Presidente interino decreta estado de emergencia en Sri Lanka

El presidente interino de Sri Lanka, Ranil Wickremesinghe, impuso este lunes el estado de emergencia en el país, previo a la votación y designación en el Parlamento del nuevo mandatario interino.

Wickremesinghe expresó en la orden que “a causa de la emergencia pública en Sri Lanka, es necesario, en interés de la seguridad pública, para proteger el orden y mantener los suministros y servicios esenciales para la vida de la comunidad», el decreto de dicho estado.

Mientras, el Parlamento esrilanqués debe sesionar este martes para la postulación de los candidatos a presidente de la nación insular, y en caso de existir más de uno se someterán a la votación final de los 225 miembros del ente legislativo de forma secreta este miércoles.

Tras lo cual, y luego de que el exjefe del Estado Gotabaya Rajapaksa, dimitiera y abandonara el país en medio de masivas manifestaciones, se conocerá al nuevo presidente interino, quien asumirá la dirección de esa nación, sumida en una grave crisis económica e institucional, hasta 2024, cuando se convoquen las nuevas elecciones generales.

Entre los candidatos de mayor empuje se encuentra el líder opositor, Sanjith Premadasa, quien ya culminara en el segundo escaño de los comicios presidenciales de 2019.

En tanto el partido Sri Lanka Podujana Peramuna (SLPP), formación del depuesto Rajapaksa, cuenta con ostenta la mayoría de los escaños parlamentarios; y ha anunciado que respaldará la candidatura de Wickremesinghe, primer ministro y jefe de Estado interino desde el pasado viernes.

Mientras que otra facción del SLPP apoya a Dullas Alahapperuma, un disidente de dicha agrupación política.

El nuevo Gobierno electo estará urgido de retomar las conversaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre un posible rescate financiero de Sri Lanka, país sumido en una profunda crisis económica e internacional.

Evidenciada desde hace meses en escasez de medicamentos, alimentos y combustible, derivada en gran medida del endeudamiento, errónea gestión gubernamental, y el impacto de los atentados de Pascua, y la pandemia de Covid-19 en el turismo.

Situación que derivó desde finales de marzo en un estallido social, pues miles de personas salieron a las calles exigiendo la renuncia de Rajapaksa, entre otras razones por su pobre gestión frente a la crisis imperante.

T/Telesur
F/AFP