre ellos legislaciones y foros.

“Sin embargo, su persistencia sugiere que no hemos hecho lo suficiente”, dijo Ban, quien aseguró estar alarmado por el auge de la intolerancia y los discursos de odio racial en muchas partes.

A su juicio, el oportunismo político dispara la hostilidad hacia las minorías, una situación traducida en posturas contra los refugiados, los migrantes y los musulmanes, las cuales incluyen la violencia.

El Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial fue acordado en homenaje a la masacre de Sharpeville, Sudáfrica, en 1960, cuando el régimen del apartheid asesinó a decenas de personas durante una protesta pacífica.

Texto/ Prensa Latina
F/ Archivo