Según estudio publicado en la revista BMC Evolutionary Biology|Serpientes primitivas tenían hábitos nocturnos

La serpiente primitiva fue probablemente de hábitos nocturnos y depredadora de vertebrados e invertebrados, señala un estudio de la Universidad de Yale que publicó ete  la revista BMC Evolutionary Biology.

Según la investigación, que analizó 73 especies de serpientes y lagartos, vivos y extintos para realizar un árbol genealógico de los ofidios, el primer antepasado de esos animales habitaba en medios terrestres y contaba con una extremidad inferior formada por un par de patas con tobillos y pies con pequeños dedos.

Con más de tres mil 400 especies en la actualidad, esos réptiles muestran una gran diversidad en sus características y se encuentran en una amplia gama de hábitats tanto en la tierra como en el agua.

De acuerdo con los investigadores, en la anatomía de la primera serpiente no está clara la función de las extremidades posteriores, perdidas luego por sus contemporáneas.

“Es probable que fueran poco más que restos vestigiales y no tuvieran ninguna función significativa de locomoción”, dijo Daniel Field, coautor del estudio.

Opinan los estudiosos que el origen más probable de esos reptiles se encuentra en los ecosistemas forestales del antiguo supercontinente de Laurasia (que se dividió posteriormente en Eurasia y América del Norte), hace 128,5 millones de años.

Ese periodo del Cretácico Inferior coincide con una etapa de aparición rápida de muchas especies de aves y mamíferos.

Fuente/Prensa Latina