Inicio » Tema del Día

Decreto de Emergencia Económica impulsará industria farmaceútica nacional

Declaración de “Crisis Humanitaria en Salud” es parte del plan internacional contra Venezuela

29 enero 2016 | Haga un comentario

La contrarrevolución, que ostenta circunstancialmente la mayoría en la Asamblea Nacional, genera una campaña mediática internacional para promover una intervención extranjera en el país

No hay condiciones para declarar una crisis humanitaria

Desde el 9 de marzo de 2015, cuando el presidente Barcak Obama firmó un inefable decreto en el que califica a Venezuela como un amenaza para la seguridad interna de la potencia militar más poderosa del mundo, el pueblo venezolano se encuentra en permanente peligro.

Más aún cuando, el trasfondo del decreto es la injerencia por cualquier vía( diplomática, financiera, militar, política) para “resguardar” los derechos humanos de la población. Obviamente, una declaratoria de “crisis humanitaria”, es una alerta sobre la debilidad del Estado para garantizar el derecho a la vida y a la integridad de las personas.

Eso es lo que ha hecho aquí la contrarrevolución venezolana que ostenta la mayoría circunstancial en la Asamblea Nacional (AN) al “declarar” irresponsablemente que existe en Venezuela una “crisis humanitaria en salud”.

Este martes, la AN “declaró” “una crisis humanitaria de salud” en Venezuela por la escasez de medicamentos, de equipos médicos y el supuesto deterioro del las instituciones públicas sanitarias.

De este modo, la el parlamento adeco burgués aprobó un documento en el que exigió al Gobierno Nacional “garantizar de manera inmediata el acceso a la lista de medicamentos esenciales que son básicos, indispensables e imprescindibles y deben ser accesibles en todo momento”.

En una sesión catalogada por el Bloque Parlamentario de la Patria como un show mediático, la bancada opositora manipuló a la opinión pública nacional e internacional con la manipulación política de dos casos de personas que supuestamente fallecieron por no conseguir medicamentos a tiempo.

Con dos hechos particulares, pretendieron generalizar la situación nacional. Muertes por falta de insumos, atención, medicamentos, se observaron en la Cuarta República donde cerca del 13% de la población padecía hambre y casi un 27% se encontraba en pobreza extrema.

UN SIN SENTIDO

La Organización de Naciones Unidas (ONU) define la crisis humanitaria como “aquella situación en la que existe una excepcional y generalizada amenaza a la vida humana, la salud o la subsistencia”.

Esas circunstancias se producen, según expertos en la materia, en situaciones de desprotección generadas por pobreza, desigualdad, falta de acceso a servicios básicos, que se potencian cuando se combinan con un desastre natural, caso terremoto de Haití, o un conflicto armado, como Siria, Colombia o gran parte de los países de África donde el colonialismo imperialista ha ocasionado la destrucción de gran parte de los estados nacionales.

La doctrina de la “guerra permanente” impuesta por EEUU para mantener su hegemonía mundial, ha politizado este concepto y lo ha llevado a términos de situaciones de emergencias humanitarias complejas donde una situación de violencia generalizada ocasionado por una crisis política, crea desplazamientos, hambrunas, epidemias.

De este modo y en ese contexto, actúan las llamadas misiones humanitarias. En nuestro continente, el Comando Sur es la herramienta con la que la administración de la Casa Blanca lleva a cabo sus “ayudas” al prójimo.

No es más que un sin sentido entonces, pretender que en Venezuela hoy existe una situación como los países antes mencionados que han requerido ayuda humanitaria.

Las ONGs asociadas a regiones geográficas con crisis humanitarias en el planeta, han proyectado su preocupación en este 2016 por Siria, Yemen y otros países africanos, ha publicado la agencia Europa Press.

Según este informe, Nivel 3 es la clasificación que emplea la ONU para designar las crisis humanitarias a gran escala más graves. El año pasado estuvo signado por seis situaciones de emergencia de nivel 3 (en el Iraq, Filipinas, la República Centroafricana, la República Árabe Siria, Sudán del Sur y el Yemen) y la crisis del ébola.

Este año se celebrará la Cumbre Humanitaria en Turquía, donde el concierto de las naciones debatirán sobre la grave crisis que esá generando la migración forzosa provocada por las guerras imperialistas. Venezuela no figura entre las áreas o zonas con peligro de una crisis humanitaria. Sin embargo, si se lee entre líneas, no es casual que para fin de año el Secretario de Estado de EEUU, Jonh Kerry, “celebrara” el triunfo de la contrarrevolución en las elecciones parlamentarias como un avance democrático comparándonos con Sri Lanka, Nigeria, Burma; naciones ubicadas en posibles áreas de crisis humanitaria.

