El conjunto alemán viene de vencer 2-0 al equipo de Zidane|Real Madrid va por la remontada ante el Wolfsburgo

El Real Madrid recuerda sus diez copas de Europa y se agarra al fútbol como principal argumento para encontrar el camino de la remontada y repetir ante el Wolfsburgo alemán, que le venció en la ida por 2-0, una noche mágica en competición europea para acceder por sexto año consecutivo a las semifinales.

Nunca en su historia encadenó el Real Madrid su presencia en seis semifinales consecutivas en la competición más prestigiosa del mundo a nivel de clubes, de la que por un tiempo seguirá siendo el rey.

Recuperó el crédito perdido en los años de José Mourinho, que fulminó la maldición de octavos en la que estaba metido el club blanco, y pasó a estar siempre cerca de la gran final.

POR LA HISTORIA

Para conseguirlo en la presente edición, le tocará remontar, algo que no hace en Europa desde 2002, curiosamente ante otro equipo alemán, el Bayern Múnich, cuando los goles de Iván Helguera y José María Gutiérrez ‘Guti’ le dieron el pase (2-0) tras perder en la ida por 2-1.

No le valdría ese marcador ante el Wolfsburgo, necesita un tanto más tras la mala imagen que mostró en Alemania.

Con la seguridad de que garra y máxima entrega no faltarán en ninguno de sus jugadores, Zidane ha dado prioridad al fútbol para conseguir el objetivo de voltear la eliminatoria.

«Va a decidir el balón», aseguró el entrenador francés, convencido de que su equipo superará el reto tras ver las caras de sus futbolistas. Se juegan la temporada a una carta, aunque hayan resucitado en la Liga, en la que están a cuatro puntos del Barcelona.

CONFIANZA

La historia del Real Madrid en Europa se labró con remontadas históricas, aunque su presente invita a la cautela. Las últimas cinco veces que lo intentó, cayó eliminado, incluido su último revés en semifinales de la pasada edición ante el Juventus.

Pese a la victoria, el Wolfsburgo tiene claro que el favoritismo sigue estando del lado del Real Madrid y que en el Santiago Bernabéu tendrá el viento en contra. «Tendremos que estar despiertos todo el tiempo, hacerlo todo bien y saber digerir decisiones discutibles», dijo su director deportivo Klaus Allofs.

El objetivo del Wolfsburgo en el Santiago Bernabéu será cerrar espacios al Real Madrid y buscar posibilidades de contragolpe, ya que un gol a domicilio podría ser letal para el equipo blanco.

TyF/EFE