Inicio » Tema del Día, Nacionales

En desarrollo el plan de gobierno y pueblo para sobrellevar la situación

Venezuela afronta el peor período de sequía desde 1969

18 enero 2016

18 embalses del país se encuentran en condición de bajo nivel. Autoridades enfrentarán problema de tomas no autorizadas de agua. Se avanza en obras para aprovechar aguas subterráneas. Nuevas plantas desalinizadoras se instalarán en el país. El pueblo se organiza con 70 Salas de Gestión Comunitaria del Agua para decidir sobre esquemas de servicios

Por primera vez, desde 1969, Venezuela sufre los rigores de tres años consecutivos de sequía. Los principales reservorios de agua del país, especialmente los de la costa norte, han resultado severamente afectados por esta situación, lo que implica la necesidad de acciones radicales para garantizar el suministro de vital líquido para la población.

Para el ministro del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas, Ernesto Paiva, es imprenscindible la ejecución de medidas que eviten el desperdicio del agua potable: “debemos reaccionar todos como sociedad y aportar en el buen uso del recurso”. Añade que el uso responsable del agua es impostergable y es necesaria la incorporación de los pueblos y los movimientos sociales en los mecanismos de contraloría que el agua se use bien.

El fenómeno de El Niño, ha sido un agravante en la situación que afecta con mayor fuerza, justamente a las regiones del país con mayor densidad de población. Por ello, más allá de los conocidos racionamientos es importante el cambio cultural en la utilización del recurso, junto a las obras físicas que desarrollan las empresas hidrológicas.

Señala Paiva, que cada vez es más frecuente el registro de sequías más notorias, y que el cambio climático pudiese estar potenciando los efectos de El Niño, por ello, más allá de las situaciones específicas es necesario enfrentar el modelo capitalista depredador del ambiente.

“La sequía es un fenómeno que no podemos evitar pero si sobrellevar, por ello el llamado es a que juntos tomemos las acciones necesarias”, indica Paiva, agregando cifras que evidencian que sin la participación de todos y todas sería mucho más difícil afrontar el déficit de suministro, por ejemplo en Caracas, el consumo promedio de agua es de 450 litros por habitante, mientras que el promedio mundial es de 250 litros por habitante.

Un total de 18 embalses del país presentan el descenso en su nivel de aprovechamiento, desde hace tres años. Entre las regiones más afectadas se encuentran: Insular, Zuliana, Centroccidente y Oriente.

EL PLAN

El gobierno bolivariano, a través del Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas, asume la crisis de suministro generado por la sequía de forma integral. El ministro Paiva señala que la importancia del pueblo organizado en la administración del recurso hídrico, un total de 70 Salas de Gestión Comunitaria del Agua han sido instaladas a lo largo y ancho de la geografía nacional, allí se integran las Mesas Técnicas de Agua. “Antes eran las empresas hidrológicas las que decidían sobre los esquemas de servicios, ahora quien decide es el pueblo organizado”, señala el funcionario, agregando que para finales de año deberían estar constituidas un total de 200 salas, que garanticen altos niveles de eficiencia en el manejo de los recursos hídricos.

La conciencia es fundamental para el aprovechamiento racional de los recursos, por ello, Paiva indica que se está promoviendo la incorporación de las escuelas para contribuir a cambiar el patrón cultural, “no podemos ser indiferentes al fenómeno climatológico”.

A la par del protagonismo del pueblo en las políticas a seguir, se desarrollan también obras y acciones. Entre ellas, la perforación de nuevos pozos para el aprovechamiento del agua subterránea; la instalación de plantas desalinizadoras en Falcón y Vargas, que estarían listas para finales de 2016; con el apoyo de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana se abordará el tema de las tomas no autorizadas de agua, para regularizarlas o suspenderlas, de acuerdo al caso; la supervisión del estado de los acueductos para corregir fugas; la implentación de los servicios de cisternas para atender los sectores más críticos.

