Estatutos marcan el nacimiento formal del partido del pueblo|PSUV ya tiene cédula de identidad política

El Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) se formó en el 2007 por la iniciativa del presidente Hugo Chávez Frías, con el propósito de aglutinar en un sólo bloque a las fuerzas políticas progresistas y revolucionarias de Venezuela.

Después se convertiría en la tolda con más militantes inscritos con más de 7 millones de venezolanos y venezolanas en sus filas.

No es sino hasta el 21 de noviembre del 2009, con la instalación del I Congreso Extraordinario que se decide ampliar el concepto de “maquinaria electoral” y comenzar a darle forma al partido que nació bajo el fragor revolucionario como expresión de luchas y la voluntad popular.

Para la consecución de esta actividad, se escogieron, mediante elecciones primarias, 772 delegados y delegadas, que emergen de las patrullas socialistas de los 335 municipios del país, garantizando así el carácter participativo y democrático de la organización partidista.

El Presidente Chávez propone, en la instalación que el Congreso, que una de las tareas sea el comienzo de la formación del partido, y que los delegados se conviertan en la vanguardia de la Revolución.

Es así como comienzan las intensas jornadas de trabajo y debate ideológico que por más de 5 meses se dedican a analizar la coyuntura nacional e internacional, acompañando también al Gobierno Bolivariano en su gestión pero sin lugar a dudas los frutos más importantes están en los tres documentos fundacionales del PSUV: La Declaración de Principios, Las Bases programáticas y los Estatutos.

ESTATUTOS MARCAN NACIMIENTO FORMAL

El documento quizás más esperado por la militancia psuvista contiene los 41 artículos que definen los Estatutos, donde se adopta formalmente el nombre del partido, así como sus siglas y los elementos de identidad como la bandera, el himno, consignas y logos.

Los estatutos precisan los roles y características que deberá reunir cada militante como valores intrínsecos basados en la ética, la moral socialista, la disciplina, la lucha contra la corrupción y el burocratismo, además de la práctica revolucionaria, la solidaridad y el amor.

También define los derechos y deberes del militante. Entre los derechos están los de participar en las patrullas socialistas o cualquier otra organización que defina el PSUV con derecho a voz y voto, postular y ser postulado para los distintos órganos de dirección del partido y la formulación de críticas dentro de las instancias del partido con su debida fundamentación.

Los deberes de los socialistas estarán basados en “la defensa de la Patria, la Revolución, al Comandante Chávez y al Partido”. También el impulso de jornadas de trabajo voluntario y la lucha contra el burocratismo se definen como deberes además de la cotización para el financiamiento del partido de acuerdo a las reglas de progresividad y proporcionalidad.

Entre los aspectos destacados por el presidente Chávez durante la clausura del Congreso Extraordinario está la institución de las patrullas como células bases del PSUV en los estatutos.

El presidente del partido, Hugo Chávez, instó a las patrullas a que se mantengan vigilantes por todos los rincones del país, “los campos, los barrios, haciendo batalla, dando batalla ideológica, batalla política, batalla social”.

El líder de la Revolución Bolivariana destacó que esta forma de organización debe crearse bajo las necesidades del pueblo, por lo que pueden ser sectoriales o territoriales, económicas, de investigación e inclusive internacionales para el apoyo a otros países que así lo necesiten.

Ana Elisa Osorio, directiva nacional del partido socialista, consideró que este documento forma parte de las bases doctrinarias del PSUV, la cuales fueron creadas y estudiadas durante meses por las bases partidistas para definir, en el caso de los estatutos, las reglas del juego político e incluir un código de ética del comportamiento de las militancia socialista.

Con el parto de estatutos, las bases programáticas y la declaración de principios se busca además romper con las prácticas instauradas en la IV República por los partidos cogolléricos donde se limitaba la participación y desde cargos de dirección se tomaban las decisiones sin tomar en cuanta a las bases de los partidos”, aseguró.

DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS

El segundo documento presentado por el Congreso Extraordinario define en sus 25 páginas la guía fundamental para los y las militantes de esa organización política.

“En la declaración de principios se concentran las pautas a seguir por los militantes del partido durante el tránsito hacia el Socialismo que se desea instalar en Venezuela. Con ellos, el mapa para caminar en esa dirección está claro y bien precisado”, afirmó Chávez este domingo en el acto de clausura del Congreso.

Debemos aferrarnos a esos principios para que nos guíen en nuestras vidas, sea cual sea nuestro puesto en la batalla. Deben convertirse en nuestras brújulas políticas”, precisó Chávez.

