Inicio » Tema del Día

A 50 años del Acuerdo de Ginebra la consigna nacional sigue siendo la misma

El Esequibo es nuestro

17 febrero 2016 | 1 Comentario

El Gobierno Bolivariano reitera su firme posición de mantener las negociaciones para la resolución del conflicto dentro de lo establecido en este documento que reconoce la legítima reclamación de Venezuela sobre este territorio arrebatado a nuestro país en 1899

Hoy miércoles se cumple medio siglo de la firma del histórico Acuerdo de Ginebra, alcanzado tras la presión diplomática ejercida por Venezuela al Imperio Británico, y en el contexto del proceso de independencia de la actual República Cooperativa de Guyana. En el documento, se reconoce la legítima reclamación venezolana sobre el territorio de Esequibo, arrebatado a nuestro país en el nulo e írrito Laudo Arbitral de París de 1899.

El devenir histórico de este diferendo limítrofe, herencia del colonialismo británico en nuestro continente, fue explicado magistralmente por el presidente Maduro en la Asamblea Nacional, Sesión especial de la Asamblea Nacional, Palacio Federal Legislativo, Caracas, 6 de julio de 2015.

El tema del Esequibo ha sido y es utilizado en diferentes momentos históricos para generar tensiones dentro de la política interna. Desde el inicio de la Revolución Bolivariana, la contrarrevolución ha pretendido manipular el asunto para acusar al Gobierno Bolivariano de desistir en la reclamación.

Desde 2011, tal y como lo señala el documento publicado por el Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información, titulado La Historia de un Despojo, el Gobierno de Guyana incrementó sus acciones para otorgar a compañías trasnacionales concesiones en el Esequibo en la explotación de petróleo, oro, bauxita y otros minerales.

El presidente Maduro junto a Ban Ki-moon, secretario general de la ONU, y el mandatario guyanés David Granger

Son innegables los intereses de las compañías petroleras norteamericanas en las riquezas del Esequibo toda vez que las reservas probables de crudo en esa plataforma marítima, pueden estar entre 10 mil y 20 mil millones de barriles de petróleo, según un estudio del Servicio de Geología de EEUU.

En mayo de 2015, la Exxon Mobile descubre un yacimiento petrolífero junto a la costa de Guyana. En junio de ese mismo año, el presidente guyanés David Granger, se reunió con representantes de la Exxon Mobil para proyectar la posible explotación de hidrocarburos en la zona.

El 6 de julio de 2015, el presidente Maduro en la Asamblea Nacional reiteró que Venezuela se adhiere al Acuerdo de Ginebra en la disputa territorial y firmó la la Ley para Asuntos Limítrofes, con la cual se creó una Comisión Presidencial que solicitará el acompañamiento de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) para evitar la manipulación del asunto por parte de intereses foráneos.

“NO NOS DEJAREMOS MANIPULAR”

El presidente obrero Nicolás Maduro denunció el año pasado ante la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) la denominada Operación Tenaza, cuyo objetivo es desestabilizar la Revolución Bolivariana generando conflictos territoriales, con posibilidad de devenir en agresiones bélicas, con sus vecinos Colombia y Guyana.

En ese plan se conjugan, el papel provocador de sectores de la ultraderecha de EE.UU, Colombia y Guyana; la intervención de trasnacionales petroleras como la Exxon Mobil y Anadarko; y la posición del presidente de Guyana, el Comandante Militar retirado, David Granger.

No sólo intereses foráneos pretenden conducirnos a un eventual conflicto . Adentro, la contrarrevolución promueve abiertamente el chouvinismo con peligrosas y muy mal intencionadas declaraciones en los medios.

El pueblo defiende su soberanía sobre el territorio

Por ejemplo, el histórico discurso del Comandante Eterno Hugo Chávez, en la XX Reunión Cumbre del Grupo de Río, celebrada el 7 de marzo de 2008 en Santo Domingo, República Dominicana, es ahora tergiversado por los medios de la burguesía. Analistas de la derecha “interpretan” que en ese momento, “Chávez renunció a nuestro derecho sobre el Esequibo”.

El Comandante Eterno dijo entonces: “No nos dejemos manipular para que nos pongan a pelear… una vieja reclamación territorial comenzó a ser desempolvada y venían oficiales norteamericanos y nos dieron conferencias sobre Guyana, cuando yo era un alférez…Casi hay guerra. Después de 20 a 30 años sale la verdad”, y refiere que en realidad, EEUU estaba provocando que Venezuela interviniera militarmente en Guyana para acelerar el derrocamiento de un gobierno progresista que en ese momento existía en ese país.

Ahora, al parecer, sucede lo contrario. Intereses imperialistas en la región están utilizando al gobierno de Guyana, para azuzar un enfrentamiento bélico que, según los cálculos de la antipatria, serían el inicio del fin de la Revolución Bolivariana.

La actitud asumida por el presidente Nicolás Maduro y el Gobierno Bolivariano es firme y clara, y ha sido expuesta en numerosas alocuciones y documentos: No renunciaremos al legítimo reclamo sobre el Esequibo y en paz defenderemos nuestra soberanía. Exigiremos el respeto y cumplimiento del Derecho Internacional. Las trasnacionales no pueden explorar, ni explotar recursos de territorios en disputa.

FUERA DEL ACUERDO NADA

En el contexto de este 50 Aniversario del Acuerdo de Ginebra, el presidente de Guyana David Granger manifestó que buscaría el apoyo de la Comunidad del Caribe (Caricom) reunida en Placencia, Belice, en su 27 reunión, este 16 y 17 de febrero.

La Exxon Mobil tiene interés en la riqueza del territorio

Granger señaló en un comunicado, que abogará en la sesión del organismo, para solicitar apoyo de las naciones integrantes a su tesis de buscar una “solución jurídica” al conflicto, y desconocer el contenido del Acuerdo de Ginebra.

Con el apoyo de asesores de la Mancomunidad de Naciones (Commonwealth), el gobierno de Granger quiere imponer la visión segú la cual el acuerdo, no supone la derogación del írrito Laudo Arbitral de París de 1899.

La República Bolivariana de Venezuela mantendrá su posición de legítimo reclamo sobre el Esequibo y como ha dicho el presidente Maduro, no hay medias tintas: “¡Dentro del Acuerdo de Ginebra, todo; fuera del Acuerdo de Ginebra, nada!”.

La posición venezolana es de hermandad y respeto al pueblo guyanés y como señaló en su momento el Jefe de Estado venezolano en su discurso el año pasado ante al Asamblea Nacional, pese a la intención de algunas élites de causar una “provocación irritante contra la dignidad del pueblo venezolano”, no lograrán enfrentar a naciones hermanas utilizando como instrumento el diferendo del Esequibo. “Nuestro objetivo es la paz nacional, nuestra victoria es la paz regional, la unión regional y nacional”.

El Gobierno Bolivariano, como lo ha sostenido en todas las instancias internacionales, se mantendrá apegada a lo expresado en el Acuerdo de Ginebra de 1966 y junto al pueblo organizado, defenderá en Paz nuestro territorio.

T/Modaira Rubio
I/Loayza
1 Comentario
Cesar sanchez dijo:

Fuera la DEA Gringa del Territorio de la República Bolivariana de Venezuela.No tienen que estar Presente en nuestro Estado Esequibo Sin la autorización del Gobierno Revolucionario de Venezuela. El Esequibo es un Estado más de Venezuela.

Haga un comentario.

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.
El Correo del Orinoco no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. No se permitirá la inclusión de números telefónicos, los mismos serán eliminados por su propia seguridad. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Caracteres restantes: 1000