Inicio » Tema del Día

El proceso es sencillo y rentable

Siembras del Cuartel San Carlos y VIVE TV demuestran la factibilidad de los cultivos urbanos

15 febrero 2016 | 3 Comentarios

En la zona metropolitana de Caracas existen experiencias de cultivos urbanos que resultan inspiradores. Los rubros más destacados son pimentón, tomate, cilantro y cebollín

El director del Cuartel San Carlos mostró los cultivos

Con motivo del Plan de 100 días de Agricultura Urbana, a fin de encender el motor agroalimentario impulsado por el Gobierno Nacional, existen en la zona metropolitana de Caracas varias experiencias sobre cultivos urbanos que pueden inspirar a las comunidades, como son los sistemas de siembras protegidas en el Cuartel San Carlos y en Vive TV, que demuestran que “sí se puede sembrar en la ciudad porque el proceso es muy sencillo y rentable”.

En ese sentido, el director del Cuartel San Carlos Libre, Idulfo Rojas, comentó que la siembra busca impulsar la propuesta del comandante Hugo Chávez, sobre los cultivos controlados, de una manera activa, “participando en la producción agroindustrial”.

“Podemos unirnos varios vecinos y buscar un espacio para multiplicar la idea de un centro controlado de producción agrícola. Sí se puede hacer”, aseguró.

SIEMBRA INSTITUCIONAL

Al referirse al inicio del sistema de siembra en el Cuartel San Carlos, recordó que el primer paso fue contactar a la Fundación de Capacitación e Innovación para el Desarrollo Rural (Ciara), que luego de un estudio determinó la factibilidad del proyecto, y se inició la instalación de la casa de cultivo que tiene una extensión de 30 metros de largo y utiliza el sistema de riego por goteo.

Explicó que el Ciara instala los módulos y capacita a los encargados de la siembra controlada en qué consisten los cultivos, la prevención de enfermedades, cómo incentivar con vitaminas a las plántulas (semilla germinada) y las plantas. “El Cuartel San Carlos no ha invertido recursos, la siembra es institucional. Tenemos un convenio con el Ciara para pagar la inversión con una parte de la producción”.

Sobre los planes inmediatos, Rojas afirmó que están planificando la creación del semillero para disponer de las propias plántulas y además abaratar los costos de producción. Expresó que una vez que culmine la recolección de la tercera cosecha de pimentón, están planificando sembrar tomate.

Otra meta, indicó, es trasladar esta experiencia de siembra a unos terrenos ubicados en Barlovento, a fin de expandir el proyecto de cultivos controlados, “los terrenos nos los asignó el INTI (Instituto Nacional de Tierras)”. Además de sembrar los mencionados rubros, también tienen previsto cultivar caraota y cachamas.

“Queremos que la experiencia se multiplique. Vamos a Barlovento con diferentes colectivos de la zona. Este proyecto es en lo inmediato, porque es una forma de paliar la situación económica”, enfatizó.

Maritza Rodríguez y Nelson Barrios, encargados de los cultivos en VIVE TV

T/ Leida Medina
F/ Héctor Lozano
3 Comentarios
juan romero dijo:

Buena niciativa y deberían crear un plan de enseñanza-aprendizaje de estruturas para la siembra ya que un ivernadero s bastante costoso inclusive para el productor del campo que requiera imprementos…

José Rafael Torres Martínez dijo:

Me parece sumamente interesante será muy importante que se publiquen los conocimientos básicos en ésta página, para uno ponerlos en práctica , sobre la siembra de caraotas negras, tomates, cebolla, pimentón, cebollin etc. Gracias…

cesar ramirez dijo:

repartan semillas a nivel nacional de hortalizas si es posible abono orgánico y herramientas para ejecutar esos cultivos

Haga un comentario.

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.
El Correo del Orinoco no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. No se permitirá la inclusión de números telefónicos, los mismos serán eliminados por su propia seguridad. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Caracteres restantes: 1000