Chávez destacó la necesidad de restituir el poder al pueblo y declaró la guerra al individualismo y al sectarismo.

Uno de los elementos fundamentales contemplados por la Declaración de Principios es la definición del carácter antiimperialista del PSUV, que a juicio del integrante de la Dirección Nacional, Aristóbulo Istúriz, advierte sobre la amenaza sobre nuestro país, América Latina y el Mundo de la injerencia imperialista de los Estados Unidos.

Nos hemos declarado antiimperialistas, anticapitalistas, socialistas e internacionalistas, con la obligación además de practicar la solidaridad y la búsqueda de la integración latinoamericana”, aseguró Istúriz.

El documento político destaca además la necesidad de la unión latinoamericana para la viabilidad de la construcción del Socialismo como única alternativa ante la crisis del capitalismo mundial y entre los principios que enarbola está la inclusión y justicia social, la igualdad y la hermandad entre los pueblos.

También se declara el ideario bolivariano como guía de las luchas revolucionarias del pueblo organizado, además de tener como bases ideológicas del PSUV, al socialismo científico, el cristianismo, marxismo y la educación liberadora.

BASES PROGRAMÁTICAS: BRÚJULAS DE LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA

Mediante la aprobación de las bases programáticas del Partido Socialista Unido de Venezuela, el I Congreso Extraordinario dotó a su militancia de un documento de importancia vital que contiene aspectos tácticos y estratégicos definitorios del rumbo de la Revolución Bolivariana.

Rodrigo Cabezas, en las últimas sesiones del encuentro afirmó que las bases programáticas definen aspectos vitales para la Revolución y que al igual que los estatutos y la declaración de principios, guían a la militancia que hace vida en el seno del PSUV.

“Allí se expone el carácter y fuerzas motrices de la Revolución, así como la identificación de las tareas que los militantes del partido deberán acometer en apoyo al Gobierno Nacional, en uno de los principales instrumentos del pueblo venezolano para proteger al proceso bolivariano y poder acompañar con acciones la construcción de la sociedad socialista”, afirmó Cabezas.

Entre los objetivos definidos está la consolidación de la Democracia Participativa y Protagónica, la derrota del imperialismo y de toda forma dominación de extranjera y la Construcción del Socialismo Bolivariano.

En la intervención de Chávez en la clausura congresista, el mandatario nacional destacó que las bases programáticas constituyen un documento extraordinario para la historia.

Estos principios no fueron hechos por intelectuales ni por una élite sino por el propio pueblo y las bases del partido. Estamos poniendo en marcha una manera distinta de hacer política verdaderamente revolucionaria y democrática”, aseguró Chávez.

Las bases también establecen como tarea fundamental de la Revolución Bolivariana el desmontaje del poder burgués  e imperialista para acelerar la construcción del poder popular, así como  la humanización del trabajo como condición de vida del hombre y la mujer y la eliminación de la propiedad privada monopólica.

En cuanto a las formas de propiedad, el programa partidista del PSUV aclara la promoción de la propiedad privada con funciones sociales y sin intereses monopolistas, además del impulso de la propiedad comunal, estatal y personal.

Así es como el Partido Socialista Unido de Venezuela, adquiere madurez política y asume sobre sus hombros la responsabilidad de sostener a la Revolución Bolivariana haciéndola perdurable en el tiempo y catalizando el tránsito del sistema capitalista hacia un modelo: el Socialismo Bolivariano.

REAFIRMACIÓN DE LA SOLIDARIDAD

Las delegadas y delegados del primer Congreso Extraordinario del PSUV aprobaron ratificar la solidaridad con los pueblos hermanos del Mundo, en especial con Cuba y su revolución socialista “por su resistencia al inmoral e histórico bloqueo y las campañas de descrédito adelantadas por el imperialismo norteamericano; con Honduras en su lucha por restituir la democracia y el respeto a los derechos humanos”, refiere al documento oficial.

El PSUV también asumió la propuesta formulada por el Presidente Chávez, de convocar a la V Internacional Socialista como una necesidad histórica de los pueblos que luchan contra la opresión, la explotación, la degradación ambiental del planeta, las injerencias del imperialismo en la vida de los pueblos, entre otros.

También se da pleno respaldo a la política del gobierno revolucionario de denunciar y rechazar en el concierto internacional la instalación de las Bases Militares Norteamericanas en territorio colombiano y se impulsa la Era Bicentenaria propuesta por Chávez que supone el desafío, en el período comprendido entre el 19 de abril de 2010 y el 2030.

T/Rafael Leiva
F/ABN