Durante su visita a la universidad de dicho país|Premio Nobel de Economía destaca nivel educativo de cubanos

El Premio Nobel de Economía 2004 Finn Kydland consideró significativo el alto nivel de educación de los ciudadanos en Cuba, durante una visita a la Universidad de esta ciudad, reseña este jueves la prensa local.

“A partir de los proyectos que impulsan la apertura de la economía cubana a las inversiones extranjeras, y el restablecimiento de las relaciones con Estados Unidos, Cuba se encuentra en una coyuntura interesante, lo cual trae nuevos retos”, indicó

Kydland señaló que se debe seguir el camino de los países que constituyen ejemplos positivos, “por pensar a largo plazo en incentivos para la innovación y acumulación de capital”, declaró al semanario Girón.

Finn Erling Kydland (1943) es un economista noruego que ganó el Nobel en esa rama, junto con Edward C. Prescott.

El tribunal otorgó ese alto galardón “por sus contribuciones a la Macroeconomía dinámica: la consistencia en el tiempo de la política económica y las fuerzas impulsoras detrás del ciclo económico”.

Actualmente Kydland es profesor de economía en la Universidad estadounidense de Santa Bárbara en California.

El laureado visitante integró una delegación de doctores de la Real Academia de Ciencias Económicas y Financieras de España y de otras universidades, que recorrió el centro de altos estudios de esta urbe, a 100 kilómetros al este de La Habana.

Ana María Gil, directora del observatorio internacional de la citada Academia, expresó que Cuba es una nación con investigadores bien preparados, “por eso propusimos un acercamiento para incorporarlos a nuestro quehacer”, acotó la fuente.

Equipos de ambas entidades rubricarán un proyecto de investigación dirigido a analizar el futuro proceso de la internacionalización de la economía cubana, añadió Girón.

Joaquín García Dihigo, metodólogo de relaciones internacionales de la universidad matancera, destacó la presencia de esas personalidades, que promueven el intercambio y la cooperación académica.

Fuente/Prensa Latina
Foto/Archivo

Agregar comentario

Haz clic aquí para hacer un comentario