Inicio » Avances, Salud Pública

De acuerdo a una investigación

La comida chatarra te cambia la cintura… y el cerebro

4 enero 2013

La investigadora y doctora Stephanie Fulton destacó que una dieta alta en grasa hace que la CREB aumente el nivel de corticosterona -una hormona asociada al estrés-, al mismo tiempo que reduce casi a cero la producción de dopamina, hormona de la felicidad, lo que explica tanto la depresión como el ciclo de comportamiento negativo

La comida chatarra no solo “torpedea” nuestra figura, sino que también resulta perjudicial para el funcionamiento del cerebro, según un experimento realizado por un grupo de investigadores canadienses.

El estudio se apoya en un experimento realizado en dos grupos de ratones alimentados durante seis semanas, uno con una dieta baja en grasa (1% de las calorías consumidas) y otro con una dieta alta en grasas, de las que se derivó 58% de las calorías de su dieta.

Al final del estudio, los científicos comprobaron que aquellos roedores alimentados con mucha grasa aumentaron 11% su talla de la cintura, índice insuficiente como para hablar de obesidad. No obstante, al analizar su cerebro, así como sus emociones y comportamientos, hallaron que los ratones alimentados con grasa presentaban una actividad química distinta en sus cerebros y mostraban más signos de abstinencia al volver a una dieta sana.

“El cambio de la forma de alimentación conllevó síntomas de abstinencia y aumentó la sensibilidad ante situaciones estresantes”, explicaron los científicos, que encontraron en los ratones del segundo grupo niveles más elevados de la molécula CREB, que juega un importante papel en el metabolismo.

La investigadora y doctora Stephanie Fulton destacó que una dieta alta en grasa hace que la CREB aumente el nivel de corticosterona -una hormona asociada al estrés-, al mismo tiempo que reduce casi a cero la producción de dopamina, hormona de la felicidad, lo que explica tanto la depresión como el ciclo de comportamiento negativo.

“Resulta interesante que estos cambios ocurran antes de alcanzarse la obesidad. Estos hallazgos suponen un reto a nuestro conocimiento sobre la relación entre la dieta, el cuerpo y la mente”, concluye Fulton.

Fuente/Yvke Mundial
1 Comentario
Roselly dijo:

Y entonces…. q estamos esperando para q las grandes trasnacionales, dejen de seguir matando al ser humano, por qué? acaso el capital va a seguir siendo mas importante q el ser humano -me pregunto yo – es hora q se tome una medida de política pública, pues esto es salud pública, sino los invito a conocer de la experiencia en Bolivia, pero antes de q se tome alguna medida gubernamental, antes q se despliegue una bravia pero efectiva campaña para consientizar, por favor cada uno de nosotros debe hacer por cuenta propia su reflexión y no comer no consumir comida chatarra, recuerden q nuestra medicina sea nuestro alimento, dèmosle además una lección a sus fabricantes, no queremos chatarras para comer, exigimos respeten nuestra salud el ambiente, si nosotros no consumímos sino le compramos ellos (los q fabrican comida chatarra) simplemente no les será rentable el negocio y ya no elaborarían mas chatarras. Q tal!!!