Inicio » Política, Judiciales y Seguridad

Dicha medida tiene sanciones establecidas en la Ley

Magistrada Morales: Desacatar una orden de una autoridad del Estado es un llamado a la violencia

8 enero 2016

Morales puntualizó que no reconocer la decisión del TSJ ofrece una mala señal a los ciudadanos, y da a entender que no se deben respetar las instituciones

La magistrada emérita Luisa Estella Morales, expresidenta del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), indicó este viernes que desacatar una orden emitida por una alta autoridad del Estado es una forma de llamar a la violencia.

“Saltarse la ley es parte de un llamado a la violencia, decirle o demostrarle a una alta autoridad del Estado que la ley no siempre es obligatoria en su cumplimiento indudablemente es un llamado a la violencia”, enfatizó.

Tal afirmación la hace en relación al desacato cometido por la Asamblea Nacional al juramentar los diputados que actualmente se encuentran impugnados por el TSJ.

Asegura que dicho proceder es un acto de “rebeldía” que amerita una sanción. “Es un estado de rebeldía ante una decisión judicial, cuando se da una sanción debe ser acatada, (…) Se trata absolutamente de desacato que tiene sanciones establecidos en la Ley, procedimientos que debe iniciar el TSJ y concluir con establecer las responsabilidades correspondientes”.

Durante una entrevista realizada en el programa Punto Crítico, transmitido por Venezolana de televisión, la magistrada aclaró que el voto popular no le da poderes al parlamento de pasar por encima de otros poderes. “Cuando se elige un poder no se están abrogando los otros”.

Morales puntualizó que no reconocer la decisión del TSJ por un órgano tan importante como la Asamblea Nacional ofrece una mala señal a los ciudadanos, y da a entender que no se deben respetar las instituciones.

AMNISTÍA

En relación a la ley de Amnistía que los diputados opositores van a impulsar, Morales expresó que debe aclararse el término de indulto y amnistía, a la vez que aseguró que en Venezuela, país signatario de los tratados internacionales, no deben darse este tipo de perdón en los casos de lesa humanidad.

“La amnistía borra el hecho cometido, el crimen cometido desaparece. El Estado ha suscrito la obligación de investigar aquellos hechos que van en contra de la humanidad que no prescriben, y si es así, mal puede ser objeto de amnistía”, enfatizó.

T/Meibert García
F/Captura VTV