Inicio » Tema del Día, Vivienda

Ley propuesta por la mayoría parlamentaria adecoburguesa es un fraude

En Revolución el Derecho a la Vivienda es un derecho humano

30 enero 2016 | 1 Comentario

El presidente obrero Nicolás Maduro convocó a un gran debate nacional para que el pueblo conozca el trasfondo de este marco jurídico contrarrevolucionario que pretende volver a mercantilizar la vivienda en Venezuela

El uso de la vivienda es un derecho humano fundamental , tal y como lo indica la Declaración Universal de Derechos Humanos. En España especialmente, organizaciones defensoras de los derechos humanos piden la declaratoria de Emergencia Habitacional en algunos lugares donde los desahucios han producido indigencia, personas adultas mayores y niños sin hogar, hacinamiento y sub-arrendamientos, entre otros problemas sociales.

Tal es el caso por ejemplo, de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (Apdha) que condena la cruel realidad observada en la comunidad Corrala Utopía, donde familias que no pudieron pagar sus hipotecas fueron desalojadas haciendo visible una cruel realidad de “gente sin casas y casas sin gente”.

Por tanto, la Apdha indica que la vivienda debe abordarse no como un negocio especulativo sino atendiendo a su interés social.

Justamente, esa es la visión con la que la Revolución Bolivariana atiende el asunto de la vivienda en el país. Durante el proceso constituyente se produjeron grandes avances en materia de derechos humanos.

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, destaca el carácter preeminente de los derechos humanos y los organiza por ejes temáticos como derechos civiles, políticos, sociales y de las familias, culturales y educativos, ambientales y los de los pueblos indígenas.

En Venezuela, tienen rango constitucional los tratados, pactos y convenciones relativos a los derechos humanos, suscritos y ratificados por el Estado. El derecho social a la vivienda, entra entonces en esta categoría.

DE DERECHO A NEGOCIO

Como lo señaló el comandante Chávez, en socialismo una vivienda no es un bien material, sino un derecho. Por tanto, el Proyecto de Ley de Otorgamiento de Títulos de Propiedad a Beneficiarios de la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV) que impulsa la contrarrevolución desde la Asamblea Nacional representa un retroceso al pretender mercantilizar la propiedad.

El parlamentario del bloque de la patria, Ricardo Molina, explicó en una entrevista que la bancada opositora defiende el enfoque neoliberal y busca que viviendas construidas por el Estado venezolano a través de la GMVV, formen parte del mercado inmobiliario con “precios especulativos y altos intereses” fijados por el sector financiero.

Desde esa posición, es más importante hacer negocio que proteger a las familias. En ese sentido, Molina indicó que desde la creación de la GMVV, el Gobierno Bolivariano ha invertido 61 mil millones de dólares para garantizar el derecho a un hogar digno tal y como establece la Constitución.

Hasta el momento, la Revolución ha construido 1 millón de viviendas para honrar la letra de la Carta Magna. La contrarrevolución intenta ahora privatizar estas construcciones para que puedan ser enajenadas e hipotecadas y también expropiadas, así como también liberar los precios de los terrenos.

Debido a esta visión capitalista, de aprobarse la ley, Molina aclara que se hará cuesta arriba edificar los dos millones de viviendas establecidas en la planificación del Plan de la Patria para este quinquenio, porque al volver especulativo el precio del terreno no habrá suficientes recursos para cumplir las metas.

El diputado por el bloque de la Patria, Ricardo Molina, indicó este jueves que el documento presentado por la derecha pretende “disfrazar el objetivo de mercantilizar la Misión Vivienda y quitarle el derecho a esos dos millones de familias que todavía no tienen vivienda y que la van a tener de aquí al 2019″.

Con respecto a la “promesa” de la contrarrevolución de volver “propietarios” a los beneficiarios, Molina explicó que existe desde 2011, una Ley de Propiedad donde se protocolizan los documentos de compra venta. Por tanto, las familias viviendo venezolanas tienen documentos legales que les garantizan la propiedad de sus hogares dignos.

