Twitter arremete contra el Gobierno venezolano con cierre sistemático de cuentas de funcionarios e instituciones

“La evidencia y los hechos demuestran que esto forma parte de una persecución para entorpecer e impedir la libre expresión de las ideas por parte de colectivos, personas y grupos que están identificados como ‘chavistas’ o revolucionarios”, dijo el presidente Maduro

____________________________________________________

Ayer la empresa Twitter continuó sus ataques sistemáticos contra el Gobierno venezolano con el bloqueo de la cuenta oficial del Ministerio Público (@MinpublicoVE), que se suma a las miles devcuentas restringidas en el país en los últimos años.

El bloqueo ocurrió momentos antes que el fiscal general de la República, Tarek William Saab, anunciara la citación del diputado opositor Juan Guaidó por su participación en el plan terrorista e intento de magnicidio del presidente Nicolás Maduro y de otras altas autoridades del país.

Twitter bloqueó en las últimas horas la cuenta oficial de la Presidencia de Venezuela (@PresidenciaIVen). Sin dar más detalles, en un mensaje que aparece al cargar la página @PresidencialVen Twitter informó: “Esta cuenta está temporalmente restringida” porque “se detectó actividad inusual”.

Anteriormente la red social ya había bloqueado cuentas vinculadas a la vicepresidenta Delcy Rodríguez y a inicios de marzo una asociada a la oficina de la vicepresidenta. El presidente Nicolás Maduro asegura que estas acciones de Twitter responden a una “campaña sistemática” de la empresa estadounidense contra el chavismo.

Cuando las comunicaciones son clave para frenar la Covid-19, Twitter suspende la cuenta oficial del Ministerio de Salud venezolano y de otras instituciones.

“Twitter ha suspendido, de manera vergonzosa y abusiva, canales de información a integrantes de la Comisión Presidencial para Prevención, Atención y Control del Covid-19”, denunció en su cuenta de Instagram la ministra de Ciencia y Tecnología, Gabriela Jiménez, que también se ha visto afectada por la restricción.

Asimismo, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, compartió una captura de pantalla en la misma jornada en su cuenta de Twitter en la que se afirmaba que la vicepresidente Delcy Rodríguez, encargada de la comisión creada por mandato del Presidente de Venezuela para combatir la propagación de la pandemia, también se había visto perjudicada por la suspensión, y lo que consideró como un “un gesto inhumano y temerario”.

Otras instituciones públicas que ya no pueden actualizar sus contenidos son: el Banco Bicentenario, el Instituto Nacional de Aeronáutica Civil y la Superintendencia Nacional de Criptoactivos, así como las cuentas de varios puertos.

Por otra parte, en igual situación se encuentran varios funcionarios gubernamentales, medios de comunicación, activistas sociales y periodistas afectos al chavismo que también han sido blanco de las restricciones de Twitter.

Al respecto, Maduro dijo que su Gobierno ha intentado ponerse en contacto con Twitter y con su filial en México, que se encarga de la gestión de la red social en toda la región, para pedir explicaciones por la “violación a la libertad de informar y expresarse”.

“La evidencia y los hechos demuestran que forma parte de una persecución para entorpecer e impedir la libre expresión de las ideas por parte de colectivos, personas y grupos que están identificados como ‘chavistas’ o revolucionarios”, dijo el presidente Maduro.

“Las acciones de la empresa no son más que una política de bloqueo sistemático contra cuentas de voceros del Gobierno Bolivariano a través de las cuales se suministra información a la colectividad para el combate de la pandemia”, denunció el Jefe del Estado.

Luego de la cancelación de la cuenta @ViceVenezuela, Delcy Rodríguez señaló en su cuenta personal: “En medio de la peor pandemia global, nos cancelan una cuenta por donde estamos informando a la población”.

Por su parte, luego del incidente con Rodríguez, “Twitter borró una publicación de Maduro en la que divulgaba una serie de artículos del científico venezolano Sirio Quintero, en los que se refiere al coronavirus como un arma ‘bioterrorista’ y da remedios caseros”.

Tras la eliminación del mensaje, Maduro condenó la decisión de Twitter. «Es una cosa de locos; a mí me gustaría saber quién es el imbécil, el estúpido que toma de la decisión en Twitter de bloquear una receta naturista venezolana», afirmó Maduro en declaraciones a la televisora estatal Venezolana de Televisión.

Quintero se refiere al coronavirus como «expresión de la más alta capacidad científica y tecnológica alcanzada por los núcleos de poder imperial en su prontuario bioterrorista con la liga de fábricas de armas bacteriológicas bajo la fachada de laboratorios de investigación».

De acuerdo con Quintero, «el coronavirus está diseñado en laboratorios para atacar específicamente órganos del cuerpo humano de las razas chinas y las etnias latinoamericanas».

T/ Luis Ángel Yáñez
F/ Archivo CO
Caracas