Pueblo de Maracaibo saluda y tiende la mano a su presidente obrero

“Aquí, viene en la esquina”, es una de las frases que resonó en las calles de Maracaibo, junto a expresiones de alegría que se evidenciaba con los gritos y sonrisas de los zulianos y zulianas que recibieron al presidente obrero Nicolás Maduro Moros en el estado occidental.

Bastó solo con que los lugareños divisaran el vehículo presidencial para que, sumado a la algarabía, la carrera, para estar cada vez más cerca de su líder político, comenzara.

El encuentro del presidente con la gente en los distintos estados del país durante las últimas semanas se ha caracterizado por el deseo de los hombres, mujeres, jóvenes y niños de inmortalizar el momento con una foto, unos más cerca y otros haciendo una captura a más metros de distancia.

No fue distinto en Maracaibo, porque el objetivo es el mismo: El recuerdo del encuentro, el abrazo y el apretón de manos entre el pueblo y su presidenteNicolás Maduro.

Por instantes, el implacable calor no importa, se convierte en esencial ver al hombre que ha demostrado ser uno más de ellos, acompañando la lucha y que ha priorizado las necesidades del soberano.

Siguen corriendo a su lado. Al unísono gritan, saltan y hasta bailan. Se escucha ¡Vamos Maduro!, ¡Vamos Nico!, en respaldo y aliento a su gobernante.

La oportunidad fue de oro, muchos de los que se apostaron en las calles a la espera, también aprovecharon el momento para entregar personalmente al presidente – pueblo cartas con solicitudes personales.

La alegría no pudo ser mayor, la gente sigue sintiendo a un presidente cercano, amigo, a ese presidente que es como ellos y que le duele lo que le duele a la gente. Precisamente, por esa razón, Nicolás Maduro tiene como política cotidiana, dar siempre más poder al pueblo de a pie.

FyF/Prensa Presidencial