Inicio » Avances, Opinión Libre, Opiniones

Xin chao, por Ángel Miguel Bastidas

… el lobo del hombre (Opinión)

29 marzo 2016 | Haga un comentario

En un reportaje de Telesur (2006) sobre el secuestro en Caracas de Michael Smolen (1964), el hoy desaparecido “Comandante Gregorio” (Luis Correa) en su análisis sobre la lucha armada revolucionaria de los años 60 del siglo pasado se refirió a la numerosas delaciones de militantes revolucionarios que mermaron la actividad guerrillera urbana. Como escudriñando en esa extraña conducta humana Correa musitó: …el hombre es el lobo del hombre.

Esa frase, popularizada por Thomas Hobbes, cuya autoría algunos atribuyen al poeta romano Plauto, profundiza en la ambición desenfrenada del ser humano que conduce a cometer desmanes en función de sus intereses personales.

Precisamente, en un encuentro del presidente de Vietnam, para entonces (2010), Nguyen Minh Triet, con un grupo de exguerrilleros venezolanos, entre los cuales se encontraba Luis Correa, el jefe de Estado expresó que gobernar es tan complicado como luchar por la toma del poder.

La corrupción, de la cual no se han salvado los países socialistas de ayer y hoy, es uno de eso “lobos”, del cual hablaron Plauto, Hobbes y Correa. Si no, cómo explicar que un país que dejó en el campo de batalla tantos héroes y heroínas tiene que enfrentar ahora a ese “lobo” con una férrea ley que acaba de cumplir 10 años.

De acuerdo con el Informe del Tribunal Supremo Popular de Vietnam, desde el 1° de octubre del años 2005 hasta el 30 de septiembre de 2015, han sido investigados más de cuatro mil casos, con la implicación de 11.081 personas.

En Vietnam como en Venezuela se enfrenta la corrupción con justicia y decisión, y los culpables van a la cárcel, mientras en otros países como España, el gobierno de Mariano Rajoy trata desesperadamente de esconder la basura bajo la alfombra.

T/ Ángel Miguel Bastidas
caracas.xinchao@hotmail.com
Hanoi/Vietnam

Haga un comentario.

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.
El Correo del Orinoco no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. No se permitirá la inclusión de números telefónicos, los mismos serán eliminados por su propia seguridad. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Caracteres restantes: 1000