Inicio » Avances, Salud Pública

Min-Salud creará mesas de trabajo como mecanismo de articulación

Medicamentos contra el sida estarán disponibles a partir del 20 de diciembre

14 diciembre 2010

El Gobierno Bolivariano implementó una política de emergencia -con cobertura de cinco meses- para la adquisición de los fármacos antirretrovirales. La industria farmacéutica se comprometió a entregarlos esta semana

El Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS) implementó una política de emergencia para la adquisición de antirretrovirales con cobertura de 5 meses. Para ello, sostuvo varias reuniones de negociación con la industria farmacéutica, la cual se comprometió a entregarle los preciados medicamento para pacientes con VIH-Sida durante la semana del 13 al 17 de diciembre de 2010. Esto permite estimar que estarán disponibles en todas las farmacias del Programa Nacional de VIH-Sida de la cartera de Salud a partir del 20 de diciembre.

Así lo informó el director de la asociación civil Acción Ciudadana Contra el Sida, Alberto Nieves, quien sostuvo un encuentro con la viceministra de Salud, Miriam Morales, el pasado 9 de diciembre de 2010; con el objetivo de dialogar y buscar soluciones conjuntas a la situación del desabastecimiento de los medicamentos antirretrovirales en Venezuela.

En la reunión también participaron los representantes de Acción Solidaria, Feliciano Reyna y Mauricio Gutiérrez. Ésta es otra de las ONG reconocidas que aborda la temática en el país.

Alberto Nieves indicó que los representantes de ambas organizaciones expresaron al Estado su preocupación por la situación planteada, puesto que está afectando la calidad de vida de más de 32.000 personas que viven con VIH/Sida e ingieren tales fármacos.

Señalamos que todo el mes de noviembre y lo transcurrido del mes de diciembre las personas que viven con VIH/Sida, usuarias de las distintas ONGs a nivel nacional, informan que en el momento de acudir a las farmacias no les entregan el esquema antirretroviral, debido a que existe escasez de los antirretrovirales Tenofovir, Lamivudina, Abacavir, Kivexa, Saquinavir y Raltegravir2, comentó.

Asimismo, subrayó que “esta situación está produciendo angustia y alarma en la población de personas que viven con VIH/SIDA”. Añadió que las ONG están ofreciendo apoyo y orientación a estas personas y algunas de ellas, exactamente las que tienen bancos de medicamentos, han entregado antirretrovirales, pero ya no los disponen en sus depósitos.

Propuesta aceptada

Al dejar de tomar los antirretrovirales, las personas que viven con VIH-Sida producen en sus organismos una resistencia viral, porque el VIH desarrolla mutaciones en pocos días y hace que que los medicamentos que estaban ingiriendo dejen de ser efectivos para controlar la replicación del virus.

Esta situación puede generar en las personas aumento de la carga viral, disminución de las células del sistema de defensas o inmunológicos, presencia de infecciones oportunistas, deterioro de la salud, entre otros. Igualmente, la persona requerirá el cambio de sus esquemas de tratamientos, lo que incide de forma significativa en el aumento de los costos asignados en el presupuesto del Estado venezolano”, especifica Alberto Nieves.

En este sentido -añade-, se propuso retomar la experiencia exitosa de años anteriores en la que fue creada una mesa de trabajo como mecanismo de articulación entre los actores involucrados, para evitar próximos desabastecimientos de medicamentos antirretrovirales. De igualmente, se sugirió que esta instancia sea integrada por representantes del MPPS, ONGs con trabajo en VIH/Sida, la Red Venezolana de Gente Positiva y la Sociedad Venezolana de Infectología.

La propuesta fue aprobada por la viceministra, quien adicionalmente señaló que se efectuara de forma bimensual”, celebró Nieves.

Estoy desesperado”

El coordinador general y director de Ases de Venezuela, Marcel Quintana, quien vive con la infección y tuvo que suspender su tratamiento por la escasez de medicamentos antirretrovirales, criticó la gestión del Ministerio del Poder Popular para la Salud. Sostuvo que las fallas no son del Programa Nacional de VIH-Sida sino de las autoridades que no prestan atención a las y los pacientes con el mal.

Aseguró que en total faltan 10 tipos de antirretrovirales y explicó que son los principales porque forman parte de las combinaciones que se establecen en los tratamientos.

Del total de pacientes que reciben tratamiento, 248 utilizan medicación de rescate porque ya han hecho resistencia a todos los medicamentos. En estos momentos, éstos no cuentan con dicha medicación de rescate y como consecuencia podrían morir”, subrayó.

Marcel Quintana no pudo hablar con propiedad sobre el estado de salud de todas las personas que dejaron de recibir tratamiento, pero sí del suyo: “en mí ya es evidente el deterioro que presento. No sé qué hacer, estoy desesperado. Temo morirme de un momento a otro”.

Asimismo, informó sobre el deceso de un paciente de Barquisimeto, quién “sufrió un infarto producto de la angustia por no tener sus medicamentos”.

Preocupa la falta de kit de bioseguridad”

Ante la actual carencia de antirretrovirales, el coordinador de programas de Ases de Venezuela, Lowin González, se permitió hacer un balance de Programa Nacional de VIH-Sida del MPPS.

“Ha habido un gran retroceso. En la gestión del ministro Mantilla, otrora titular de la cartera de Salud, se logró aumentar el presupuesto del Programa de dos millones a seis millones de bolívares fuertes. No obstante, durante la gerencia de la ministra actual, se redujo nuevamente a dos millones. Dicha disminución es de 66%, aproximadamente, pero si se le suma la inflación, realmente es de 80%”, detalló.

González refirió que la entrega de medicamentos antirretrovirales ha fallado cuatro veces este año: en enero, entre abril y mayo, en septiembre y entre noviembre-diciembre. También dijo que la preocupación que tienen los pacientes con VIH-Sida en estos momentos no sólo es por la falla en la entrega de medicamentos; indicó que igual los desconcierta la carencia de los kit de bioseguridad.

Estos comprenden un conjunto de productos y utensilios que se requieren para atender a la mujeres parturientas durante las cesáreas, con la intención de que el bebé y la médica o el médico no se contaminen. Asimismo, se usan para realizar las distintas intervenciones quirúrgicas que pueda requerir un paciente con la enfermedad”, explicó.

Añadió: “también falla la entrega de fórmulas de leche materna. La que producen las madres con VIH-Sida constituye un fluido de riesgo y -además- las y los bebés suelen morderle el pezón a las mamás y ahí estarían en contacto con sangre contaminada. También hay carencia de complejos nutricionales que requieren las personas descompensadas”.

El Correo del Orinoco buscó la respuesta del Ministerio del Poder Popular para la Salud, sin éxito.

T/Alexander Escorche Caña
F/Archivo CO