De esta labor se encarga, el Órgano superior de vivienda de acuerdo con la Ley del Régimen de Propiedad para la Vivienda. Allí se establece que el vendedor es la Inmobiliaria Nacional, el comprador es la familia beneficiada y se dejan en claro las condiciones y plazo de financiamiento, así como las cuotas y las tasas de interés que deben pagarse. Todo con la finalidad de proteger el bolsillo del pueblo trabajador, así, por ejemplo, las cuotas no pueden exceder el 19% del ingreso familiar.

GOLPE AL PUEBLO

Un aspecto muy grave del proyecto contrarrevolucionario, denunció el diputado socialista, es que bloqueará y limitará la participación del Poder Popular organizado en el diseño y planificación de políticas habitacionales.

“Esto afectaría a movimientos de pobladores, consejos comunales, y todas las organizaciones populares que participan en la planificación de sus viviendas. Le están dando un golpe al pueblo.”, señaló.

Recordemos que de manera exitosa, Consejos Comunales, comunidades organizadas, el Frente Francisco de Miranda, entre otras organizaciones del Poder Popular han construido urbanismos para dignificar a miles de venezolanos y venezolanas.

PUEBLO EN MOVIMIENTO POR SUS DERECHOS

El presidente obrero Nicolás Maduro convocó al pueblo a constituir en las calles un gran frente nacional en defensa de la Gran Misión Vivienda Venezuela para enfrentar la acción contrarrevolucionaria de retrogadar un derecho fundamental conquistado en estos años de construcción socialista: el derecho a una vida y una vivienda digna.

“No le van a violar el derecho a la vivienda al pueblo, esa ley no va, no y no”, afirmó el Mandatario Nacional quien alertó que ese texto es una “doble amenaza, amenaza con acabar con la Gran Misión Vivienda porque me ataría de manos y me impediría continuar con la construcción y amenaza a ustedes (venezolanos y venezolanas) con quitarles su vivienda y negarle el derecho a la vivienda digna”.

El presidente obrero afirmó que ese proyecto de ley que impulsa la derecha “es inconstitucional, es una gran estafa”.

La vanguardia revolucionaria conformada por todas las fuerzas, movimientos y organizaciones políticas que acompañan al Gobierno Bolivariano han manifestado que acompañarán a los diputados y diputadas del Bloque de la Patria en las jornadas que se desplegarán a lo largo y ancho del territorio nacional en defensa del derecho a la vivienda del pueblo venezolano.

La vivienda es propiedad social y familiar

T/Modaira Rubio
F/Archivo CO
1 Comentario
jesus romero dijo:

México
VIENDAS PARA LOS POBRES EN MEXICO
En la Plaza del Músico de Tepic, en el estado de Nayarit de México, estaban asentadas 14 familias indígenas. El alcalde de esa localidad, Leopoldo Domínguez González, dio la buena noticia de que se reubicarían en unas viviendas, sin embargo, lo que él llamó casas son unos pequeños cubículos que fueron calificados por la prensa local como “ratoneras”.
La polémica se generó cuando Domínguez González publicó en su Facebook las imágenes de las estructuras. Según el regidor César Guzmán, miden 3 metros de frente por tres de fondo •_ 3 X 3 = 9 metros cuadrados y, por lo tanto, no se les puede llamar casas.

Agregó que “los tamaños no son adecuados, existen medidas por ley, esta es una obra relámpago”.
Según la versión oficial se construyeron de acuerdo a la normativa de Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano pero ésta establece que las viviendas para grupos indígenas deben tener un espacio de 44.22 metros cuadrados
Están ubicadas en

Haga un comentario.

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.
El Correo del Orinoco no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. No se permitirá la inclusión de números telefónicos, los mismos serán eliminados por su propia seguridad. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Caracteres restantes: 1000