Este sábado 16 de enero, estuvieron reunidos los presidentes de todas las empresas hidrológicas del país, para afinar detalles del plan para sobrellevar la sequía, y garantizar el abastecimiento de agua hasta el mes de mayo, cuando se espera que inicie la temporada de lluvia y se empiece a elevar las cotas de los embalses.

PUEBLO Y GOBIERNO AFRONTA SITUACIÓN EN REGIONES CRÍTICAS

Zulia: El presidente de Hidrolago, Freddy Rodríguez informó que en la región zuliana, se intensificarán las medidas para ser más estrictos en el uso racional del agua. Se trata de un esquema de servicio que permita transitar el período de sequía hasta la próxima temporada de lluvias.

Entre las acciones a tomar se encuentra el trabajo conjunto con la Fuerza Armada Nacional Bolivariana para corregir tomas no autorizadas de agua que atentan contra la prestación del servicio. Junto a PDVSA, también se adelantan trabajos para reforzar la perforación de pozos que permitan incrementar los aportes de agua subterránea.

Próximamente entrará en funcionamiento una estación de bombeo flotante en el embalse Manuelote, con la finalidad de trasvasar agua al embalse de Tulé y así garantizar 35 días adicionales de reservas de agua para los seis municipios zulianos en situación más crítica.

Falcón: La costa falconiana es una las zonas del país más afectadas por la sequía. En la entidad las lluvias disminuyeron durante tres años consecutivos hasta en un 49%. Andrés Eloy Lugo, presidente de Hidrofalcón, señaló que para enfrentar tal situación, avanzan con los trabajos en el embalse de El Isiro (que sirve a Coro y algunas poblaciones de Paraguaná), para incrementar en 700 litros por segundo la extracción de agua y garantizar la capacidad de suministro necesaria hasta el mes de mayo, cuando se esperan las primeras lluvias.

En Falcón, los Consejos Comunales y las Mesas Técnicas de Agua participan activamente en las campañas para garantizar al máximo el mal uso del agua potable. Las comunidades trabajan junto a la empresa hidrológica para aplicar esquemas de servicios necesarios. Lugo señala que el agua disponible debe tener como prioridad el consumo humano y para ello se encuentran en conversaciones con los productores de la región para que desconecten voluntariamente tomas no autorizadas de los acueductos de agua potable de la región.

Vargas: Para aliviar los efectos de la sequía en la distribución de agua en Vargas, Hidrocapital avanza con obras en el dique de Oricao, que incorporaría 120 litros por segundo adicionales para la entidad. La vicepresidenta de Hidrocapital, Evelyn Vásquez , también informa la incorporación de 4 pozos de aguas profundas que añaden un caudal de 70 litros por segundo al servicio de agua en la entidad.

Actualmente los ciclos de suministro oscilan entre 30 y 35 día en el estado Vargas. Cuando estén en pleno funcionamiento las obras que adelanta Hidrocapital, podría reducirse en hasta diez días el ciclo.

La sequía ha sido tan severa en Vargas, que por primera vez fue necesario incorporar suministro de agua proveniente de los acueductos que sirven a Caracas, para apoyar a las poblaciones de el litoral central.

Nueva Esparta: La región Insular se abastece fundamentalmente de dos fuentes de agua de tierra firme, los embalses del Turimiquire y de Clavellinos. Este último ha sido fuertemente afectado por la sequía prolongada, lo que ha incidido en el el suminitro de vital líquido para margariteños y cochenses.

Carlos Silva, Vicepresidente de Hidroven, informó que varias acciones han sido tomadas y otras se encuentran en marcha. Incluso se llegó a efectuar el llamado “bombardeo de nubes” para propiciar la generación de lluvias en los afluentes que sirven al embalse de Clavellinos. Actualmente se avanza en la corrección de fugas que se detectaron en las tuberías submarinas que cruzan el Golfo de Cariaco y el Mar Caribe. Afirma Silva, que en dos semanas podrían estar listas las reparaciones y con ello se añadirían 300 litros por segundo a la oferta de agua para Nueva Esparta y con ello compensar el declive del suministro proveniente de Clavellinos.

T/ Chevige González Marcó
F/ Héctor Rattia