Inicio »

Por Manuel López

Juego de tronos (Opinión)

22 mayo 2015 | Haga un comentario

La oposición y los economistas que adversan al Gobierno atribuyen a razones electorales la falta de acciones que pongan fin a la crisis. Cualquier medida en materia monetaria, cambiaria y de precios incidiría en los resultados, argumentan.

Desde esta perspectiva, la lógica política está muy ligada a la mercantil: ganar o perder depende de las medidas que se apliquen en una determinada circunstancia.

Lo que no dicen los opositores que aspiran llegar al Gobierno y dominar la Asamblea Nacional (AN) es si ellos aplicarían esas medidas en iguales circunstancias. Un ardid del adversario para tomar ventaja.

Las acciones deben optimizarse en función del fin supremo: ganar. Son los entresijos de la lucha por el poder lo que está detrás del desenvolvimiento económico. No a la inversa.

Bajo estas premisas no hay términos medios, ni concesiones posibles, en el juego político, la economía pasa a ser una de las tantas variables que entran en la confrontación.

Ganar o morir parece la regla, en el momento político actual, lo demás es añadidura, hasta un planteamiento como la dolarización de la economía, que tendría como antecedente la venta de vehículos en dólares, no ha cambiado la balanza de juego.

El chavismo gana tiempo para asimilar los costos, alcanzar el equilibrio y poner la balanza a su favor. La oposición insiste en que no haber tomado medidas efectivas contra la crisis juega a su favor.

Otro escenario considera que todavía la balanza no se ha inclinado contra el chavismo y esperan “un acontecimiento decisivo”. Mientras que desde el PSUV y sus aliados se hacen esfuerzos para evitar que eso suceda.

El juego está trancado, lo que imposibilita abrir espacios para aplicar medidas que permitan salir del atolladero, mientras que la población parece ajena a esta diatriba, atrapada por el estatus de las marcas, el reino de “la magia de la mercadería” en palabras de León Trotsky.

T/ Manuel López
manueltodosadentro@yahoo.es

Haga un comentario.

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.
El Correo del Orinoco no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. No se permitirá la inclusión de números telefónicos, los mismos serán eliminados por su propia seguridad. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Caracteres restantes: 1000