La UE y Turquía acordaron devolver a todos los indocumentados|ONU pide apego a derechos humanos en respuesta a crisis migratoria

La Secretaría de Naciones Unidas abogó este martes por el respeto a los derechos humanos en las respuestas a la crisis de migrantes que vive Europa, tras un acuerdo consistente en la devolución a Turquía de personas indocumentadas.

En declaraciones a la prensa, el portavoz del Secretario General de la ONU, Stephane Dujarric, aseguró que Ban Ki-moon analiza el pacto anunciado la víspera entre la Unión Europea (UE) y Ankara, y respalda las declaraciones de agencias especializadas sobre el tema.

Tanto el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) como el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) mostraron preocupación por el impacto de las medidas en los derechos humanos de los migrantes, la mayoría de ellos víctimas de conflictos en el Medio Oriente y el Norte de África.

Estamos en línea con su postura, dijo Dujarric. La UE y Turquía acordaron devolver a ese país a todos los indocumentados llegados a Europa a través de territorio turco, incluidos a los sirios que huyen de la guerra.

De acuerdo con la Acnur, el trato para frenar el flujo migratorio podría violar la Convención Europea de Derechos Humanos, la cual prohíbe la expulsión colectiva de extranjeros.

Por su parte, Unicef pidió a la UE guiar sus decisiones ante la crisis en el principio humanitario fundamental de “no hacer daño”.

“Pedimos a las autoridades en Europa, los Balcanes y Turquía tener esto en cuenta en cada paso, sobre todo cuando se trate de niños refugiados y migrantes”, precisó.

Texto/ Prensa Latina
F/ Archivo