No ha parado de dar conciertos –van más de 15 este año– y tiene la agenda full|Rudy Márquez: “Hoy en día yo trabajo más que nunca”

Rudy Márquez está igualito. Rudy Márquez canta igualito “háblame suavemente, amor, y abrázame”. Rudy Márquez es una fuerza que no se da por vencida. Y aunque tal vez la televisión venezolana del presente poco hable del tremendo artista que es Rudy Márquez y de su permanencia en el gusto venezolano y latinoamericano, lo cierto es que hay un circuito de conciertos y venta directa de discos en el que Márquez se mueve como pez en el agua y que está más activo que nunca. Tiene la agenda internacional tan copada, que coordinar la entrevista con el Correo del Orinoco del Orinoco requirió varios meses de encuentros y desencuentros. Pero todo llega, y el día del abrazo también llegó.

Cálido, cariñoso, siempre con la sonrisa en los labios y dispuesto a hablar de todo, Márquez se sienta en la sala de su casa –una casa en la que perros y gatos conviven en armonía– y comienza, no solo a engranar recuerdos, sino a hilar los hechos del presente.

Claro que es un lugar común, pero en este caso ese lugar común está más que justificado: detrás de cada hombre hay una gran mujer, y en el caso de Márquez esa gran mujer tiene nombre, apellido y figura: Emilia “la nena” Márquez, dedicada a manejar la carrera de su esposo y a mantener viva la llama de esa voz y de ese amor.

En cualquier entrevista sobre cómo vivir más y mejor usted se encontrará con las mismas recetas: una buena relación de pareja, una vida y una alimentación sanas, actividad física varias veces por semana, moderación en el consumo de alcohol. Rudy Márquez tiene 72 años –cumplirá 73 el 7 de diciembre de este año– y posiblemente el secreto de lo saludable y entero de su cuerpo y de su voz tenga que ver con el amor que él y Emilia se prodigan; con cuidarse de los abusos, con la ráctica diaria de artes marciales –es un maestro con títulos internacionales– y con un alimento que probablemente no se mide en tazas o cucharadas, pero sí en entusiasmo: los aplausos del público, el entrar en un escenario en Colombia y encontrarse con miles de personas que corean “maldita tú, Ana María”. “Yo tengo 72 años.

Tengo muchas ruedas”. Son más de cinco décadas de carrera artística. Y la continúa con tanta perseverancia, que ya tiene listo un disco nuevo.

DE RODOLFO A RUDY

Su nombre es Rodolfo Márquez, pero se convirtió en Rudy porque, como él mismo lo cuenta, “desde muy pequeño yo andaba con gringos para arriba y para abajo y uno de mis primeros grupos de rock, el primer grupo que yo formé, se llamaba Los Demonios del Rock y lo formaban dos gringos de familias petroleras que trabajaban aquí, Charly Frómeta (el hijo de Billo) y yo”. Eso fue, rememora, “recién caidito Pérez Jiménez”, todavía en los años 50.
Ya en esa época lo llamaban Rudy y no Rodolfo. Y como Rudy participó en Los Dangers y luego en Los Impala, donde compartió el ser vocalista con Henry Stephen.

–¿Y por qué la música? ¿qué lo atrajo de la música?

Eso es algo que tú no puedes explicar. Se nace con eso, se desarrolla, se mejora. Yo creo que es un poco como el vino: la primera cepa es una cosa, pero el vino después de 20 o 30 años es mucho más sabroso.

–Puede ser su caso.

El caso de casi todos nosotros. Yo veo a José Luis Rodríguez y a mí me parece que está mucho mejor hoy en día que antes. Y así muchos. Como hay otros que están mucho peor, desafortunadamente. Este linaje comenzó temprano. El niño Rodolfo, en San Rafael de La Florida (donde vivía)escuchaba radio: música, radionovelas, series. “En mi casa siempre hubo tocadiscos, siempre hubo radios. En la noche mi mamá ponía la radio, en esa época ni soñábamos con la televisión, ni siquiera tocadiscos. No había nada de eso. Era la radio y oíamos a Amador Bendayán con un programa que se llamaba El Bachiller y Bartolo. También Tamakún, el vengador errante. Oíamos todos esos programas y yo me pegaba de la radio, me fascinaba la radio”.
Después llegó el tocadiscos: “Primero oíamos mucha música italiana, porque era la época en que Pérez Jiménez trajo italianos, españoles, portugueses”. Luego tomaron un lugar otros artistas. “Te nombro uno que fue mi ídolo: Lucho Gatica.
La primera vez le escuché cantar ‘El reloj’ y quedé de cama. Me dejaron tan impresionados la orquesta y la voz de él, que me quedé enamorado para toda mi vida de Lucho Gatica”. Márquez tenía 14 años, más o menos, pero la emoción con la que habla de Gatica es la misma seis décadas después.Luego le tocó el turno a la televisión, y también el ir al canal Televisa (hoy Venevisión) para ver a los artistas. “Así empezó ese acercamiento hacia la televisión, la música”.

