Inicio » Tema del Día, Nacionales

Gobiernos progresistas y de izquierda en la mira de los ciberataques

¿Redes sociales vs. democracia ?

28 febrero 2016 | 1 Comentario

Analistas señalan que la campaña de mentiras y difamación que corrió en tiempo real por la internet afectó el resultado del referendúm en Bolivia, que resultó negativo para las fuerzas revolucionarias

Las Redes sociales: ¿Pueden usarse contra la democracia?, indica un material audiovisual que difunde la página de la Organización de Países del Atlántico Norte (OTAN).

Según la OTAN, la campaña presidencial de Barack Obama en 2008, puede ser considerada como “un triunfo democrático en redes sociales” y un ejemplo de cómo usar las redes con fines políticos.

Allí explican como el equipo asesor del entonces candidato Obama, logró movilizar gente a través del uso de Facebook, Twitter y mensajería de texto, e incluso recoger fondos para su campaña.

Según la organización, existe gran peligro de “control y manipulación” por parte de “regímenes autoritarios”, de los cuales citan a China e Irán, países que se contraponen a la hegemonía imperialista estadounidense, para impedir el flujo de la información. Esto atentaría contra la democracia y la libertad de expresión.

Sin embargo, la realidad que vivimos a diario en países con gobiernos soberanos, progresistas, socialistas, nos señalan una realidad muy distinta. Es muy poco lo que pueden hacer los Estados para controlar las redes, a pesar de que existen leyes y regulaciones; pero es bastante lo que pueden hacer factores que promueven escenarios de desestabilización de procesos revolucionarios que se llevan a cabo en democracia.

Existen “suprapoderes” difusos en el manejo de redes sociales. Pareciera que no hay responsables en el manejo de los contenidos, pero es totalmente falso. Las compañías que poseen las patentes de las aplicaciones de chat, mensajería de textos, microbloging, y otros, no sólo pueden tener el control de la información que circula sino que además maneja datos como direcciones de residencia y sitios de trabajo, edad, amistades, costumbres, de millones de usuarios en todo el mundo.

De esta manera, observamos ataques a través de las redes sociales con el fin de socavar el respaldo popular de los gobiernos antiimperialistas y anticapitalistas. Constantemente se generan “falsos positivos mediáticos” que buscan perjudicar la imagen y la credibilidad de líderes y gobernantes que resultan incómodos para Washignton.

Los gobiernos de los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), tienen amplia experiencia en estas “ciberagresiones”. La más reciente experiencia la vimos en Bolivia, donde la guerra cibernética fue un factor que incidió notablemente en el resultado adverso que obtuvieron las fuerzas revolucionarias.

Así lo destacó el analista político argentino Juan Manuel Karg, a través de una entrevista transmitida por Telesur tras conocerse los resultados del referéndum en Bolivia donde se impuso la opción del No.

Karg aseguró que la campaña mediática contra el Gobierno y figura del presidente, Evo Morales, respondió a un plan coordinado por la derecha internacional contra los mandatos de avanzada y sociales de la Latinoamérica.

Karg señaló que tras la escalada de la derecha continental que pretende la restauración del neoliberalismo , y de la que observamos expresiones en Argentina, Venezuela, y ahora en Bolivia, donde la contrarrevolución obtuvo resultados electorales favorables, todo apunta a que la próxima campaña sucia estará enfilada hacia el gobierno de Dilma Rousseff y la posible candidatura de Lula da Silva.

El mismo presidente Morales, denunció el peligro que corren las democracias con el manejo antiético que hacen grupos de la derecha opositora en América Latina y el Caribe.

EL CASO VENEZUELA

En Venezuela, desde el inicio de la Revolución Bolivariana, hemos sido víctimas de una feroz campaña de difamación, descrédito, desmoralización de líderes y dirigentes. El periodista uruguayo Carlos Fazio, señaló en una oportunidad que Venezuela es víctima de una guerra mediática continuada desde 1988.

Ya en 2014, durante el Foro Internacional “Conjura Mundial de los Medios Contra Venezuela”, Fazio denunció que nuestro país “es víctima de una guerra no declarada donde el objetivo es derrocar al Gobierno legítimo vía una guerra civil que abra las puertas para una intervención”.

Desde 2009, con el auge de las redes sociales en todo el mundo, las mismas se convirtieron en la principal herramienta de la ciberpolítica, en especial para los grupos contarrevolucionarios y antidemocráticos.

Rumores y mentiras, información muy negativa sobre el Gobierno Bolivariano y la Revolución, circulan cada segundo en tiempo real por cientos de aplicaciones. Existen laboratorios de redes sociales impulsados desde el exterior para posicionar tendencias y matrices a fin de generar matrices que ponga al pueblo en contra del proceso de transformación y liberación nacional que inició Hugo Chávez hace 17 años.

Las redes sociales como Facebook, Twitter y Youtube forman parte de la cotidianidad de millones de personas en todo el planeta. En Venezuela con las políticas de democratización del acceso a internet, tiene el mayor nivel de penetración de redes sociales en la región. En recientes mediciones se pudo conocer que la penetración de Internet en Venezuela es de 45% y el 85% de internautas usa las redes sociales. Cerca del 40% de los venezolanos y venezolanas usa las redes sociales por lo menos una vez al día.

Las redes sociales en Venezuela han sido herramientas para canalizar una guerra mediática sin precedentes para tratar de derrocar y destruir la Revolución Bolivariana. Sin embargo el pueblo ha demostrado que hace falta más que un tuit para socavar su voluntad de continuar en paz, defendiendo su soberanía.

FASCISMO 2.0

Expertos y especialistas en el área, manifiestan cada vez más su preocupación por la carencia de normas éticas, calidad y veracidad de contenidos en las redes sociales. Organizaciones como la Unesco, han abierto el debate al respecto.

La banalización de la política, la manipulación de las opiniones, la difusión de falsas informaciones, sin duda erosionan el buen funcionamiento de las sociedades.

En Venezuela, organizaciones como Voluntad Popular han utilizado las redes sociales para convocar a manifestaciones violentas. Existen conglomerados de tuiteros que se identifican como “Resistencia”, dedicados a propagar rumores incitando a saqueos y golpes de Estado.

La mejor defensa ante estos ciberataques es la formación y la unidad de las fuerzas revolucionarias; el contacto directo de la dirigencia con las masas y la denuncia oportuna de campañas desestabilizadoras. También es necesario mantener al pueblo informado oportuna y verazmente.

T/Modaira Rubio
F/Cortesía
1 Comentario
Tibisay Torrealba. dijo:

Esto es la realidad estás guerras que nos han declarado es a través de las redes sociales, por estos todos los revolucionarios y comunicadores sociales decimos presente para contra restar todas estas opiniones mal sanas en contra de nuestro Gobierno Bolivariano.

Haga un comentario.

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.
El Correo del Orinoco no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. No se permitirá la inclusión de números telefónicos, los mismos serán eliminados por su propia seguridad. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Caracteres restantes: 1000