Inicio » Tema del Día, Nacionales

Transitamos de la falsa democracia burguesa al Estado Social y Democrático de Derecho

De la masacre del 27F al Plan Nacional de Derechos Humanos

1 marzo 2016 | Haga un comentario

Cuando se cumplieron 27 años del mayor genocidio cometido por los gobiernos de la Cuarta República, el presidente obrero Nicolás Maduro aprobó un programa de acción para el cumplimiento y disfrute pleno de los derechos humanos a fin de garantizar al pueblo la mayor suma de felicidad posible y no permitir nunca más una tragedia como El Caracazo

El Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, considera lo ocurrido el 27 de febrero de 1989, como una acción de terrorismo de Estado sin precedentes en el país y en América Latina. Fue una verdadera masacre porque “el uso del poder de fuego contra un pueblo desarmado fue brutal. El 27 mismo se desplegaron más de 6 mil funcionarios policiales para reprimir al pueblo y tras el decreto de toque de queda, el 28, el entonces Ministro de Defensa Italo del Valle Alliegro sacó a las calles entre 10 mil y 30 mil efectivos militares”, indicó.

Para Saab, lo sucedido en los sucesos conocidos como El Caracazo, sólo pueden compararse con el genocidio cometido por las fuerzas estadounidenses durante la invasión a Panamá, en el sector popular conocido como El Chorillo, y bautizado por las tropas gringas como “el pequeño Vietnam”. “Sólo que en ese caso- explicó Saab- se trató de un ejército invasor, de una ocupación militar extranjera. Mientras que aquí fue el Estado actuando contra el pueblo, las Fuerzas Armadas disparándole al pueblo por órdenes de su entonces Comandante en Jefe, el ex presidente Carlos Andrés Pérez”.

El Defensor del Pueblo recuerda, que en durante los años 70, 80 y 90 de al Cuarta República, él fue un activista en materia de derechos humanos.

“En el pasado, cuando fui activista defensor de los derechos humanos, Venezuela era una democracia formal pero la actuación del Estado a través de sus fuerzas policiales y militares en su cojunto, superaba a veces la de las dictaduras militares de Brasil o Argentina”, subrayó.

"El derecho humano colectivo más valioso que debemos preservar es la paz"

“Sólo en la insurgencia de los años 60, hubo mas de cinco mil muertos, tres mil desparecidos y más de 50 mil personas detenidas sin derecho a la justicia. Aquí hubo campos de concentración, lanzaron víctimas vivas desde helicópteros en vuelo, aquí hubo teatros de operaciones antiguerrilleros; aquí ocurrieron masacres no sólo El Caracazo, están Cantaura, Yumare, El Amparo. Y el sistema mundial de derechos humanos fue cómplice porque guardó silenció”, recalcó Saab.

Esa realidad dio un giro total con la llegada de la Revolución Bolivariana, que incorporó en la Constitución los más altos estándares para la garantía y protección de los derechos humanos.

“El título 3 de nuestra Constitución, no ha podido ser superado en el ámbito de los derechos humanos, no hay marco legal más avanzado en el mundo en esa materia”, destacó el Defensor del Pueblo.

Y es que la Constitución de 1999, tal y como se expresa en el Plan Nacional aprobado, consagra un amplio catálogo de derechos humanos —que no se agotan en los enunciados expresados en la Constitución y en los instrumentos internacionales (art. 22 CRBV)—, y crea la Defensoría del Pueblo para la promoción, defensa y vigilancia de los mismos (art. 280 CRBV.

Por tanto, la aprobación de este programa de acción para la defensa de los derechos humanos, como lo ha definido Saab, es un avance más de Venezuela como país y democracia garante de los mismos.

El Plan Nacional de Derechos Humanos, constituye la hoja de ruta, los paso a seguir para que la Revolución Bolivariana pueda sostener, avanzar y profundizar “los logros alcanzados en materia de derechos humanos, así como enfrentar los retos que tiene pendientes y acelerar el tránsito hacia una democracia socialista y la conquista de la mayor suma de felicidad social,asumiendo los derechos humanos como uno de sus pilares fundamentales”, tal y como lo indica el documento.

Es sin duda trascendental y simbólico que el plan se aprobara justo cuando se cumplían 27 años de la masacre de El Caracazo. “Es una clara demostración de los cambios producidos, justo cuando se conmemora un año más de un crimen de Estado contra el pueblo, el Gobierno Bolivariano aprueba un plan nacional para la defensa de los derechos humanos”, indicó.

“Lo más positivo que ha ocurrido desde 1999, es que los derechos humanos pasaron a ser un asunto de Estado, es fortalece nuestra democracia. La aprobación de este plan obliga a todas las instituciones del estado a cumplir los parámetros que allí están establecidos; es decir no solo el poder ejecutivo, sino también el poder judicial, el legislativo, el ciudadano, el electoral, el popular; los cuerpos de seguridad, la Fuerza Armada, cada quien en su ámbito tiene la obligación con un tema fundamental para la humanidad”, subrayó Saab.

El Defensor considera el Plan Nacional de DDHH, como un Plan para la Paz. “El derecho humano colectivo más preciado que podemos tener es mantener la paz, es dirimir las diferencias por la vía del diálogo, del voto, del entendimiento. No podemos sustituir el dialogo por las armas porque el pueblo es el que va a perder. Este plan contribuye al fortalecimiento democrático e institucional y es un resultado concreto, un avance más de Venezuela en esta área”, prosiguió.

Con respecto a los intentos de aprobar una ley como la de amnistía, que pretende dejar sin efecto crímenes de lesa humanidad cometidos durante las guarimbas y los actos desestabilizadores contra el Gobierno Bolivariano, el Defensor acotó “este plan esta por encima de toda acción futura, por parte de cualquier sector político que quiera hollar nuestra democracia; no sólo porque sale a la luz de una consulta pública nacional sino porque además tiene una derivación constitucional. Por eso es un resultado y nada está por encima de la Constitución. El plan es en sí, un programa de acción para que se cumpla lo que la Constitución establece”, reiteró.

LA EDUCACIÓN ES FUNDAMENTAL: APORTE DE LA DEFENSORÍA

La Defensoría del Pueblo presentó 18 recomendaciones y observaciones al Plan Nacional de Derechos Humanos 2016-2019, siendo una de las de mayor trascendencia la solicitud dela inclusión de estudios en derechos humanos en los currículos educativos nacionales.

El Defensor explica que la institución tuvo una activa participación en la compilación de propuestas para incorporar al plan de delegados y delegadas de todos el país. “Hicimos propuestas muy concretas, pero quiero destacar la que tiene que ver con el tema educativo. Planteamos la inclusión en los planes de estudio, de manera obligatoria, en la escuela básica , diversificada y universitaria de los derechos humanos como una materia más; así como se estudia matemáticas, biología, deben estudiarse los derechos humanos. Estaríamos dándole al niño, al joven y al adolescente, herramientas en los tres niveles de estudio para formar al nuevo republicano, al nuevo humanista”, recalcó Saab.

T/Modaira Rubio
F/ Jesús Meneses -Frasso
I/Loayza

Haga un comentario.

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.
El Correo del Orinoco no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. No se permitirá la inclusión de números telefónicos, los mismos serán eliminados por su propia seguridad. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Caracteres restantes: 1000