Inicio » Política, Comunicación y Cultura

Expresó Luis Britto García

La propaganda que incita al miedo se combate con el pensamiento

23 abril 2013

El intelectual destacó que dentro del debate que se está dando en el país acerca del pensamiento de la derecha es fundamental estudiar cuáles son los elementos que componen la ideología de ese sector

El escritor venezolano Luis Britto García explicó la noche de este martes que la influencia de la propaganda que incita al terror y al miedo sólo se puede combatir, disipar y clarificar a través del pensamiento.

Durante su intervención en un conservatorio con escritores e intelectuales en la ciudad de Caracas, con motivo del Día del Libro, Britto García destacó que dentro del debate que se está dando en el país acerca del pensamiento de la derecha es fundamental estudiar cuáles son los elementos que componen la ideología de ese sector.

En este sentido, explicó que del pacto entre el gran capital financiero, bastión de la derecha, y el poder del Estado surge el fascismo, y es la clase media aterrorizada, sin expectativa, el caldo de cultivo esa ideología.

“En una novela que se llama Un Borghese piccolo piccolo (Mario Monicelli, 1977) se explica que el fascismo es también la clase media aterrorizada sin expectativas porque la engañan diciéndole que se va a proletarizar; y por ínfima que sea la clase media, su único desquite es estar un poquitico más arriba del proletariado”, explica Britto García.

“Eso les provoca un pánico inconcebible –continúa– porque se piensa que el ser depende del tener y no de lo que es. Esos factores explosivos y atizados a través de una propaganda que incita el terror, sobre la inseguridad, que se basa en encuestas erráticas sobre la cantidad de víctimas violentas, hace una mezcla explosiva que lleva a la locura”.

A partir de este análisis, el también ensayista venezolano agregó un elemento psiquiátrico en el que precisa que “quien quiere dominar a las personas apela al cerebro sauriano para despertar la más primaria de las emociones que es el miedo, y esa emoción sólo se puede disipar, clarificar a través del pensamiento”.

Fuente/AVN
4 Comentarios
tito vargas dijo:

Caramba que reflexion y analisis de la vision de vida de la clase media tan descriptiva, quienes cuya sola expectativa es tener para poder satisfacer su carencia de alma. De verdad que importantes reflexiones. Saludos camaradas

Mayuris Antuárez dijo:

Me parece una idea maravillosa de nuestro presidente Maduro, darle continuidad a la idea de nuestro comandante supremo de “enamorarse del Libro”, por ser esta una herramienta indispensable para el crecimiento cultural de los pueblos, en especial el nuestro que se vislumbra ser uno de los más culto, pero como se debatió ayer día del libro, nos falta algunos ajustes para afianzar este sueño del gigante y porque no llevar a las bibliotecas públicas los ejemplares de los 14000 libros que leyó en vida… Saludos y confio en Nicolas Maduro dándole las gracias por éxistir… Viva Chávez

mayra dijo:

La ,lectura la informacion la educacion es la herencia q nadie nos puede robar te amamos presidente chavez yaduro

MARCELINO PIÑA dijo:

El debate de las ideas ha sido uno de los elementos propugnado por El Gigante Chávez desde su inicio como político con la idea de ejercer influencia sobre el modo en como una sociedad es regida, por medio de conocimiento sobre las dinámicas sociales y el ejercicio del poder. Chávez siempre pensó en darle poder al pueblo desde su propia comunidad por lo que siempre enfiló el debate de las ideas a la conformación y fortaleza del PODER POPULAR. He aquí una de las razones por las cuales la derecha lucha por entorpecer toda acción que gire en torno al Poder Ciudadano por cuanto le quita la posibilidad de tener la facultad de participar en la Dirección de los Poderes del Estado, cosa que ellos ansían, no importa lo que tengan que hacer, tal como lo manifestó Maquiavelo en su La máxima “el fin justifica los medios” fue por su pensamiento político caracterizado como déspota, frío y amoral. un gobernante debería utilizar todos los medios disponibles a su alcance, sin limitarse por la moral.