Inicio » Tema del Día, Nacionales, Impacto, Energía

La sustitución abarca el área del río Guarapiche donde ocurrió el vertido de crudo

Pdvsa instaló 27 kilómetros de tuberías en el complejo petrolero de Jusepín

14 mayo 2012

El centro de procesamiento de hidrocarburos provenientes del campo El Furrial registró una producción de más de 430 mil barriles por día. Los trabajos evitarán que una nueva contingencia vuelva a ocurrir, dijo el vicepresidente de Exploración y Producción, Eulogio del Pino

A la estación la alimenta un complejo sistema de 13 oleoductos

La Estación Principal de Jusepín (EPJ-2) alcanzó una producción de crudo de más de 430 mil barriles netos de crudo, informó Petróleos de Venezuela (Pdvsa) después de culminar la instalación de tres líneas de tuberías completamente nuevas que transportan el crudo de los pozos de El Furrial hasta ese centro criogénico, en el estado Monagas.

Según una nota de prensa de la industria, la Dirección Ejecutiva de Producción Oriente colocó 27 kilómetros de tuberías de 16 pulgadas de diámetro, que soportarán una mayor integridad y flexibilización de la producción del Complejo Operativo Jusepín de la división Furrial del estado Monagas.

La planta procesadora de crudo comenzó a llamar la atención de los medios de comunicación después del vertido de petróleo en el río Guarapiche, que surte de agua a la ciudad de Maturín, por la rotura de un oleoducto que alimentaba ese complejo industrial, uno de los principales procesadores de crudo, gracias al continuo y voluminoso bombeo de petróleo desde el campo El Furrial, uno de los más ricos del país.

“Esta línea es totalmente revestida y eso contribuye a que una contingencia operacional no vuelva a ocurrir” en la zona que está completamente saneada, informó el vicepresidente de Exploración y Producción de Pdvsa, Eulogio Del Pino.

El cambio de tuberías que se efectuó en el área donde se presentó el evento operacional del pasado 4 de febrero fue culminado antes de lo estimado, como parte de la sustitución de las líneas de producción que deben ser remplazadas por integridad mecánica, en cumplimiento a las normativas e inspecciones que periódicamente realiza la industria petrolera, agregó el directivo.

La industria mantiene un plan de reemplazo constante de su extensa red de oleoductos. La EPJ-2 dispone de un complejo sistema de tuberías que transportan el crudo desde los pozos del campo El Furrial hasta ese centro de procesamiento de hidrocarburos.

La planta se construyó en el año 1986, al noreste de Monagas, a 2 kilómetros de la localidad de Jusepín. La cantidad de petróleo que maneja genera un desgaste que requiere una sustitución de equipos, expresó el director ejecutivo de la División Oriente, Orlando Chacín, semanas atrás cuando inspeccionaba las instalaciones en un recorrido aéreo.

Pdvsa continúa la ampliación del oleoducto de Jusepín para fortalecer la producción en el distrito y cumplir con las metas de la dirección ejecutiva de oriente, agregó Carlos Pérez, gerente del Distrito Furrial.

PROCESOS INTEGRADOS

El complejo EPJ-2 está constituido por nueve módulos de producción que separan el gas del petróleo, y tres de prueba. Además cuenta con un sistema de estabilización de fluidos, un equipo de bombeo, una planta de deshidratación y otras compresoras para el manejo del gas.

La EPJ-2 tiene una capacidad de procesar 556 mil barriles diarios de crudo más agua y 596 millones de pies cúbicos de gas.

El crudo proveniente del campo El Furrial (108 sartas activas) converge a los múltiples de las tuberías y el fluido es trasladado a la estación a través del sistema de transferencia compuesto por 13 oleoductos de diferentes pulgadas, para posteriormente pasar por los procesos de separación.

Este proceso consiste en separar el gas del crudo, enfriado, depurado y luego transferido a las plantas compresoras, para incrementar la presión hasta 1.300 libras por pulgada cuadrada manométrica (psig) antes de transferirlo a la planta de extracción Jusepín.

El crudo ya desgasificado es enfriado y enviado a los tanques de estabilización. El gas remanente se lleva a las recuperadoras de vapor y el líquido es transferido a la planta de deshidratación de crudo y luego, bajo las especificaciones de calidad requeridas, al patio de tanques de Jusepín (PTJ-2).

La estación dispone de seis tanques estabilizadores cada uno de ellos ubicado aguas abajo del proceso de separación primario y de enfriamiento de la fase líquida de cada módulo de producción, para luego ser bombeado hacia la planta de deshidratación. El gas liberado en estos tanques es enviado a las plantas recuperadoras de vapor.

La corriente de líquido que proviene de los módulos de producción pasa a los tanques de lavado y de allí va a seis deshidratadores electrostáticos, que tienen como objetivo fundamental someter a tratamiento el crudo proveniente de los pozos productores, con la finalidad de llevarlo a la especificación de su calidad para su venta.

El agua separada es enviada a través de un sistema de bombeo hacia la planta de Sistemas de Aguas Efluentes Norte (SAEN), donde es tratada para ser utilizada en el proceso de inyección en los yacimientos para el mantenimiento de presión de los mismos.

Para potenciar ese gran centro de procesamiento de crudos, Pdvsa tiene previsto iniciar este año un conjunto de proyectos prioritarios: adecuación de los módulos I, II y III con tecnología ciclónica;

instalación de enfriadores módulo I y Jom; ampliación de la capacidad de separación de baja presión modulo X; manejo de agua de procesos y nueva instalación de El Furrial.

INSTALARÁN SEIS PLANTAS DE DISTRIBUCIÓN DE GAS

Pdvsa Gas Comunal, con el objeto de mejorar el abastecimiento, instalará seis nuevas plantas en los estados que presentan mayor demanda de gas doméstico.

De acuerdo con una nota de prensa de la filial de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), estos centros estarán ubicados en las poblaciones: Caicara (Bolívar), Charallave y Guatire (Miranda), Güiria (Sucre), Tinaco (Cojedes) y Acarigua (Portuguesa), por registrar la mayor demanda.

NUEVOS PROYECTOS IMPULSARÁN PRODUCCIÓN PETROLERA EN OCCIDENTE

La planta de hidrocarburos ha sido totalmente saneada y recuperada

Petróleos de Venezuela instalará tuberías flexibles en las áreas de producción del lago de Maracaibo, informó el ministro del Poder Popular de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez.

La instalación de tuberías flexibles, con una vida útil de 20 años, tiene previsto realizarse en tres fases: el reemplazo de líneas de gas y flujo a pozos con tuberías de 3, 4 y 6 pulgadas; el uso de tuberías de 9, 12 y 16 pulgadas para la sustitución de once oleoductos y la construcción de una planta para la fabricación de las tuberías flexibles en Venezuela.

Estas obras de infraestructura industrial garantizarán una producción aproximada de 870 mil barriles diarios de crudo al final del año 2012, agregó el también presidente de Pdvsa.

Ramírez anunció estos proyectos en una reunión de trabajo de la junta directiva realizada el viernes pasado en occidente, a fin de hacer el seguimiento a la meta de los 3,5 millones de barriles de crudo diarios comprometidos para este año.

El titular de Pdvsa mencionó también los proyectos de inyección de vapor en la división Costa Oriental del Lago, la perforación de pozos en las cuatro divisiones de occidente, así como la incorporación de calderas portátiles para la inyección alterna de vapor.

T/ Manuel López
F/ Luis Franco