Inicio » Avances, Política, Impacto, Judiciales y Seguridad, Curiosidades

Perciben al Gobierno como "una tiranía que los quiere domesticar con leyes e impuestos"

Aumentan las milicias extremistas que buscan derrocar al Gobierno de EEUU

16 enero 2016

Tradicionalmente asociados con la extrema derecha, el número de grupos antigobierno en EEUU pasó de 42 a 334 entre 2008 y 2012

El Parque Natural de Malheur, en Oregon, se llenó hace dos semana de milicianos armados del grupo Ciudadanos por la Libertad Constitucional que exige que el Gobierno de EE.UU. ceda la gestión de las tierras en el Medio Oeste, recuerda El Confidencial.

Además de este grupo antigobierno, en el país existen muchos otros que perciben al Gobierno como “una tiranía que los quiere domesticar con leyes e impuestos”, escribe el portal, que se pregunta qué es lo impulsa a estos grupos.

LAS MILICIAS SE MULTIPLICAN

Entre 2008 y 2012 el número de grupos antigobierno pasó de 42 a 334, es decir, se multiplicaron por ocho. Daryl Johnson, analista del departamento de Seguridad Nacional citado por El Confidencial, atribuye este motivo a dos razones: la recesión económica y la elección del primer presidente afroamericano en el país.

“Tradicionalmente, las milicias se asocian con la extrema derecha, empezaron a cuestionar la ciudadanía de Obama y a hablar de sus políticas, y estos grupos ayudaron a estructurar el descontento blanco”, explica Ryan Lenz, miembro del Southern Povery Legal Center y experto en milicias y ‘grupos de odio’.

“QUE LOS PATRIOTAS SE ALCEN EN ARMAS”

El último y más sonado fue el de los 150 milicianos que ocuparon la sede de la reserva forestal Malheur National Wildlife Refuge para protestar contra el encarcelamiento de dos rancheros acusados de incendio premeditado. Los manifestantes acusan al Gobierno federal de no tener competencia en casos locales e insisten en que las autoridades entreguen las tierras al control local. Tras ocupar la reserva, los milicianos hicieron un llamamiento a los patriotas estadounidenses para que se levanten en armas y los apoyen.

Ammon Bundy, hijo de ranchero de Nevada Cliven Bundy y sus dos hermanos encabezaron la toma. La controversia Bundy (Bundy standoff) es una disputa legal que dura ya más de 20 años entre la Oficina de Administración de Tierras de EE.UU. y el ranchero Cliven Bundy sobre las tarifas de pastoreo no pagadas por usar tierras de propiedad federal, lo que derivó en 2014 en un enfrentamiento armado entre manifestantes y la policía. Bundy esgrime que su familia ocupa las tierras desde fines del siglo XIX y dice no reconocer la autoridad del Gobierno federal, al que acusa de extralimitarse.

En este sentido, Lenz considera que las autoridades no responden de manera apropiada para resolver el contencioso. “El miedo continúa dominando la estrategia del Gobierno federal, […]. Pero no hacer nada tampoco es una solución”, sostiene.

F/RT
F/Reuters