Inicio » Avances, Salud Pública

Quienes se operan deben cambiar su estilo de vida

La cirugía bariátrica no es un “cheque en blanco” para comer y comer

3 mayo 2015 | 4 Comentarios

Mediante este procedimiento se modifica el tracto intestinal y se reduce la capacidad del estómago

Quienes piensen que una cirugía bariátrica -para tratar la obesidad mórbida- garantizará una figura delgada para siempre sin “cerrar el pico”, se equivocan de plano. Esta intervención, que efectivamente cambia la vida de las personas que se someten a ella en busca de una mejor salud, puede perderse si la o el paciente no cumplen con unas recomendaciones mínimas, como alimentarse sanamente y hacer ejercicio.

“La cirugía bariátrica no es un cheque en blanco”, advierte Geylor Acosta, médico cirujano especialista en cirugía bariátrica del Instituto Médico La Floresta. “El paciente debe hacer un cambio en el estilo de vida, porque de lo contrario no llegará al peso que debe llegar; o llega a la meta y después vuelve a ganar peso”, puntualiza Acosta, en entrevista telefónica con el Correo del Orinoco.

El médico -quien comenzó en estas lides hace unos cinco años y por una inquietud particular- señala que las personas que se operan pueden recuperar unos cinco kilos y mantenerse, y eso está dentro de lo esperado. Pero entre 20% y 25% “llegan a ganar el peso que tenían antes”, debido a que continúan una alimentación errada, de alto contenido calórico, a pesar de que ahora tienen el estómago pequeño.

CONTRA LA OBESIDAD MÓRBIDA

El problema de la obesidad es multifactorial, recuerda el especialista. Se suman malos hábitos, sedentarismo, alimentación rica en grasas y azúcares. “Es cada esquina hay un local de comida rápida; negocios que te ofrecen alimentos que no son nutritivos, sino que tienen gran cantidad de calorías provenientes de grasas y carbohidratos”.

Un individuo obeso, además, presenta un riesgo mayor de sufrir enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, problemas respiratorios, apnea de sueño. “Ese tejido graso se comporta como un sistema hormonal” que produce toxinas”.

La obesidad mórbida “es una obesidad extrema”, y quienes viven con ella saben que los tratamientos convencionales solo funcionan en 2 de cada 10 casos; además, las opciones habituales -dieta, actividad física- no siempre logran perpetuar la reducción. “En cambio”, explica Acosta, “la cirugía bariátrica permite mantener los resultados a largo plazo”.

Mediante este procedimiento se modifica el tracto intestinal y se reduce la capacidad del estómago. “La capacidad normal es de cinco litros, y con la cirugía se reduce a 200 o 300 CC”, precisa. Al proporcionarle poca gasolina con la alimentación, el cuerpo toma combustible del tejido adiposo, con lo que comienza la reducción de grasa.

PASOS PREVIOS

Antes de una cirugía bariátrica la persona debe haber intentado un régimen nutricional y haber hecho suyo el repertorio de opciones para perder peso. Si esto no funciona, y antes de la intervención, requiere la evaluación de un equipo multidisciplinario. “¿Para quiénes no es esta operación? Para quienes tienen un sobrepeso que pueden perder con dietas y ejercicios. Para quienes tienen problemas de alcohol, drogas o afecciones psiquiátricas que impedirán que cumplan con los cambios en el estilo de vida”, describe.

Este procedimiento debe ser acompañado por hábitos alimenticios diferentes y actividad física, pues “de nada sirve hacerse un baipás gástrico y beber refresco y atiborrarse de papitas fritas”.

Hay diversas opciones para la cirugía bariátrica, resalta Acosta. Pero él es partidario del baipás, porque con esta técnica “se deja el estómago como una pequeña bolsita, con menor riesgo de dilatación y reducción de la posibilidad de reganancia de peso”. Tiene, aparte, un elemento extra, y es que al hacer el puente con el intestino se altera la absorción de nutrientes.

Ante cualquier entrada al quirófano siempre hay un temor presente: ¿Me complicaré? “Las complicaciones han bajado mucho”, asegura Acosta. En la actualidad “hablamos de 1% a 1,5% de complicaciones mayores, como sangrado o filtraciones”. Para evitar sorpresas, el médico recalca que la operación debe ser practicada en instituciones de salud, con buen soporte y por profesionales bien entrenados.

DIABETES EN REMISIÓN

Decir que la cirugía bariátrica cura la diabetes sería, en este momento, sostener una mentira. “Las personas con diabetes tipo 2 tienen hasta 95% de remisión”, o lo que es lo mismo, logran niveles normales de azúcar en su sangre sin tratamiento médico. “A 60% o 70% de las personas con hipertensión les mejora la presión arterial sin medicamentos, y la apnea de sueño se quita en 100% de los casos”, detalla.

Incluso adolescentes pueden mejorar con esta intervención. “El paciente más joven que he operado tiene 15 años: medía 1,60 y pesaba 150 kilos. El paciente de más edad que he operado tiene 67 años y obtuvimos buenos resultados”.

Lo que más lo impresiona es el antes y el después. Como médico, para Acosta es gratificante ver a sus pacientes con una vida nueva.

T/ Vanessa Davies
F/ María Isabel Batista
4 Comentarios
Abelardo novoa dijo:

hola ley su informe o trabajo sobre esta operación y yo peso 150 kilos y mido 1:78 y me gustaría tratarme ese sobrepeso con usted y ver si me puedo operar y me gustaría saber su teléfonos y el número de consultorio y los horarios un saludo al equipo.

Dr. Geylor Acosta dijo:

Hola Sr. Abelardo, puede llamar al 0212.2851435 para fijar una cita (martes a viernes de 8 am a 12 pm) y con gusto le atenderemos. Saludos.

Dr. Geylor Acosta dijo:

Para mas información puede visitar http://www.doctorbariatrico.com

wendy dijo:

Haci es mi angel si no estan preparados para esta nueva vida puede perder la cirugia, gracias por los consejos que nos haces llegar por cualquier medio ,gracias a dios y a usted, tengo salud y vida ,es un exelente doctor geylor Acosta,son un equipo profesionales los adoroooo aqui su pasiente wendy salazar.

Haga un comentario.

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.
El Correo del Orinoco no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. No se permitirá la inclusión de números telefónicos, los mismos serán eliminados por su propia seguridad. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Caracteres restantes: 1000