Inicio » Tema del Día, Política, Poder Popular

A 19 años del movimiento que dio paso a la Revolución

27 de noviembre de 1992: Segunda rebelión contra la tradición puntofijista

27 noviembre 2011

Fue un grupo compuesto por civiles militantes en organizaciones revolucionarias y altos oficiales de la Fuerza Armada Nacional (FAN) el que hizo frente a los estragos causados por las políticas neoliberales de flexibilización económica ejecutadas por la administración adeca

El 27 de noviembre de 1992 una verdadera unión cívico militar protagonizó la segunda insurrección en contra del legado puntofijista, representado por el gobierno de Carlos Andrés Pérez. Desde entonces, la historia venezolana quedó escindida para dar cabida a profundas transformaciones políticas y sociales que allanaron el camino hacia la Revolución Bolivariana.

Fue un grupo compuesto por civiles militantes en organizaciones revolucionarias y altos oficiales de la Fuerza Armada Nacional (FAN) el que hizo frente a los estragos causados por las políticas neoliberales de flexibilización económica ejecutadas por la administración adeca.

El Distrito Capital fue el epicentro de la rebelión que se extendió también a los estados Miranda, Aragua y Carabobo. En la génesis de los acontecimientos se encontraba la crisis de dos instituciones que hasta la fecha había sido sinónimo de la estabilidad democrática: los partidos políticos y la Fuerza Armada Nacional.

Entre los protagonistas de la rebelión destacan nombres como los de los contralmirantes Hernán Gruber Odremán, Luis Enrique Cabrera Aguirre, Francisco Visconti Osorio y los partidos políticos Bandera Roja y Tercer Camino.

Más allá de no haber logrado su principal cometido, los sucesos del 27 de noviembre de 1992 fueron el punto de inflexión que terminó de desvelar la degeneración de los partidos tradicionales que se habían alternado el poder durante los últimos 40 años: Acción Democrática (AD) y Comité de Acción Política Electoral Independiente (Copei).

Muestra de esa degeneración fue la derrota electoral de Pérez en el año 1993 y su expulsión del partido que lo había acogido, AD. Paralelamente, el candidato de Copei, Oswaldo Álvarez Paz, perdió las elecciones ante uno de sus ex-miembros, Rafael Caldera, abanderado por la recién emergente, para aquel entonces, tolda Convergencia.

En el año 2006 el presidente de la República y líder de la primera insurrección contra el gobierno de Pérez – el 4 de febrero de 1992 -, Hugo Chávez Frías, ubicó los sucesos de noviembre dentro de la trilogía de acontecimientos que iniciaron el 27 de febrero de 1989 y “que partieron en dos la historia de Venezuela”.

” (…) Siguiendo el heroico ejemplo que nuestro Pueblo diera el 27 de febrero de 1989, comenzamos a derrumbar los falsos templos que la injusticia y la corrupción habían erigido en el suelo sagrado de nuestra Patria”, escribió el presidente Chávez en sus líneas dominicales correspondientes al 28 de noviembre de 2010.

Tanto el levantamiento militar del 4 de febrero, con el comandante Hugo Chávez a la cabeza, como los sucedidos en noviembre,  pusieron en evidencia que la institución armada había dejado de ser un ente monolítico orientado a garantizar la estabilidad del sistema democrático, para convertirse en garante del bienestar del pueblo.

Fuente/AVN
Foto/Archivo