Refrito

Camarada Llamarada

Por: Carolina Escarrá G.

__________________________________________________________________________________

Esta semana en un clima de continua agresión en esta guerra no convencional que el imperialismo ha aplicado estos últimos años contra la Revolución Bolivariana, una de las agencias informativas con mayor extensión en el mundo conocida como Associated Press (AP) destapó información sensible a través de un informe sobre la polémica generada en agosto de 2017 cuando Trump planteó la posibilidad de una intervención militar en nuestro país, lo cual obtuvo el rechazo del asesor de Seguridad Nacional, H.R. McMaster, y del secretario de Estado de ese momento, Rex Tillerson, por diversas razones asociadas a la doctrina del smartpower o poder inteligente que ha caracterizado a EEUU estos últimos años.

Pero, ¿por qué destapar esa olla ahora?, ¿cuál es el interés de publicar ese informe justo en esta semana? Vienen a mi cabeza algunas cosas como una arremetida contra nuestro país como bastión de lucha y dignidad de Suramérica que nos hace una “amenaza inusual y extraordinaria”, a pocos días de la victoria de López Obrador en México cuyo futuro canciller ha dicho que no asumirá posturas injerencistas durante su gestión; al igual que la posibilidad jurídica de la liberación del expresidente Lula Da Silva quien tiene la más alta intención de voto en Brasil de cara a las elecciones de octubre, aunado a la falta de legitimidad del usurpador de facto Michel Temer, junto a la ausencia de legitimidad de otros gobiernos lacayos de la región, como los del grupo que da grima que acaban de sacar una nueva declaración en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, o las declaraciones del presidente colombiano uribista y ultraderechista Iván Duque, por lo que usan el miedo como instrumento para doblegar pueblos y conciencias, cosa que no han entendido que no podrán hacer nunca con la gesta de Bolívar y el ejemplo de Chávez.

En ese tenor, la respuesta de Venezuela, ha sido un comunicado en el que exigimos “el cese inmediato de su bloqueo ilegal y criminal en contra del pueblo de Venezuela, al tiempo que apostamos por un diálogo bilateral basado en el respeto mutuo”, pero de verdad ¿Se puede hablar de diálogo con el Gobierno gringo representante de lo más rancio de la derecha internacional que habla de derechos humanos y ha sido capaz de separar, encerrar y hasta deportar a niños menores de cinco años? Y ¿se puede hablar de respeto con un gobierno fundamentado en el destino manifiesto puritano, que se cree con el derecho divino de poseer y dominar territorios libres e independientes, hasta con el uso de la fuerza?

Aún más absurdo es que esto pase en la semana que se conmemora la firma del Acta de Independencia, por lo que le recomendaría tanto a la prensa internacional como al Gobierno imperialista que revisen la historia de nuestra gesta independentista para que aprendan sobre el honor y la capacidad de resistencia de un pueblo decidido a ser verdaderamente libre.

Carolina Escarrá G.
cescarragil@gmail.com