Revelan testimonio de exmilitar implicado en el magnicidio frustrado contra Maduro

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, reveló este martes que todos los autores materiales del intento frustrado de magnicidio y asesinato en masa del 4 de agosto, forman parte de quienes participaron activamente en los hechos violentos de las guarimbas del año 2017, entre ellos el autor del asalto al Fuerte Paramavay, cuyo nombre clave fue Operación David.

A través de un video transmitido en cadena nacional de radio y televisión, se demostró que las investigaciones han determinado como posibles autores intelectuales a Rayder Alexander Russo Márquez, alias Pico, protegido en la República de Colombia y a Osman Alexis Delgado, financista residenciado en Estados Unidos.

Ambos sujetos están involucrados en el ataque al Fuerte Paramacay del estado Carabobo, realizado el 6 agosto del año 2017, a través del sargento retirado de la Guardia Nacional Bolivariana, Juan Carlos Monasterio Vanegas, quien tiene orden de captura por los hechos.

Anteriormente ocurrieron hechos como estos contra la Base Aérea Francisco de Miranda (La Carlota) y alcabalas de Fuerte Tiuna en Caracas.

En el material audiovisual presentado por el jefe de Estado venezolano, Monasterio Vanegas se reconoce como el jefe operativo de los asesinos y sicarios implicados en este magnicidio frustrado del pasado fin de semana.

En su declaración al ser capturado, relató su participación en Paramacay cómo se organizó la operación terrorista, desde octubre 2017, cuando fue contactado por alias Pico, para mantener en pie la lucha para “salir del régimen de Maduro” y se le solicitó “dar instrucciones de vuelo de dron a unos muchachos”.

Posteriormente, fue contactado a principios de 2018, viajando a Cúcuta, Colombia, para hacer las diligencias y adquirir las aeronaves no tripuladas. En este ínterin, Monasterio Vanegas menciona al dirigente opositor venezolano Julio Borges y Juan Requesens, implicados en la organización del atentado terrorista.

La operación terrorista fue aplazada mientras se tomaban algunos correctivos. Las pruebas de los drones se efectuaron en San Antonio, estado Táchira.

Texto/CO
Foto/Prensa Presidencial