Inicio » Avances, Política, Impacto, Judiciales y Seguridad, Memoria

Este 'desafío' recuerda un movimiento de santuarios que se dió en los ochentas

Iglesias de EEUU desafían al Gobierno ofreciéndose como santuarios a los indocumentados

22 febrero 2016 | Haga un comentario

A pesar de todas las acusaciones que los republicanos han dirigido a Barack Obama, diciendo que es muy ‘suave’ sobre el tema de la inmigración, desde que asumió la presidencia en el 2009, el Presidente demócrata ha deportado 2.5 millones de personas. Un aumento de 23% de lo hecho por su predecesor, George W. Bush.

Centenares de iglesias en todo los Estados Unidos están desafiando al gobierno, ofreciendo apoyo y santuario a los inmigrantes que están enfrentando deportación. Muchas, literalmente, han ofrecido un lugar para quedarse a personas, conscientes que es improbable que los agentes federales lleven a cabo un arresto dentro de las instalaciones religiosas.

En medio de una retórica anti-inmigrante, que va en aumento en la campaña electoral, y una serie de arrestos de migrantes indocumentados por agentes federales, las iglesias han levantado su voz contra lo que consideran actitudes “inhumanas y no cristianas”.

Argumentan que familias están siendo destrozadas, y en muchos casos, padres y madres están siendo forzados a tomar decisiones angustiosas sobre si dejar o no a un hijo que nació en los EEUU, en territorio norteamericano, si ellos son deportados a la fuerza.

“Creemos que es nuestro deber de abrir los brazos y apoyar a aquellos que tienen necesidad”, dijo el pastor Noel Anderson, un coordinador con el Church World Service, una organización sin fines de lucro. “Estos son valores que han pasado de generación en generación en nuestras tradiciones de Fe”.

La llamada campaña del Nuevo Santuario recuerda los esfuerzos de desobediencia civil que lideraron las iglesias en la década de los ochentas y noventas, cuando las comunidades cristianas dieron un paso al frente para proveer ayuda a miles de salvadoreños y guatemaltecos que huían de la violencia de la guerra vivían en sus respectivos países.

Activistas dicen que a pesar de todos los esfuerzos que han hecho a favor de los derechos de los migrantes, inmigrantes indocumentados siguen muy vulnerables y enfrentado mucha incertidumbre.

En Enero, el secretario de Seguridad Interna, Jeb Johnson dijo que 121 adultos, niños y niñas habían sido detenidos, como parte de una nueva política para deportar una nueva ola de inmigrantes ilegales. Las familias que están en custodia por los agentes de Inmigración (Inmigration and Customs Enforcement -ICE-) se encontraban viviendo en los estados de Georgia, Texas y Carolina del Norte.

“Como he dicho de manera reiterada, nuestras fronteras no están abiertas a la migración ilegal”, declaró Johnson y agregó, “Si Ud. llega aquí ilegalmente, lo mandaremos de regreso, en consonancia con nuestras leyes y valores”.

A pesar de todas las acusaciones que los republicanos han dirigido a Barack Obama, diciendo que es muy ‘suave’ sobre el tema de la inmigración, desde que asumió la presidencia en el 2009, el Presidente demócrata ha deportado 2.5 millones de personas. Un aumento del 23% de lo hecho por su predecesor, George W. Bush.

“Lo llamamos el ‘deportador en Jefe’”, dijo Ravi Ragbir, un activista con la Iglesia Judson Memorial de Nueva York, una congregación histórica ubicada al lado del Parque Washington.

Explicó que desde el 2007, su equipo ha trabajado con un aproximado de 300 personas que estaban amenazadas de ser deportadas. Muchos eran de países africanos y otros del Caribe, mientras que los más recientes son originarios de Centroamérica.

“El movimiento Nuevo Santuario no es solo para proveer un espacio seguro a los inmigrantes indocumentados. Es también destacar los problemas y las políticas en esta materia”, indicó.

Agregó, “Martin Luther King dijo que todo lo que Hitler hizo fue legal. Solo por que hayan leyes, no significa que sean justas. Nosotros decimos que si se están destruyendo y separando familias, entonces es inmoral”.

El pastor Jim Rigby, de la Iglesia Prebisteriana de St. Andrews, en la ciudad de Austin, Texas, ha dado refugio a inmigrantes indocumentados. “Me siento mucho mejor haciendo algo por estas personas. Aunque pase algo ahora, es mejor que no haber hecho nada”, dijo el Reverendo.

A su vez, Ragbir, expresó que los activistas del movimiento Nuevo Santuario estaban motivados, tanto por su Fe como por su espíritu humanitario. “¿Cómo puedes separar tu Fe, de tu humanidad?”, se preguntó para concluir.

T/Traducción de Ana Maneiro del The Independent
F/Reuters

Haga un comentario.

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.
El Correo del Orinoco no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. No se permitirá la inclusión de números telefónicos, los mismos serán eliminados por su propia seguridad. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Caracteres restantes: 1000