ENTRE ELVIS Y LOS BEATLES

Márquez se enamoró artísticamente de Elvis Presley. Aunque, cabe decirlo, no fue un amor a primera vista, porque la primera vez que lo escuchó en la radio no le gustó. “No estaba acostumbrado a ese sonido; estaba más acostumbrado a la Billo’s, a lo que estaba de moda en la época, el trío Los Panchos, la Sonora Matancera”.
Pero finalmente el chico de Memphis conquistó el gusto de Márquez con la pieza ‘Love metender’ y también cuando lo vio en una película “moviéndose, hablando, gesticulando, actuando y después cantando. Y así nos fue ganando poco a poco. Pero ya no soy tan fanático de Elvis”.

–¿Por qué dejó de serlo?
Porque aparecieron los Beatles.

–¿Y qué significaron los Beatles para Rudy Márquez?

Todo. Yo les debo a los Beatles el haberme metido en la música con profesionalidad.

Los oyó por primera vez con su amigo Gonzalo Ramos, quien lo llamó una mañana para invitarlo a escuchar el LP que le acababa de llegar. “Eso debió ser en 1963. Y lo primero que me pone es “I wanna hold your hand”. Tuve que oírla como 20 veces para entender qué decían. No les entendía lo que decían, aunque yo hablo inglés. El sonido nos dejó tan locos… Tú le preguntas a Carlos Moreán, a Trino Mora, a cualquiera de nosotros, ‘¿qué impacto le causaron los Beatles?’ Y te van a decir exactamente lo mismo que te digo yo. Fue que nos dejaron así, como un nocaut fulminante. Tal cual”.

–¿Como para querer cantar con ellos, querer ser como ellos?

Inmediatamente comenzamos a montar las canciones de ellos; primero con las guitarritas en la casa y después ya empezáramos a reunirnos todos.

–Usted tenía como 20 años cuando se encontró con los Beatles. ¿Qué canción le gusta más?

Todas. A mí no hay canción de los Beatles que no me guste.

-Hay unas que gustan más.

Claro, hay unas que gustan más, pero si te tengo que poner del 1 al 100, yo te diría que las que me gustan menos están en 99. A mí me encanta todo; yo tengo toda la discografía de los Beatles.
Y no solo discos únicos (como las últimas sesiones de grabación de John Lennon en Nueva York antes de ser asesinado). También un libro en holandés sobre el cuarteto de Liverpool.
Pero en la balanza de las influencias artísticas de Rudy Márquez los venezolanos no quedan fuera. Enumera, entre otros, a Billo’s y a Felipe Pirela.

–¿Usted baila? Debe de bailar sabroso.

Bailé.

–¿Ya no baila?

No, qué va. Yo estoy operado de la cadera; eso no impide bailar, pero no tengo tiempo. En realidad no tengo tiempo, hoy en día yo trabajo más que nunca. El 9 de diciembre del año pasado dije: “yo no abro más la boca para cantar hasta el año que viene”. Este año empezamos pronto: yo cerré la Feria de Manizales el 9 de enero. El 11 de febrero nos fuimos para Estados Unidos. Fuimos a Miami, luego a Atlanta.

MOMENTO DE ALTOS, MOMENTO DE BAJOS

Rudy Márquez, el amigo de Camilo Sesto, el admirador de Manuel Alejandro, tiene la agenda copada. Este es un momento de altos en su carrera. Como todo artista, conoce los dulces y los amargos. Otra época dorada fue la de los años 70, cuando empezó a cantar como solista.
“Pegué ‘háblame suavemente’ y empecé a pegar tema tras tema”, recuerda. De acuerdo con sus cálculos, llevó 42 piezas al primer lugar.