Por tanto, voceros y voceras de la contrarrevolución adeco burguesa que hoy conforman una mayoría circunstancial en la Asamblea Nacional, insisten en sostener la tesis de la “crisis humanitaria”como parte de la campaña de desestabilización y desmoralización emprendida en contra del pueblo venezolano, para destruir la Revolución Bolivariana.

No olvidemos que el término crisis humanitaria en Venezuela, fue la constante en el discurso del exjefe del Comando Sur John Kelly, durante la campaña electoral. Aseguró que de concretarse este escenario, no dudarían en venir los marines para prestar “ayuda humanitaria”.

De otra manera, no tendría ningún sentido esa absurda declaratoria de “crisis humanitaria en salud”.

LA EXCUSA PERFECTA

En Zimbabwe, Haití y ahora Siria, las “crisis humanitarias” han devenido en excusas perfectas para la ocupación indirecta de tropas extranjeras en aquellos países con gobiernos que no son del agrado de EEUU o en los que tienen una ubicación geográfica apetecible para el control militar que permita mantener la hegemonía imperialista.

En Siria, por ejemplo, se creó un falso positivo mediático con una supuesta hambruna en la ciudad de Madaya ocasionada por las políticas de defensa del territorio del gobierno del legítimo presidente Bashar Al Assad cuyo derrocamiento es uno de los objetivos de EEUU en la región.

El embajador de Siria ante la ONU, Bashar al-Yafari, aclaró ante la prensa internacional que “no hubo hambruna en Madaya” , al tiempo que denunció que se trata de una maniobra publicitaria para “demonizar al presidente sirio Bashar Al Assad y torpedear las próximas conversaciones de pa”.

Sin embargo, la maquinaria de desinformación transnacional ha hecho su trabajo. Tal y como lo ha hecho la prensa imperialista con Venezuela. La infame declaratoria es tomada como un argumento para solicitar la injerencia extranjera en nuestros asuntos internos en diversos foros internacionales.

Recientemente, el sociólogo estadounidense James Petras, en su acostumbrado análisis semanal señaló sobre Venezueal : “a oposición está rechazando el Decreto de Emergencia del presidente Nicolás Maduro y no propone ninguna alternativa frente a la crisis. Entonces, Venezuela sigue cayendo en la crisis económica por la parálisis que existe entre el Presidente que trata de tomar algunas medidas de emergencia y la oposición que quiere profundizar la crisis para un fin todavía no observado, pero parece que quieren paralizar el proceso político, profundizar la crisis y provocar un golpe, una intervención norteamericana”.

SHOW DEMONIZANTE

“Este es un tema tan serio que no se puede convertir en un show, lamentamos profundamente, con el máximo dolor humano, las personas que han fallecido por enfermedades o situaciones difíciles que han tenido que enfrentar, pero no tener que exponerlas públicamente”, dijo el diputado de la Patria Ricardo Molina, tras la macabra sesión donde la contrarrevolución aprobó la declaratoria.

Por su parte, el parlamentraio revolucionario Víctor Clark señaló:”Vimos con estupor cuando se quería plantear aquí un debate aislado y queriendo reducir a las situaciones particulares, al poner ejemplos lamentables, de los cuales pudiéramos solidarizarnos también, porque al final la vida humana no tiene color político”, dijo al subrayar que la Revolución Bolivariana “ha garantizado que la salud sea un derecho fundamental, un principio y un derecho de vida establecido en la Constitución”

“Nosotros (la Revolución) garantizamos la atención integral al ser humano, por eso podemos venir aquí (a la AN) con mucha fuerza, con mucha moral, para primero defender un modelo, una misión. Nosotros no apuntamos a que nuevamente la salud sea privatizada, que sea vista fragmentadamente como pretende la derecha”, señaló Clark.

“No hagamos un show politiquero, no le demos la espalda al país cuando la semana pasada no aprobamos (por decisión mayoritaria de derecha) el Decreto de Emergencia Económica”, que dentro de sus prioridades está el sector farmacéutico, enfatizpo Clark.

En su portal web, VTV resaltó que el Bloque de la Patria presentó tres planteamientos; el primero exhortar a todas las universidades nacionales, sobre todo las autónomas, a que presente un plan de producción de medicinas e insumos médicos para apoyar al pueblo venezolano, la misma fue aprobada por decisión unánime. Sin embargo, la propuesta revolucionaria de que los médicos y clínicas privadas dediquen el 20% de sus capacidades para atender gratuitamente al pueblo venezolano fue negada por la oposición.

T/Modaira Rubio
F/Archivo CO

Haga un comentario.

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.
El Correo del Orinoco no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. No se permitirá la inclusión de números telefónicos, los mismos serán eliminados por su propia seguridad. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Caracteres restantes: 1000