Inicio » Avances, Regiones, Economía

Inició proceso de siembra urbana en el sector

Comuna Los Cuatro Elementos produce jabón y ofrece talleres

9 marzo 2016 | Haga un comentario

Existe una panadería comunitaria llamada Fabricio Ojeda que produce además ponquecitos para despacharlos en las escuelas públicas de la zona

Las comunidades organizadas comparten sus conocimientos productivos

La comuna valenciana Los Cuatro Elementos produce jabón artesanal y lleva adelante los cursos para su elaboración. Pronto iniciará los talleres para que los miembros de la comunidades hagan además cremas dentales y desodorantes.

El ente comunitario se halla ubicado al sur de la capital carabobeña, y cuenta con la unificación de ocho Consejos Comunales, en cuyo perímetro se hallan casi 9 mil habitantes, informó Freddy Contreras, miembro de contraloría del Consejo Comunal 27 de Febrero de la urbanización Ricardo Urriera.

En este tema, Conteras ha notado mucho entusiasmo de los comuneros, puesto que los acaparadores, los especuladores han desaparecido los productos de higiene personal, que luego son vendidos a precios exorbitantes.

El dirigente bolivariano de base explicó que la mayoría de la gente ha atendido el llamado del presidente Nicolás Maduro para “derrotar la guerra económica que han lanzado los sectores empresariales del país, que no dan tregua con su ataque a la población”.

Precisó que ya se inició el proceso de siembra en unos canteros del Poder Popular donde se espera cosechar cebollín, pimentón, aliños, entre otros rubros. “Estamos trabajando todo esto con los compañeros del Inces de la entidad, que es el que facilita los talleres para fortalecer el proyecto de siembra y otros”, sostuvo.

Existe una panadería comunitaria llamada Fabricio Ojeda, que además de producir panes de todo tipo hace ponqués en las tardes ―de lunes a jueves― para despacharlos en las escuelas públicas de la zona, con lo cual se benefician muchos niños y niñas, destacó.

En la casa comunal hay un comedor, indicó Contreras, donde se atienden a diario a 80 comensales de bajos recursos. Allí se erige un Infocentro que a su vez dicta talleres para el aprendizaje integral del ámbito de la computación, acotó.

El abasto Diana es otro logro de la comunidad de Ricardo Urriera. En el local se expenden productos como aceite y mantequilla a precios justos, además de servir de punto de encuentro para los mercados a cielo abierto, aseveró.

Según su visión, es momento de no decaer pese “a la presión que hacen los poderes fácticos nacionales e internacionales” contra el proceso bolivariano. “Desde la base estamos comprometidos a resistir, con todo tipo de formas productivas para superar el rentismo petrolero”, subrayó.

UNA SOLUCIÓN DESDE LA CASA

A juicio de Arelis Pirela, coordinadora de la casa comunal, los talleres de jabonería se celebran gratuitamente los sábados para que las mujeres puedan asistir. “Ahora atendemos a 120 personas, que las vamos a dividir en dos grupos”.

Uno de los grupos será atendido este sábado desde las 2:00 pm hasta las 4:00 pm en el anexo de Ruiz Pineda, en tanto que el siguiente sábado se trabajará con el otro.  Después de Semana Santa se pondrá en marcha las jornadas de formación para fabricar crema dental y desodorantes.

Pirela opinó que el plan educativo es una forma de resistencia desde los propios hogares, desde la propia comunidad organizada, contra los que desean que la participación del soberano se acabe con la Revolución.

Al terminar el curso, cada participante se lleva a su hogar un certificado, la receta del jabón, y por su puesto un jabón, afirmó la líder social. ” Pudiera ser de sábila, que ya estamos sembrando aquí, o puede ser de avena, o alguna otra fragancia”, notificó.

“Como camaradas todos y todas unidos iremos derrotando a las mafias que han puesto a pasar trabajo al pueblo. Desde el mismo pueblo, de la mano con el camarada Maduro, saldremos fortalecidos en esta lucha. Por eso, todos contra la guerra económica”, enfatizó.

T/Luis Tovías Baciao
F/Arístides Córdova

Haga un comentario.

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.
El Correo del Orinoco no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. No se permitirá la inclusión de números telefónicos, los mismos serán eliminados por su propia seguridad. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Caracteres restantes: 1000