Inicio » Avances, Regiones, Judiciales y Seguridad

Permanecieron en cautiverio diez días

CICPC rescató a dos comerciantes secuestrados en Aragua

4 abril 2012

El procedimiento estuvo al mando de funcionarios de la Brigada Antiextosión y Secuestro del cuerpo policial quienes rescataron a las víctimas y detuvieron a 10 ciudadanos, entre ellos tres mujeres, integrantes del grupo de secuestradores

El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) logró la liberación de dos comerciantes secuestrados en el mes de marzo en Maracay, estado Aragua, por un grupo delictivo dedicado a este flagelo.

La jefa de la delegación Aragua del CICPC, comisario Marisol Hevia, informó que las víctimas fueron localizadas en una residencia en el sector Guacamaya, municipio Ribas, donde permanecieron en cautiverio por diez días.

Los comerciantes están identificados como Alfredo Rafael Melo Lugo, 35 años de edad, y Francisco Antonio Ospino Beltrán, de 47 años.

El procedimiento estuvo al mando de funcionarios de la Brigada Antiextosión y Secuestro del CICPC, quienes rescataron a las víctimas y detuvieron a 10 ciudadanos, entre ellos tres mujeres, integrantes del grupo de secuestradores.

En el allanamiento se recuperaron dos vehículos y varios teléfonos celulares.

La comisaria Hevia indicó que tienen identificados a dos ciudadanos vinculados con este caso y solicitaron a los tribunales la orden de aprehensión para efectuar la captura de estos sujetos.

Ospino fue secuestrado en Maracay el 24 de marzo a las 11:30 de la noche, cuando unos sujetos lo interceptaron al momento de llegar al hotel donde se hospedaba.

Alfredo Melo fue secuestrado el 29 de marzo, cerca de las 9:00 de la noche, cuando salió de su trabajo en Maracay y se dirigía a la población de Zuata, municipio Ribas, donde tiene fijada su residencia.

Fue interceptado por tres hombres armados que lo obligaron a abordar un vehículo y lo trasladaron al sector Guacamaya, donde estuvo en cautiverio junto a Francisco Ospino.

Los comerciantes destacaron la rápida actuación de los cuerpos policiales en el procedimiento, donde no hubo ni un disparo al momento del rescate, que se efectuó sin necesidad de pagar el monto solicitado por los antisociales.

Fuente/AVN