Se atendieron comunidades de los municipios Plaza, Zamora y Buroz|PDVAL cumplió ciclo de atención a cuatro CLAP de Miranda

La Misión Alimentación a través de la Productora y Distribuidora Venezolana de Alimentos (Pdval), se desplegó por los municipios Plaza, Zamora y Buroz del estado bolivariano de Miranda, para expender 25,44 toneladas de alimentos a pecio justo a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) de cuatro comunidades de la entidad.

Con el trabajo articulado de la estatal alimentaria junto al Poder Popular organizado, los productos básicos provenientes de la Gran Misión Abastecimiento Soberano (Gmas) llegaron a la mesa de 2 mil 135 familias.

En Buroz, se favoreció el sector Colina de Maurica con 4,8 toneladas de rubros de la canasta alimentaria para 400 familias, y al urbanismo Alí Primera con el expendió de 9,9 toneladas de alimentos para 825 núcleos parentales.

Mientras que en Zamora, la comunidad El Calao recibió el tercer ciclo de atención con 7,5 toneladas de suplementos alimenticios que beneficiaron a 630 familias.

Seguidamente en el municipio Plaza, se ejecutó el quinto ciclo de atención al Clap de las Mandarinas con la distribución de 3,24 toneladas de productos alimenticios para el beneficio de 280 familias.

Luisauris Morales, vocera del Clap de las Mandarinas, manifestó que “en Pdval siempre nos han tratado muy bien, nos explican claramente la situación del abastecimiento, los métodos de la venta programada y posteriormente cumplen, ya es la quinta vez que recibimos los productos y esto demuestra que los Clap si funcionan”.

Por otra parte, Nacaryd Romero, integrante de la comunidad antes mencionada destacó que para la entrega de los alimentos casa a casa, se estableció un jefe de cada torre que es el que recoge el dinero de los vecinos de su edificio y posteriormente entrega los rubros con el acompañamiento de Pdval, para garantizar la claridad del proceso.

La Revolución Bolivariana continúa con el impulso de políticas que transfieran el poder al pueblo, de manera que la hegemonía privada del sistema distributivo de alimentos desaparezca y surja un nuevo proceso democrático en la repartición de los productos de vital consumo.

TyF/Prensa Pdval Miranda