–Siempre hay una que a uno le gusta más.

Ah claro. La canción que yo más siento se llama ‘No lo puedes negar’, de Manuel Alejandro. Es un tema que no sé qué tiene, una magia particular.

¿Todavía la canta?

¡Claro! Esa canción es obligada en el repertorio. Mis canciones obligadas son “Concierto para un amor que termina”, “Háblame suavemente”, “Mi razón”, “Será”, “Quién fue”. Luego fue el encuentro con Manuel Alejandro, que vino a través de “No lo puedes negar”.

Estaba con su primera esposa, Maricarmen, cuando escuchó al locutor Rogelio Lezama, en Radio Capital, decir que ojalá Rudy Márquez lo escuchara  porque tenía una canción del español Manuel Alejandro que le gustaría que el venezolano grabara. La canción era “El amar y el querer”. Por supuesto que Márquez se enfiló hacia Radio Capital. “Grabé tres temas que se fueron al número uno: ‘No lo puedes negar’, ‘El amar y el querer’ y ‘Será’ y le planteé a la disquera contactar a Manuel Alejandro, porque si estábamos ‘pegando’ canciones de él, ¿por qué no tratar de que hiciera canciones directamente para mí?”. Lo hicieron, efectivamente, con el apoyo de la artista María Lourdes Devonish.

–¿Siente que hubo algún bajón en su carrera en algún momento?

Después, después de todo eso.

–¿En los 80, los 90?

Exacto, sobre todo en los 90 para 2000. ¿Por qué? Porque aparece Sonorodven, ¿Qué es Sonorodven? El sello que tenía una relación directa con Venevisión y logra Sonorodven que Venevisión le promocione en televisión sus artistas. Nos mataron a nosotros.

–Cuando dice “nos desbarataron”, ¿se refiere a Rudy Márquez y a quienes más?

Lo digo en el buen sentido de la palabra. Me refiero a Trino Mora, Mirla Castellanos,los que estábamos en la época, Mirtha Pérez. Toda esa camada de artistas nos quedamos frenados completamente.

–¿En qué momento eso empieza a cambiar? Es decir, ¿que vuelven momentos de alto?

Yo creo que para la televisión no volvió más. Pero nosotros dejamos una huella profunda en cuanto a conciertos. Y es precisamente por eso que tenemos esa cantidad de trabajo hoy día.

CONCIERTOS EN LA VIDA REAL

Claro, una cosa ocurre en la televisión y hay otra cosa que ocurre en la vida real y que la televisión no está registrando.

–Claro. Hoy día los artistas están viviendo de los conciertos, no de la televisión. Nosotros vivíamos de la televisión y vivíamos de los discos, y ya eso hoy día no es así. Hasta donde tengo entendido, que me informa la gente, ya nadie vive del disco; por lo menos en países como Venezuela, donde el disco está realmente muy, muy bajo, por la piratería y por todo lo que tú quieras, y quedan dos o tres compañías disqueras que son internacionales.

–¿Cómo llegan ustedes, ese grupo de artistas, a los conciertos?

En realidad no lo programamos así, sino simplemente que nosotros, como los Beatles daban conciertos, nosotros queríamos hacer lo que ellos hacían: dar conciertos. Ahora, ¿qué eran los conciertos inicialmente? Cuatro personas, no venía a vernos nadie. Hasta que como solista, cuando pegué “Háblame suavemente”, empecé a ver los locales llenos y me sorprendió.

–¿Dejaron de estar llenos en algún momento?

Nunca han dejado de estar llenos.

–¿Cuántos conciertos ha dado usted en su vida?

¿En mi vida? No tengo idea. Miles.

–¿Miles? ¿Cuántos está dando ahora al mes, al año?

En Estados Unidos acabo de hacer seis conciertos. Uno en Colombia y cinco en Venezuela. Estamos en marzo.

–En lo que va de año usted ha dado…

Como 15 conciertos. Además, he hecho muchas fiestas privadas. Me llaman para muchas fiestas privadas.

–¿Cómo se siente en los conciertos?

Feliz. Eso es lo que me fascina.

-¿Cuántas canciones hace por concierto?

15, 16 canciones.

–Y la voz, ¿cómo hace?

