Inicio » Avances, Poder Popular, Alimentación

Se otorgaron casi 2 mil certificaciones académicas en materia agrícola

El INTI tiene listos más de 16 mil instrumentos agrarios para ser entregados a los campesinos

20 mayo 2015 | Haga un comentario

Juan Montenegro llamó al empoderamiento de la tierra y el proceso productivo: “No podemos permitir que en el campo la generación de la riqueza sea para extraer plusvalías”

El presidente del Instituto Nacional de Tierras (INTI), Juan Montenegro, anunció que esa institución tiene listos 16.722 instrumentos agrarios para ser entregados a campesinas y campesinos en todo el país. Además de otros 5.794 que no fueron asignados y que serán migrados a la plataforma Atancha Omakón.

Montenegro hizo el anuncio durante el acto de certificación de la segunda fase del Plan Nacional de Formación Patria Campesina, que se realizó ayer en el Teatro Teresa Carreño.

Durante la jornada el funcionario hizo entrega de los 13 primeros instrumentos agrarios mencionados. No obstante, informó que las asignaciones se continuarán realizando el día cinco de cada mes.

El presidente del INTI exhortó a las campesinas y campesinos a contribuir “para que nos llegue la información en cuanto a las inspecciones técnicas” que se realizan previo a la entrega.

DETENER LA MIGRACIÓN

Por otra parte, Montenegro llamó a las campesinas y campesinos a empoderarse de la tierra y el proceso productivo: “Nosotros no podemos permitir que en el campo la generación de la riqueza sea para extraer plusvalías”.

En este sentido, indicó, el INTI “ha puesto el acelerador para que se aprueben todos los instrumentos agrarios que sean necesarios para fijar al hombre en el campo”. Alegó que “hay que detener el proceso de migración del hombre y la mujer del campo hacia la ciudad”.

Montenegro sostuvo que las tierras que están en las zonas periurbanas “no pueden ser entregadas a la ciudad para que se las trague – como lo ha hecho con los ríos – para el desarrollo urbanístico”.

Consideró que al respecto la Universidad Campesina de Venezuela, a través de los programas de formación, “está dando su contribución para detener ese proceso destructor del desarrollo urbano industrial”.

Recordó que todos los países desarrollados han pasado por el crecimiento de su actividad agrícola. En este sentido, “nosotros también necesitamos desarrollar una que permita al hombre su liberación, pero que también garantice al campo generar materia prima que pueda ser trabajada por la agroindustria rural y la tecnología autóctona”.

Montenegro planteó: “¿Por qué tenemos que empecinarnos en desarrollar cultivos que nos mantienen atados a la agroindustria y el agrocomercio? ¿Por qué no apostar por los tradicionales?”. Dejó en claro que “necesitamos un modelo de producción que nos conduzca a una economía agraria socialista”.

CASI 2 MIL CERTIFICACIONES

Durante el acto en el Teatro Teresa Carreño, se otorgaron 1.961 certificados de la Universidad Campesina Argimiro Gabaldón en las áreas de Gerencia Campesina y Gerencia Pública Agraria.

Ángela Carrizales, comunera y estudiante certificada, consideró que “esta Revolución ha comenzado a saldar la deuda con el campesinado”.

Durante su intervención mencionó la necesidad de lograr consolidar el presupuesto para esa institución. También destacó la importancia de expandir la casa de estudios y avanzar en el desarrollo de 5 mil espacios productivos a través de la Empresa de Producción Social (EPS) Gran Comunal que fue anunciada por el presidente Nicolás Maduro.

OTORGAN TERRENO PARA SEDE DE LA UNIVERSIDAD CAMPESINA

Ayer (martes) el presidente del INTI, Juan Montenegro, también entregó 168 hectáreas de terreno en el estado Lara para la instalación de la planta física de la Universidad Campesina de Venezuela Argimiro Gabaldón.

Indicó que en la zona también funcionará una unidad de producción que será apoyada por el Ministerio de Agricultura y Tierras. Enfatizó que a esa institución le corresponde “fundir en una sola pieza la teoría con la praxis”.

Asimismo enfatizó que es necesario el rescate de la ciencia popular a través de una educación para la emancipación social de las campesinas y campesinos.

Consideró como peligroso que las hijas e hijos de los agricultores no quieran seguir el campo. Al respecto, sostuvo que la Universidad Campesina tiene el deber de sembrar la necesidad de asumir la tierra para la producción y el desarrollo.

T/ Jeylú Pereda
F/ Joel Aranguren

Haga un comentario.

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.
El Correo del Orinoco no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. No se permitirá la inclusión de números telefónicos, los mismos serán eliminados por su propia seguridad. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Caracteres restantes: 1000