Inicio » Avances, Política, Economía, Opiniones

La Columna Globoaterrada, de Emilio Hernández

Defender la Revolución (Opinión)

7 enero 2016

Defender la Revolución comienza por crear las condiciones objetivas para que los venezolanos vivamos bien. No es solo una estrategia de crear conciencia revolucionaria a base de emociones y consignas, porque si la conciencia no se sustenta objetivamente en la realidad, terminará por desmoronarse.

Como la realidad es, en estos momentos, que la situación económica ha desmejorado drásticamente para la mayoría de los venezolanos, tenemos que atender este problema o la misma conciencia revolucionaria terminará condenando la gestión chavista.

El principal error del Gobierno revolucionario ha sido haber permitido que la estrategia del Dólar Today lograra su objetivo político, la retoma de la Asamblea Nacional (AN). Hay que añadir que desde el 6-D, el Gobierno no ha hecho nada para revertir el despropósito del Dólar Today y que, de seguir así, terminaremos perdiéndolo todo.

La devaluación de facto es la base de la guerra económica. De ese hecho se derivan los demás ataques como el bachaqueo, la reventa, el contrabando de extracción, la inflación desmedida y muchos otros.

El valor de la moneda cruza todos los aspectos de la economía, sin ser lo esencial en una economía. Hemos llegado al punto de que es difícil hasta comprar un bombillo ahorrador y casi imposible comprar cauchos para el carro. Subir los salarios no es la única solución, porque si se hace de forma aislada se produce más presión inflacionaria y devaluacionista.

No hemos sido capaces en los últimos 33 años de definir soberanamente una paridad estable bolívar-dólar. Lo que sí podríamos definir soberanamente es el valor del petróleo y otras materias primas en bolívares.

Podemos decretar soberanamente que el barril de petróleo pueda venderse, digamos, en 2.000 bolívares y crear los mecanismos financieros para que esa decisión soberana se cumpla. La paridad bolívar-dólar quedaría establecida por mampuesto, fluctuaría con el precio internacional del petróleo en dólares.

Es un tiro al piso, solo hace falta que el chavismo asuma que la Revolución se hace con ideas revolucionarias y no con pañitos calientes.

emiliofhg@gmail.com
Caracas