Inicio » Avances, Política, Impacto, Judiciales y Seguridad, Injerencia

Proponen convertir un aeropuerto en una fortificación militar para las fuerzas especiales estadounidenses

EEUU baraja crear una base militar en el noreste de Siria

14 enero 2016

“Los helicópteros estadounidenses transfirieron hace varias semanas cerca de 50 toneladas de municiones y armamentos” a la referida ciudad siria, ubicada en la confluencia de la frontera entre Siria, Irak y Turquía y a unos 190 kilómetros al norte de la ciudad Al-Hasaka

El Ejército estadounidense baraja la creación de una base militar en una localidad en la provincia nororiental siria de Al-Hasaka y cerca de la frontera con Irak y Turquía, sostiene un reporte.

El diario en árabe Al-Hayat con sede en Londres, la capital británica, ha informado este jueves que “los expertos militares estadounidenses están considerando el proyecto de establecer una base militar en la ciudad de Al-Malikiyah, (en Al-Hasaka) para el despliegue de decenas de asesores militares en el marco de apoyar a las tropas locales en la lucha contra Daesh”, acrónimo en árabe del grupo terrorista EIIL.

De acuerdo al referido medio que cita a una fuente diplomática estadounidense, el proyecto se basa en convertir el aeropuerto de Al-Malikiyah en una fortificación militar que acogerá a las fuerzas especiales norteamericanas, desde donde coordinarán los combates de los grupos armados y kurdos contra Daesh.

El Departamento de Defensa de EEUU (Pentágono) busca además enseñar a las fuerzas locales y kurdas el uso de las armas estadounidenses, agrega la fuente.

“Los helicópteros estadounidenses transfirieron hace varias semanas cerca de 50 toneladas de municiones y armamentos” a la referida ciudad siria, ubicada en la confluencia de la frontera entre Siria, Irak y Turquía y a unos 190 kilómetros al norte de la ciudad Al-Hasaka.

En octubre pasado, la Casa Blanca anunció que desplegará en Siria hasta 50 uniformados del cuerpo de Fuerzas Especiales de su Ejército en calidad de asesores, que pisaron casi un mes después el suelo sirio, según fuentes kurdas.

La medida estadounidense, prescindiendo del permiso de Damasco, fue criticada por Rusia, que goza de bases aéreas en la ciudad portuaria siria de Latakia, desde donde está bombardeando las posiciones de Daesh y otros grupos radicales desde finales del pasado septiembre.

FyF/Hispantv