Yo cuido mi voz. Es uno de mis secretos. Mira la Plaza de Toros de Medellín (enseña la foto de este recinto, lleno hasta el techo por un concierto que daría). Márquez no descarta hacer grandes conciertos en Venezuela. Más de una de sus admiradoras, más de uno de sus admiradores debe soñar con la oportunidad de verlo. “Nadie creía que yo iba a llenar el Teresa Carreño. Lo primero que me dijeron los del Teresa Carreño fue‘¿pero usted lo va a hacer solo?’ Yo dije ‘sí, lo voy a hacer solo’. Ese era mi reto”. Y después “resulta que cuando vieron las colas de gente se quedaron locos”. Su agenda está llena, al menos, hasta mayo de este año. De hecho, el 8 de mayo estará en Bogotá y compartirá la tarima en un local con capacidad para al menos 15 mil personas con Camilo Sesto, Leo Dan y Elio Roca. “Eso se llena. Se venden las entradas como pan caliente”. Interviene “La nena” Márquez y describe lo que, hasta la fecha, ha pasado desapercibido para los medios de comunicación: “Te digo algo cheverísimo que está pasando. Él es el Frank Sinatra venezolano. Lo contratan para las fiestas privadas como si fuera Frank Sinatra”.

–En los conciertos, ¿con qué canción comienza y con cuál cierra?

Según el país. En Venezuela arranco siempre con “Concierto para un amor que termina”. Pero en Colombia, por ejemplo, arranco con un tema que se llama “Tú y yo”. Eso lo combino con “Mi Razón” y así voy haciendo canciones; hay algunas canciones que son famosas allá y no son tan famosas aquí.

–¿Cómo cuáles?

Por ejemplo “Si te habla de mí” es muy popular por allá, y no lo es tanto por aquí. Otra que se llama “La noche de tu boda”, que la hizo Hugo Carregal, es un himno en ese país. Es un himno en República Dominicana.

–¿Y en Estados Unidos?

Todas, el equivalente a las colombianas, porque en Estados Unidos y fuera del país lo que vas a encontrar son muchísimos colombianos y muchísimos ecuatorianos. Vas a encontrar muchos nicaragüenses, la gente que ha emigrado para los Estados Unidos.

–¿Qué piensa que está influyendo para que Rudy Márquez se mantenga? Un muchacho de 20 años, por ejemplo, que escuche a Rudy Márquez, ¿por qué cree que lo escucha?

Por las canciones. Es que hay algo que te tengo que reconocer: mis canciones son bellas. Son bellas por los compositores que yo tuve, que eran unos tipos extraordinarios y las canciones son muy bonitas. A un muchacho de hoy en día de 15 años, 20 años le pones una canción mía y dice “guao, qué bonito”. Lo menos que tiene que reconocer es que es bonita.

–Y ¿quién se la pone? La familia, ¿no?

Por ejemplo en el caso dominicano, y sobre todo colombiano, ves niños de cuatro años y se saben las canciones. Ese sí es un trabajo de la familia, sin la menor duda.

–Es decir, usted se está manteniendo por las familias; está pasando de madres y padres a hijas e hijos.

Esa Plaza de Toros que te acabo de mostrar (en Medellín) si te pones a ver las caras de la gente, las muchachas tienen 25 o 30 años. No son ni de la generación de Camilo ni la mía.

–¿Y dónde escucharon a Rudy Márquez?

En la radio colombiana, que las ponen como si estuviéramos pegados. Te montas en un taxi en Colombia y muy posiblemente están oyendo ballenato o están oyendo baladas

Rodolfo Márquez, el Rudy Márquez de siempre, afirma que nunca tuvo aptitud para los instrumentos: “Nada más sé cantar”, dice, sonreído. Y, a juzgar por los años de voz, los años de éxitos, es más que suficiente. Su hijo, Rubén Leonardo Márquez, es “un excelente guitarrista”, ilustra. Y si este “hijo de gato no cazó ratón”, porque su padre confiesa no llevarse bien con los instrumentos, si “cazó” de su abuela, Bertha van Stenis, y de su tía abuela, Aída van Stenis, madre y tía de Márquez y pianistas clásicas.
“Mi hijo salió músico en vez de cantante; aunque canta muy bien, básicamente lo que le en canta es tocar guitarra y ha resultado un guitarrista notable; ha tocado con un gentío”.

–¿Y con usted no se ha montado?

