Inicio » Avances, Otros Deportes

En la escuela Hermanos Arnal hay pugilistas desde ocho hasta los 73 años

A cualquier edad puede practicarse boxeo

1 marzo 2016 | Haga un comentario

Más de 30 personas aprenden la disciplina en el gimnasio del estadio Brígido Iriarte

Para aprender algún deporte no existen limitantes, salvo las que cada quien se coloque, es por eso que en la escuela Hermanos Arnal, ubicada en gimnasio del Brígido Iriarte, de Caracas.

Todos los días desde las 7:00 am y hasta las 10:00 am, comienzan a formarse quienes llegarán a representar al país; pero también quienes llegar para aprender este deporte por salud o pasatiempo.

Para Rafael Salgado, entrenador, el único requisito es tener deseos de aprender y la mentalidad para entender que es un deporte como los demás y no un “toma y dame golpes”, como el mismo lo asegura.

BRINDANDO HERRAMIENTAS

“Aquí vienen atletas de todas las edades. Ellos quieren aprender sobre este deporte y nosotros lo que hacemos es darles las herramientas necesarias para que puedan formarse. De aquí han salido muchachos que forman parte de la selección nacional y otros nos han demostrado que este deporte es para todos”, señaló Salgado.

Son más de 30 personas las que ha diario asisten en el intervalo de tiempo en el que se encuentra en funcionamiento la escuela. Las edades van desde los ocho años que es la que se considera perfecta para aprender, así como hasta los 73 años.

“Aquí no hay limitaciones. Hay un señor de 73 años que viene y se entrega a sus entrenamientos como todos. Por eso lo que le pedimos a quienes vienen es que tengan disposición y sigan siempre adelante con sus entrenamientos”, afirmó Salgado.

Son más de 20 años los que tiene formando pugilistas Salgado, y como él mismo dice siempre se lleva gratas sorpresas.

UNA FAMILIA

Entre quienes se encuentran en proceso de formación está Yackshamaro Waguare, quien llegó a Venezuela procedente del Amazonas brasileño y para quien la escuela Hermanos Arnal se ha convertido en una familia.

“Solo tengo tres meses aprendiendo sobre boxeo, pero esto va más allá. Aquí he conseguido una familia. Los muchachos todos nos ayudamos y el entrenador nos trata muy bien y nos enseña. Yo me siento muy bien aquí”, refirió Waguare, quien aseguró que pertenece a la tribu indígena brasileña Camayura.

Para el atleta de 27 años, formar parte de una selección nacional no es su mayor deseo, puesto que reconoce que será difícil pertenecer a la selección de su país, pero destacó que lo hace para mantenerse en condiciones físicas.

Al igual que Waguare, Erika Molina, de 26 años, sostuvo que cuando decidió practicar boxeo lo hizo por salud, puesto que pesaba 92 kilos.

“Quería hacer un deporte que me mantuviera en constante movimiento y lo logré. Ya bajé de peso y ahora voy por más. Aquí se aprende mucho y ahora hasta estoy pensando en la posibilidad de hacer alguna pelea profesional”, acotó, con una sonrisa, Molina.

APRENDIZAJE

Guantear, así como los aspectos técnicos y tácticos forman parte del entrenamiento. También se le muestra como realizar el ejercicio físico.

Aarón Barcenas comenzó ayer a asistir a la escuela de boxeo y en su primera jornada la motivación le incita a seguir adelante.

“Es mi primer día, pero todo lo que hice me gustó. Aún no he hablado mucho con las otras personas que están aquí, pero estoy seguro que nos llevaremos bien”, admitió Barcenas.

Los requisitos para quienes deseen inscribirse es presentarse en el gimnasio con su cédula de identidad y evaluación médica; para quienes son menores de edad deben agregar un permiso de sus padres.

“Aquí nos formamos como boxeadores, pero también como personas, Todo pueden venir”, dijo Eduardo Quintero.

En la escuela de boxeo Hermanos Arnal todos son bienvenidos. Solo es necesario querer aprender.

T/Juan Pablo Azuaje
F/Jonathan Manzano

Haga un comentario.

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.
El Correo del Orinoco no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. No se permitirá la inclusión de números telefónicos, los mismos serán eliminados por su propia seguridad. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Caracteres restantes: 1000