Inicio » Tema del Día, Multipolaridad

Toda la América Latina y el Caribe sigue de cerca el referéndum

Pueblo boliviano dará este domingo un ejemplo de democracia al mundo

21 febrero 2016 | Haga un comentario

Hoy están convocados a las urnas 6,5 millones de electores y electoras para pronunciarse sobre modificaciones a la Carta Magna que permitan al presidente Evo Morales, y al vicepresidente, Álvaro García Linera, postularse para un nuevo período

Hoy domingo se escribe en Bolivia, una página más en la historia de la integración latinoamericana bajo un concepto de unidad antiimperialista de los pueblos. Se realiza una consulta simple para aprobar o no una enmienda constitucional que modificará el artículo 168 de la Constitución que señala:”El período de mandato de la Presidenta o del Presidente y de la Vicepresidenta o del Vicepresidente del Estado es de cinco años, y pueden ser reelectas o reelectos por una sola vez de manera continua”.

El texto sería cambiado de la siguiente manera: “El período de mandato de la Presidenta o del Presidente y de la Vicepresidenta o del Vicepresidente del Estado es de cinco años, y pueden ser reelectas o reelectos por dos veces de manera continua”.

De ganar la opción del “SÍ”, el presidente Evo Morales y el vicepresidente, Álvaro García Linera, podrán presentarse como candidatos a las elecciones de 2019, para optar a su cuarto mandato consecutivo y darle continuidad a la Revolución Indígena y Socialista iniciada hace más de una década en esa nación suramericana.

En diez años, cuando Evo Morales asumió la presidencia de Bolivia con el 52% de los votos, más del 60% de la población vivía en condiciones de pobreza y el 37%, en pobreza extrema. Al iniciarse la Revolución, se produjo la nacionalización de los recursos naturales y comenzó la redistribución justa de las riquezas, lo que permitió la instauración de programas y políticas sociales que permitieron dignificar la vida de las mayorías.

En dos lustros, Morales transformó a Bolivia en una nación orgullosa de ser independiente, luego de ser un país acostumbrado a la inestabilidad y a los golpes de Estado, además de obtener un crecimiento económico de un 5%.

Hoy en día, Bolivia es el primer país en proclamar los derechos de la Madre Tierra y practicar la filosofía andina del “buen vivir”. Juega además un papel de liderazgo mundial en la lucha contra el cambio climático y tiene una fuerte presencia regional al participar en la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestramérica(ALBA), Unasur, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Hoy el pueblo boliviano decidirá entre dos modelos, entre un proyecto humanista, indigenista, o el retorno al neoliberalismo económico. Sin embargo, como hemos visto, una elección y sus resultados no son condicionantes para revertir por completo una auténtica Revolución emprendida por el pueblo, que ha demostrado estar decidido a continuar avanzando hacia una sociedad más justa y equitatitativa.

TODO LISTO Y EN ORDEN

Ayer, el secretario General de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, aseguró que hoy el pueblo boliviano dará un ejemplo de democracia al mundo.

Samper catalogó de importante la decisión que van a tomar los bolivianos y bolivianas para el futuro de su país, y por ello llamó al electorado a salir “a votar en paz y masivamente según su conciencia, por la opción que considere”.

Ya la Unasur desplegó desde hace varios días, su misión de acompañamiento en Bolivia, liderada por el exvicecanciller uruguayo Roberto Conde, que está integrada por nueve países del bloque integracionista y 25 representantes de órganos electorales.

“Después de una evaluación técnica realizada por nuestros especialistas, existe la convicción de que están dadas todas las condiciones para un acto electoral completamente normal y esperamos que así ocurra”, declaró ayer el representante de la misión y ex vicecanciller uruguayo, Roberto Conde.

Además de la Unasur, también estarán en el acompañamiento representantes de la Organización de Estados Americanos (OEA), la Organización de Naciones Unidas (ONU) y otras entidades internacionales.

Debido al ruido informativo generado por algunos sectores de la derecha opositora boliviana en víspera de la elección, donde han pretendido sin pruebas poner en duda la transparencia del proceso, Samper convocó a los distintos partidos políticos a que expresen de manera anticipada su voluntad de aceptar y acatar los resultados del referéndum.

Este sábado Samper instó nuevamente al gobierno y a la oposición a aceptar los resultados del referéndum constitucional. “Hago un llamado al Gobierno y a la oposición de Bolivia para de manera anticipada acepten los resultados de este domingo”, escribió Samper en su cuenta en Twitter este sábado.

Y es que el camino al referendúm ha estado signado por una feroz guerra de propaganda sucia contra el gobierno revolucionario del líder socialista indígena Evo Morales. El mandatario ha denunciado en reiteradas ocasiones la puesta en marcha de una campaña mediática orquestada por la derecha con apoyo de EE.UU, a fin de generar incertidumbre, desconfianza e inestabilidad para impedir el triunfo de la opción del Sí y la continuidad del proceso de liberación nacional en Bolivia.

El imperialismo estadounidense ve en Bolivia, la posibilidad de dar otra estocada electoral para revertir el avance de las fuerzas progresistas en la región.

LA CANALLA MEDIÁTICA INTERNACIONAL

Ayer, el diario estadounidense The New York Times defendió el “no” en el referéndum constitucional que se celebrará este domingo Bolivia para decidir si el presidente Evo Morales puede presentarse a la reelección en 2019.

En un editorial titulado “Tres mandatos son suficientes para Morales”, el periódico destaca los logros del presidente boliviano, pero considera que no debe perpetuarse en la Presidencia.

“Una década en el poder ha cambiado al señor Morales y no para bien. Se ha hecho cada vez más arrogante y autoritario, presentándose en mítines y discursos como la única salvaguarda ante radicales de derechas que quieren restablecer una oligarquía”, señala The New York Times.

El diario lamenta que Morales haya decidido “ignorar” el “amplio consenso” que hay en Bolivia en favor de seguir construyendo sobre su visión de la inclusión social y la igualdad y, por contra, impulsar una “cultura del con nosotros o contra nosotros” que ha “envenenado la política en el país”.

La actitud de la publicación estadounidense, es una prueba más de la conspiración mediática internacional en contra de los gobiernos progresistas de América Latina y el Caribe, impulsada por los intereses hegemónicos en nuestra región.

Tal y como hacen en contra de la Venezuela bolivariana y chavista, la prensa estadounidense es la principal impulsora de las matrices negativas y de los falsos positivos mediáticos para desprestigiar y torpedear los procesos revolucionarios en nuestro continente.

T/ Modaira Rubio
F/ Archivo

Haga un comentario.

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.
El Correo del Orinoco no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. No se permitirá la inclusión de números telefónicos, los mismos serán eliminados por su propia seguridad. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Caracteres restantes: 1000