Sí, cuando el concierto del Teresa Carreño le dije: “Separas la fecha si no quieres morirte de jovencito”. Separó la fecha y él abrió el show tocando mis canciones en tiempo de rock. Terminó de tocar su parte y cuando termina que se va retirando salen las cortinas y bueno… empecé a cantar.

–Pero usted, ¿cero piano, cero nada? ¿No toca ningún  instrumento?

No, no, yo llegué a tocar pero no era nada bueno para eso. Yo te podía tocar una canción y acompañar un poquito la cosa, pero yo era cantante, yo me daba cuenta de que lo que me gustaba era cantar. Llegué a usar esos instrumentos para componer canciones, pero también llegué a la conclusión de que no era ningún compositor del otro mundo.

–¿Por qué?

Porque me daba cuenta de que yo no podía hacer canciones como las hacía Manuel Alejandro, canciones extraordinarias, y yo si quiero hacer algo quiero que sea extraordinario, quiero que sea lo mejor que se pueda.

Hay mucha gente que me dice que yo los he inspirado. Yo fui productor de mucha gente; fui productor de Pecos Kanvas, pero Pecos cantaba muy distinto de mí y su estilo yo nunca quise que fuera como el mío, quise que tuviera su estilo y eso lo logramos.

Los imitadores de por ahí imitan a Rafael, imitan a cualquiera y casi ninguno me imita a mí ¿Tú sabes por qué? Porque les he preguntado. Dicen “es que eres muy difícil de imitar, tratamos de sacar tu voz y no sale”.

A COMERSE EL MUNDO

Con qué cariño habla Márquez del animador de todos los tiempos, Renny Ottolina. A pesar de que fue implacable con el cantante, lo recuerda como un maestro de los grandes. Narra que, una vez, Ottolina ordenó parar una grabación y no midió sus señalamientos: “Mira, pendejo, yo te presento como una gran figura y tú vas a salir caminando como un pedazo de…”, cuenta Márquez que le dijo Ottolina. “Él me dijo: ‘Tienes que salir a comerte el mundo’. Y desde ese día yo entro al escenario corriendo y salgo corriendo. Eso es por Renny, él fue el que me lo enseñó”.

–¿Qué le falta por hacer? ¿Qué cree que le falta por hacer como artista?

Me hubiera gustado pegar otra vez un número uno, misión bien difícil. Misión difícil, señala, porque

“el mundo del disco cambió muchísimo”.

–Y si no es tener otra pieza número uno, ¿qué cree que le faltaría por hacer?

Yo creo que muy poco. Déjame decirte que me siento muy feliz. En este momento yo me siento espiritualmente muy feliz porque estoy haciendo lo que me fascina hacer, que es dar conciertos. Estoy dando conciertos a casa llena, que también es otro detalle maravilloso porque indica que la gente te sigue queriendo, que la gente sigue yendo a verte. Y lograr que eso sea en 56 años de carrera, cuando la mayoría de los artistas están retirados o lamentablemente ya murieron, o perdieron la voz, o muchas cosas…

Márquez suena, y suena divino. “Yo sigo teniendo mi voz intacta; siguen gustando mis canciones como nunca, inclusive las radios en Colombia y en otros países ya ponen canciones nuevas que las he tenido que ir agregando al repertorio porque no estaban incluidas. Fíjate tú qué fenómeno tan particular: tuve que meter una canción nueva que se llama “Qué quieres tú”, porque en Colombia la canción poco a poco se fue convirtiendo en un éxito, y aunque no es un éxito radial sí es un éxito para la gente. Ellos me piden “canta tal canción” y yo se las canto”

T/Vanessa Davies
F/Héctor Lozano

Rudy Márquez mi ídolo musical. la voz, los temas me transportan, no me canso jamás de escucharlos. MIS AÑOS CON ELLA…… QUE TEMA. LA NOCHE DE TU BODA…. SERA. EN FIN . RUDY MARQUEZ POR SIEMPRE Y PARA SIEMPRE.

  • vivo en monte carmelo estado trujillo e escuchado a rudy marquez por decadas tengo 50 años me gusta cantar sus canciones exitos me llamo leonardo de jesus barreto briceño exitos rudy

  • Que lindo haber encontrado esta entrevista! Simplemente he amado siempre a este maravilloso y talentoso hombre. Sus canciones son bellas! Únicas!… Y como el dice todavía permanecen!….a mi me encantan todas Todas!!…. Pero siempre hay una que es especial, y esa es «no lo puedes negar «… Igual lo es para él! Como lo dice en esta entrevista….recuerdo que te conocí en un concierto un 14 de febrero, tenía yo 20 añitos! me sorprende que este tan activo y dando tantos conciertos!… Rudy, Dios te llena de bendiciones y te acompaña siempre, te mando un gran abrazo y un beso..

