Tiene como enemigo los ataques cibernéticos|Prueban que telemedicina a distancia es factible

Un equipo de la Universidad de Washington, en la ciudad estadounidense de Seattle, demostró que el uso de robots quirúrgicos telecontrolados de próxima generación es factible, publicó este martes Amazings.

La ingeniera electrónica, Tamara Bonaci, al frente del proyecto, probó que utilizando redes no privadas -que podrían ser la única opción disponible en lugares golpeados por catástrofes- es posible operar.

“Otro problema de la telemedicina es que puede estar sujeta a ataques cibernéticos, y en sitios remotos, de acceso complicado, pueden ser fácilmente saboteados mediante formas habituales de ciberataque”, explicó Bonaci.

Durante un experimento reciente para poner a prueba la seguridad frente a golpes informáticos de un prototipo de robot quirúrgico telecontrolado, los expertos que ejercieron de atacantes lograron crackearlo y alterar maliciosamente su conducta, explica el texto.

La telecirugía ofrece grandes promesas para permitir en un futuro hacer intervenciones quirúrgicas a distancia, o incluso allá donde podría no estar cualificado para viajar, como por ejemplo una estación orbital.

Sin embargo, la también profesora admite que pasar de los robots controlados exclusivamente desde dentro del propio quirófano, a otros que sean controlables desde kilómetros de distancia, entraña el riesgo de que alguien pueda interceptar las señales de control.

Fuente/Prensa Latina
Foto/Archivo