Países de la región rechazan amenaza de intervención militar de EEUU contra Venezuela

Tras la amenaza de intervención militar emitida este viernes por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, contra la República Bolivariana de Venezuela, varios países de la región han expresado su retundo rechazo a tales acciones.

La primera nación en pronunciarse fue Chile, a través de su canciller Heraldo Muñóz, quien indicó que el gobierno de Michelle Bachelet “rechaza amenaza de una intervención militar en Venezuela”.

Asimismo, el presidente boliviano Evo Morales condenó el “afán intervencionista armado de EEUU contra Venezuela, país que busca la paz en diálogo en Constituyente y elecciones regionales”.

Morales aseguró que con este intento de intimidación, Trump revela realmente sus intenciones hacia la Patria de Bolívar y confiesa al mundo que “quienes estaban contra Maduro solo buscaban la intervención militar del imperio”, por ello guardan “un ruidoso silencio cómplice”.

Por su parte, el gobierno colombiano emitió este sábado un comunicado en repudio a las medidas militares y el uso de la fuerza en el sistema internacional contra el pueblo venezolano, afirmando que “todas las medidas deben darse sobre el respeto de la soberanía de Venezuela a través de soluciones pacíficas”.

El canciller peruano, Ricardo Luna, en un entrevista con la agencia Reuters, calificó como “un acto de locura” la amenaza del gobierno estadounidense contra el pueblo venezolano y señaló que “todas las amenazas extranjeras o domésticas de recurrir a la fuerza socavan (…) los principios consagrados en la carta de las Naciones Unidas”, por lo que “Perú y algunos países de la región con mentalidad similar, condenan la amenaza o el uso de la fuerza no aprobado”.

Al respecto, los países que integran el Mercado Común del Sur (Mercosur) consideraron que “los únicos instrumentos aceptables para promoción de la democracia son el diálogo y la diplomacia”, repudiando así la violencia y cualquier tipo de opción que implique el uso de la fuerza.

México mediante la Secretaria de Relaciones Exteriores expresó su rechazo “al uso o amenaza de uso de la fuerza en las relaciones internacionales, y afirma que la crisis en Venezuela no puede resolverse mediante acciones militares, internas o externas”

También algunas organizaciones sociales mexicanas, citadas por la Agencia Venezolana de Noticias (AVN), han refutado la posible invasión militar de EEUU a Venezuela, ya que a su parecer “la actitud del gobierno estadounidense no es más que otro intento de hacerse de territorios e implantar un gobierno de despojo, miseria y desigualdad” como lo ha hecho con Libia e Irak recientemente.

Texto/Johelcy Puentes con información de agencias
F/Archivo-Referencial