  • Este señor tiene una de las mejores voces de Venezuela,,,lastima que no halla grabado mas y que la radio y la televisión Venezolana lo halla marginado,llegue a pensar que estaba retirado,,pero gracias a este medio me entero de esta gran noticia,,,suerte Rudy,,,,nota;para los que no lo saben,en el tema original,;»El dia de tu boda»,,,el Señor ILan Chester le hace la segunda voz a Rudy,,de eso hace ya 43 años,,,

  • naci cuando Ud. Rudy inicio su carrera de cantante, mis primeros años de vida fue escuchando sus canciones, hoy día 2015 estoy muy contenta de saber que aun sigue cantanto, por favor venga a Maracaibo

  • Una cosa es decirlo y otra es vivir los sentimientos tan especiales que afloran cuando presencio un Concierto de RUDY. Me encanta. Son pocos los Conciertos que despiertan mi interés, y ver y oir a RUDY me emociona tanto como cuando fuí (en los años setenta) al Concierto de Tom Jones! No es diferente hoy dia. Me impresiona su Fuerza Espiritual, y siento que su voz es la misma pero enriquecida con la madurez de su gran experiencia. La verdad es un Gran Valuarte Nacional! Cuídate Rudy para todos, que son muchos, los que te queremos y valoramos. Deseo que tus EXITOS trasciendan las dimensiones del tiempio infinito………..

  • Desde nuestra bella Isla de Margarita nuestro reconocimiento para Rudy excelente vocalista , cada día interpreta mejor esas canciones románticas que tanto recuerdos gratos disfrutamos en familia y amistades , así como en sus presentaciones en vivo acá en La Isla, que sigan los éxitos tenemos cantante por muchos años mas, saludos, Blanco , Nancy y familia.

  • Que grata y feliz fue para mi la noticia de saber que Rudy Márquez, en casi 73 años aún esta en la música. Le deseo mucho éxito y la mejor de las suertes. Dios le bendiga su voz y así pueda seguir cantando tan hermosas canciones como siempre.

  • Que Dios te de muchos años mas Rudy, formas parte de nuestra era y aun muchos estamos vivos. Un gran abrazo hermano.

  • Lo mejor de los 70, Rudy, Edgar Alexander, Trino Mora, Henry Stepen, Aditus, Mirla, Mirtha, Delia, La Dimensión Latina, La Billos C.B., Los Melódicos, Las 4 Monedas, una época que jamás se olvida; Camisas cuello de tortuga, pantalones de bota ancha y los conciertos en Sabana Grande y en el Circulo Militar. Poco a poco la política y los malos gobiernos, la corrupción endemoniada fue cambiando la vida alegre del venezolano llevándolos por otros caminos, muchos se fueron, otros desaparecieron; un Caracas-Magallanes no es lo mismo de antes.

  • SOY FAN DE ESTE CANTANTE TENGO UNA RECOPILACION DE SUS EXITOS EN CD PERO ESTA MEDIO DAÑADA QUIERO CONSEGUIR UNA COPIA SI ALGUIEN SABE DONDE PUEDO HACERLO
    ESTE CANTANTE ME DIO BUENOS MOMENTOS CON MIS NOVIAS DE ESA EPOCA NO ME QUEDA OTRA COSA MAS QUE AGRADECERLE POR SU TALENTO

  • Me Quede impresionada con lo que acabo de leer la verdad me gusta mucho como canta Rudi Marqués pero tenia tiempisimo que no lo veía, Gracias a Dios y a este medio lo pude hacer, en los años 72 en adelante lo veía en Sábado Sensacional y en de Fiesta Con Venevision que era los miércoles, no me los perdía siempre lo presentaban allí, los cantantes venezolanos los desplazaron en la TV , lastima no sabe lo que se pierden, la verdad Rudi Estas Muy Buenmoso, te conservas, no aparentas la edad, soy una fans, de 56 años, cuídate, dale Gracias a Dios que tienes una esposa que te cuida Dios los Bendiga, que sigan los éxitos.